Entre críticas y replanteos, Dina Huapi evalúa opciones para el saneamiento

La intendenta Mónica Balseiro dijo que el tema está en estudio. Descartó la idea de su antecesor de crear una planta depuradora en la localidad.





Lejos de aclarar el panorama, la audiencia pública realizada en Dina Huapi hace dos meses para explorar las posibilidades de un futuro servicio de saneamiento sólo agudizó las controversias sobre el tema y alejó la posibilidad de concretar inversiones en el corto plazo.

La intendenta Mónica Balseiro dijo que todavía el tema está en estudio y lo único que quedó descartado de plano es la construcción de una planta depuradora dentro del casco urbano, como lo pretendía el exintendente Danilo Rojas.

Balseiro es partidaria de construir un ducto que lleve los efluentes de Dina Huapi a la planta de Bariloche, recientemente ampliada. Pero esa variante tampoco tendría “licencia social”, según quedó en evidencia con la audiencia pública y las críticas posteriores que expuso un grupo de vecinos autoconvocados.

Sus reparos tienen que ver principalmente con la negativa a incrementar el volcado de desechos cloacales en el lago Nahuel Huapi.

La intendenta dijo que el debate sigue abierto y que hoy no es prioritario contar con un sistema de saneamiento, pero sí lo será en un futuro próximo dado el crecimiento demográfico de la localidad. “Yo no lo voy a ver en mi mandato (termina en 2023), pero este tipo de obras llevan mucho tiempo y hay que adelantarse y planificar”, explicó.

Además de encontrar el consenso más amplio posible entre los dinahuapenses, lo que está en juego es el financiamiento comprometido por el BID, que según la intendente “todavía no se perdió”.

Balseiro pasó en limpio la situación y dijo que hoy el único proyecto que tiene un estudio pormenorizado del Enhosa es la planta céntrica, en un terreno aledaño al club Danés, que ella misma descartó por inviable. “Todo lo demás hay que desarrollarlo”, afirmó.

En la audiencia pública fue expuesto el proyecto de la planta céntrica y la conexión a Bariloche como “plan B” (todavía sin estudio), pero ambas encontraron muchos reparos.

Uno de los integrantes del grupo de vecinos consideran un logro “haber frenado el proyecto original” e insisten en una solución de “volcado cero” al lago.

Según Balseiro, su gobierno nunca dejó de trabajar en el tema, y mientras gestiona la ampliación del ejido y otras obras clave para los barrios empezó a estudiar con las juntas vecinales la opción de una planta depuradora en la zona de estepa, alejada de la ciudad. Admitió que en lo operativo sería más caro, porque necesitaría enviar los líquidos por bombeo, pero es una opción más apropiada desde lo ambiental. Señaló que los desechos tratados podrían usarse para riego, y los barros para fertilización. “Es un poco más complejo, pero hay que evaluarlo”, dijo.

Algunos de los vecinos que alzaron su voz en rechazo a la planta y al ducto hacia Bariloche impulsan la instalación de biodigestores para tratar los efluentes domiciliarios.

Balseiro consderó que los biodigestores no son el método ideal porque “hay que construir cámaras grandes, al menos una por manzana, y también hay que ocuparse de los desechos. Por ejemplo con los barrios algo hay que hacer, retirarlos periódicamente y definir un destino”.

Señaló que el grupo de vecinos que plantean esa salida “se redujo bastante” y reconoció que el rechazo que exponen tiene que ver en general con “la historia de vuelco de crudos al lago” que arrastra la planta de Bariloche, “más allá de que ahora fue ampliada y funciona bien”.

Dijo que la obra de agua potable proyectada para Dina Huapi (que también fue expuesta en la audiencia pública del 12 de abril) sigue su curso sin cambios y los trabajos podrían comenzar antes de fin de año. “Ya está el visto bueno del DPA”, aseguró. La obra incluye una nueva red, infraestructura de captación y bombeo y la construcción de tres cisternas, para asegurar la provisión actual y futura de todo Dina Huapi.


Comentarios


Seguí Leyendo

Entre críticas y replanteos, Dina Huapi evalúa opciones para el saneamiento