Deuda: Río Negro tiene obligaciones de 11.000 millones de pesos

La renegociación es el objetivo y ya fue pedida al gobierno nacional. La gobernadora Carreras solicitó ese auxilio al ministro de Interior, Wado de Pedro.



En 2020, Río Negro registra obligaciones por sus deudas por más de 11 mil millones de pesos. Esa suma representa casi tres masas salariales mensuales y duplica ampliamente las exigencias del año pasado.

Estos compromisos constituyen una fuerte presión para el gobierno de Arabela Carreras y explica su búsqueda de  un refinanciamiento de Nación de gran parte de los pasivos con vencimiento durante este ejercicio. Así la mandataria se lo planteó al ministro de Interior, Wado de Pedro, en un reciente encuentro donde además participó el titular de Economía de la provincia, Agustín Domingo y la secretaria nacional de las Relaciones con las Provincias, Silvina Batakis.

Carreras se fue de Casa Rosada con la promesa política de la evaluación del pedido rionegrino, como de Pedro ya se lo transmitió a otros mandatarios con iguales urgencias.
El presupuesto 2020 de Río Negro establece servicios de la deuda por 11.381 millones, entre intereses y capital.

En la cartera económica rionegrina existe preocupación con abril porque vencerán los bonos 2017 emitidos hace tres años por más de 3.000 millones y, también, se acumulan pagos de intereses. Las obligaciones del mes rondan los 4.031 millones, es decir, una exigencia que se asemejará a una masa salarial de la totalidad de los estatales.

Necesitará, sólo en abril, casi 4.031 millones. Por intereses y capital, el total para 2020 significa casi tres masas salariales mensuales del Estado provincial.

-

Allí radica la prisa provincial para llegar con un mecanismo de postergación o un auxilio nacional.  El presupuesto -según el artículo 53- autorizó al ministerio de Economía a emitir “instrumentos hasta 2.500.000.000 millones para ser aplicados al pago de obligaciones del sector público”. Este esquema propuesto se diferencia de anteriores que fijaba que el recurso sería Letras del Tesoro. Otro artículo -el 48°- permite que  la Tesorería coloque 1.000 millones en cheques diferidos, esencialmente para cancelar deuda pendiente de reciente vencimiento.

De las obligaciones, los intereses requerirá para su cumplimiento cerca de 4.700 millones de pesos. Unos 1.700 millones son aquellos derivados de los bonos del Plan Castello, con cancelaciones semestrales por unos 11 millones de dólares.

Bonos 2017

3.100 millones
Suman las obligaciones de la provincia con los tenedores en abril próximo.
2.700 millones
Esa es el monto que deberá pagar Río Negro entre julio y agosto de este año.

La mayor posibilidad de refinanciación radica en vencimientos de bonos y Letras del Tesoro, que suman unos 6.350 millones. Por bonos 2017, Economía deberá abonar a sus tenedores algo más de 3.100 millones en abril y, entre julio y agosto, otros 2.700 millones por otros instrumentos lanzados en los últimos años.

Además del presupuesto, a fin de año, la Legislatura declaró la emergencia económica y financiera. Al justificarla frente a los legisladores, el ministro Domingo decía que Río Negro no tenía  “problema de solvencia, pero los vencimientos son significativos, con dificultades para acceder al mercado. Por eso, hay que pensar en herramientas que den flexibilidad y margen de maniobra para renegociar”.

La ley N° 5429 otorga a Economía mayores facultades y, entre ellos, la plena posibilidad de “refinanciar los pasivos financieros”, a partir de la “emisión de certificados de deuda pública”. En consecuencia, se autoriza al Ejecutivo a “ceder en garantía” recursos de Coparticipación Federal y regalías


Comentarios


Deuda: Río Negro tiene obligaciones de 11.000 millones de pesos