Dina Huapi instaló contenedores para cambiar la recolección de los residuos

La Municipalidad comenzó a instalarlos en las calles. Como hizo Bariloche hace años, ahora la localidad que gobierna Mónica Balseiro busca evitar que los residuos terminen diseminados por las calles.




La Municipalidad de Dina Huapi puso en marcha la recolección diferenciada de residuos con el sistema de contenedores. En esta primera etapa comenzaron con dos barrios y se sumará un tercero desde la semana próxima.
Es un cambio que algunos vecinos resistieron en un primer momento, pero la secretaria de Obras y Servicios Públicos, María Gressani aseguró que tomaron nota de las quejas y aplicaron cambios para mejorar el servicio.

“Cuando asumimos esta gestión a finales de 2019 teníamos fondos del Plan Castello asignados para hacer una cancha de fútbol de césped sintético”, recordó Gressani.

Dijo que habían pedido autorización a Viedma para cambiar el destino de esos fondos y les permitieron asignarlos para la adquisición de un camión recolector, una máquina retroexcavadora y un camión con sistema de recolección de contenedores.

Explicó que habían comprado un camión de recolección con una capacidad reducida. A partir de la experiencia del Municipio de Bariloche resolvieron implementar el sistema de recolección de residuos diferenciados en contenedores ubicados en puntos clave del ejido de Dina Huapi.

Recordó que la recolección diferenciada en origen se hace desde hace algo más de una década en la localidad.
Eso permite que los residuos secos o húmedos “llegan en óptimas condiciones a la planta” que tiene la Asociación de Recicladores Bariloche (ARB) en el vertedero municipal de la ciudad vecina.

Gressani contó que para darle continuidad a este sistema de recolección diferenciada la Municipalidad de Dina Huapi compró con fondos propios un camión con una capacidad de 17 metros cúbicos, porque el camión más chico tenía varios problemas mecánicos.

Al mismo tiempo compraron 90 contenedores y se trabajó en un diagrama para su ubicación. Comenzaron a trabajar en una experiencia piloto, con los cuatro empleados que tiene el servicio de recolección de residuos “para que ellos participen”.

Dijo que habían resuelto iniciar con la colocación de contenedores en dos barrios, en esta primera etapa. El plan comenzó a finales de julio pasado en los barrios Luis Hansen y El Milagro y Lomas de Dina Huapi.

Gressani comentó que habían hecho toda la diagramación y se ubicaron dos contenedores, para residuos secos y húmedos.

Después, hicieron una recorrida con los dos empleados municipales que manejan los camiones para analizar si los contenedores estaban bien ubicados.

Los contenedores están ubicados en duplas, para residuos secos y húmedos. Foto: Chino Leiva

“La gente los había aceptado bastante bien”, afirmó la secretaria de Obras y Servicios Públicos.

El ejido municipal tiene 1.270 hectáreas y el Municipio solo cuenta con 4 empleados en el servicio de recolección de residuos: un chofer y 3 trabajadores para recolectar (colas de pato).

Dijo que, de acuerdo con la ubicación, los vecinos caminan unos 50 metros para dejar la basura en los contenedores. La funcionaria sostuvo que en el resto del ejido la recolección se hace como siempre.

Se acordó implementarlo en esos dos sectores como primera etapa a partir de una solicitud de los recolectores. Dijo que había además contenedores emplazados en las calles Perú, Canadá y Estados Unidos, que es colectora de la ruta nacional 40, que cruza el ejido.

“La idea era ir viendo cómo funcionaba el nuevo sistema porque el objetivo es poner contenedores en todo el ejido”, aseguró.

Adelantó que la semana próxima sumarán al sistema de recolección de residuos en contenedores al sector Altos de Dina Huapi, que está ubicado entre las rutas nacionales 40 y 23 y cerro Villegas.

Resistencia

Gressani dijo que habían recibido quejas de algunos vecinos que cuestionaron la ubicación elegida para los contenedores o plantearon que eran pocos y había que caminar mucho.

Al principio hubo un poco de resistencia de algunos vecinos. A veces es difícil dejar contentos a todos”, afirmó.

Dijo que la intendenta Mónica Balseiro se reunió con miembros de uno de los barrios que propusieron cambios en la diagramación original. Dijo que se cambiaron algunos contenedores de ubicación, se facilitó el acceso a los adultos mayores y se retiró alguno situado frente al domicilio de un vecino que se quejó. También se colocó un segundo contenedor donde se reclamaba. “Desde hace dos o tres semanas que no hemos tenido reclamos”, afirmó la funcionaria.

Señaló que el Municipio tiene además contenedores amarillos ubicados en puntos estratégicos para la recolección de plásticos, en cumplimiento de una ordenanza vigente. Consignó que los contenedores verdes son para depositar residuos húmedos y los negros para los secos.

Dijo que el próximo pasó será comprar 120 contenedores. Estimó que se necesitan entre 250 y 300 para cubrir todos los barrios, incluido Ñirihuau.


Las ventajas de un sistema probado


Una de las ventajas es que la gente puede sacar sus residuos en cualquier momento del día, sin tener que preocuparse del horario. Se evita que los perros o chimangos rompan las bolsas de basura y la desparramen por cualquier lado. Es una forma de preservar la imagen de la localidad. Y el cuidado de la salud de los empleados del servicio que pueden tener problemas de espalda porque las bolsas son muy pesadas. “No tengo reemplazos y hacen muy bien su trabajo”, destacó Gressani.


Comentarios


Dina Huapi instaló contenedores para cambiar la recolección de los residuos