Desplome del precio del gas amenaza inversiones en Vaca Muerta

Se registraron ventas a mitad del valor promedio de la Cuenca. Coincidió un período de sobre oferta y una caída de la demanda por la retracción económica.





Además de petróleo la cuenta incluye los líquidos asociados que vienen con el gas. Foto: Archivo.

Además de petróleo la cuenta incluye los líquidos asociados que vienen con el gas. Foto: Archivo.

El año pasado el presidente Mauricio Macri instaló la imagen de la tormenta para referirse a la crisis económica financiera que azota al país. Siguiendo ese concepto el mercado del gas natural, en el que la producción de Vaca Muerta es la palanca de cambio, se enfrenta desde el mes pasado a una tormenta perfecta en la que la caída del precio del fluido pone en jaque las inversiones.

El sitio especializado Econojournal dio a conocer ayer que en marzo algunas ventas de gas se pautaron a un precio de 2 dólares e incluso 1,90 por millón de BTU, es decir a la mitad del valor promedio al cual se habían negociado los grandes contratos en la última licitación.

Una serie de factores, como los que forman a una tormenta perfecta, son los que llevaron a las operadoras a vender su gas a un valor con el que no pagan sus costos de producción.


La tormenta está formada por tres factores. Por un lado está la caída de la demanda de gas producto de las temperaturas templadas que imperaron, pero además agravada por una contracción en la actividad industrial y el consumo eléctrico -que en buena medida usa gas para la generación. El segundo factor es el exceso de oferta. Hay gas de sobra durante estos meses de baja demanda interna que no logra ser paliado con las exportaciones.

En marzo el promedio diario de envíos al exterior fue de 6,3 millones de metros cúbicos por día, mientras que por falta de compradores se cerró la producción en algunos días por entre 15 y 20 millones de metros cúbicos.

Para las empresas este contexto derivará en un aumento de precio en la venta para 2020 que sí repercutirá en las tarifas del año que viene.

El tercer factor en la tormenta son los subsidios de la Resolución 46 que funcionan como una competencia predatoria contra las petroleras que no tienen la posibilidad de completar el precio con los aportes del Estado.

Desde las operadoras consultadas se indicó que “preferimos vender a 2 dólares antes que cerrar más producción” dado que advirtieron que es una situación coyuntural que se espera se revierta en mayo con la mayor demanda producto del frío.

A pesar de lo barato de este gas no se espera que marque para los usuarios domiciliarios una baja en la tarifa, pues no sólo son contratos por poco volumen sino que también la suba del dólar atenuará todo efecto.
El verdadero impacto promete verse dentro de un año. “Ninguna empresa va a invertir con estos precios y esto va a hacer que para el invierno que viene caiga la producción de gas del país”, se aseguró desde una conocida consultora.

Los pronósticos que se hacen sobre esta tormenta es que forzará a nivelar la oferta con la demanda. Este proceso implica conectar menos pozos nuevos en Vaca Muerta y por ende un menor ritmo de trabajo e inversión en los desarrollos en gas. Para las empresas derivará en un aumento del precio de venta para el invierno que viene que repercutirá en las tarifas.

En números

u$s 2
por millón de BTU fue el valor de la venta de gas que se registró en marzo. La mitad del costo de algunas licitaciones.
6,3 millones
de metros cúbicos de por día -promedio- se vendieron el mes pasado en los mercados internacionales.

Comentarios


Desplome del precio del gas amenaza inversiones en Vaca Muerta