Deuda de UPCN con el Ipross reabre reclamos y disputas

Viejas obligaciones del gremio se transforman en prioridades del gobierno, empujado por ATE. La obra social le reclama por bonos cedidos o coseguros cobrados -entre 2009 y 2017- mientras Scalesi pide una compensación por inmuebles alquilados al instituto.



La deuda reclamada se habría originado entre 2009 y 2017. Foto: Marcelo Ochoa.

La deuda reclamada se habría originado entre 2009 y 2017. Foto: Marcelo Ochoa.

La obra social provincial -Ipross- reclama una deuda por bonos cedidos y coseguros cobrados por parte de UPCN, aceptada por el gremio que, a su vez, propone una compensación parcial. Esta vieja situación se reactualizó porque ATE, que ahora integra el Consejo del instituto, reclama una postura más activa del gobierno para ese cobro.

El Ipross remitió notas a UPCN para exigir unos 13 millones por cancelaciones pendientes entre 2009 y 2017. El gremio liderado por Juan Carlos Scalesi pidió una audiencia al interventor, Alejandro Marenco. Acepta esas obligaciones, pero pide compensar porque tienen servicios -especialmente por alquileres- por cobrarle a la obra social. ATE actualiza aquella deuda y la estima en unos 50 millones.

El oficialismo está incomodo con la cuestión, pues expone su preferencia por UPCN en los años anteriores y, consecuentemente, la pasividad gubernamental en sus exigencias.

ATE presiona también con eso. “Estamos sorprendidos frente a esta deuda millonaria que mantiene un sindicato con el IPROSS y que al parecer el gobierno provincial no tiene intención de cobrar”, resaltó días pasados su secretario general, Rodrigo Vicente.

La deuda

$13.267.810
Es el monto inicialmente reclamado por el Ipross. ATE plantea su actualización y llega a los 50 millones.

En enero, Marenco remitió una carta documento a UPCN para que cancele 13.267.810,27 pesos. Un tiempo antes, su antecesor, Claudio Di Tella había formalizado otro reclamo, ya alentado por el Consejo de Administración. Esta conformación registró -el año pasado- un cambio determinante, pues UPCN fue excluido de las vocalías gremiales por primera vez en la historia del instituto y se incorporó ATE (Fabio Polizzi), manteniendo el lugar UnTER (Clara Busso).

Esta semana, UPCN reiteró su reconocimiento de la obligación y pidió una reunión con Marenco. El gremio insiste que quiere abonar la diferencia tras la compensación y recuerda que en el 2018 ofreció pagos en cuotas, pero nunca tuvo respuesta.

Un inconveniente existente sería como demostrar ambas exigencias, pues faltarían los documentos porque no existen o ya no están.

Scalesi admitió ante RÍO NEGRO que existe una deuda aunque puso reparos sobre el monto. En UPCN “dábamos tres órdenes gratis a los afiliados, ésa es la deuda” entonces “solicité al Ipross que nos informe a quien le entregaron los bonos, pero no lo tiene documentado”.

Habló de un acto de buena fe. “Reconocemos, pero también pretendemos que la obra social nos reconozca el alquiler de cuatro departamentos del Apart Hotel de Buenos Aires donde se hospedan los afiliados que se atienden allí, y el inmueble de General Conesa, y el préstamo de un edificio en El Cóndor”, aseveró el dirigente gremial.

Dijo haberlo hablado, en su momento, el tema con Di Tella, pues la idea es “mitad y mitad. Nosotros reclamamos siete millones (por alquileres) pero “no hay ningún papel”. Scalesi insistió que se acordó abonar en seis cuotas y pidió los comprobantes, pero como respuesta obtuvo que “no te puedo cobrar algo que no tengo documentado”.


Comentarios


Deuda de UPCN con el Ipross reabre reclamos y disputas