“Donar tiempo”, el pedido de TECHO en su colecta anual

La colecta anual de la organización, que se llevará adelante a lo largo de este fin de semana, hará foco en el tiempo que los voluntarios puedan donarle al proyecto para mejorar condiciones de hábitat y vivienda en la región.

Las construcciones, una de las actividades que más realizan en TECHO.

Las construcciones, una de las actividades que más realizan en TECHO.

“Doná tu tiempo”. Bajo ese lema, la organización TECHO lanzó su convocatoria para la colecta anual, que se realizará desde este viernes hasta el domingo inclusive, de forma simultánea en todas las provincias. ¿Por qué este slogan? “La campaña tiene ese lema jugando un poco con el tiempo, que creemos que es una de las cosas más importantes que tiene una persona, y el voluntariado implica eso, poder poner el tiempo de uno en una causa”, explica Maximiliano Muñoz, Director General de TECHO en Río Negro y Neuquén.


Pero, ¿de qué se trata y a qué apunta esta convocatoria? “Tradicionalmente el foco de la colecta es movilizar voluntariado y recaudar dinero para poder financiar distintos proyectos, además de posicionar un poco la problemática con la que trabajamos a modo de denuncia de la realidad en la que viven muchas familias”, asegura Muñoz. Y para entender un poco las problemáticas, nada mejor que repasar de qué hablamos cuando hacemos referencia a esta organización.

“TECHO acompaña espacios de organización comunitaria, a los que llamamos mesas de trabajo, que son quincenales”, desliza el Director de la región. “De este espacio se desprenden proyectos de infraestructura comunitaria, entre ellos la construcción de viviendas de emergencia, que es quizás por lo que más nos conocen”, agrega, haciendo referencia a las diversas actividades que TECHO lleva adelante en todo el país. Por eso mismo, y dada la envergadura de los proyectos, es necesario sumar voluntarios.

Según explica Muñoz, “hay dos sedes en el país, la de Corrientes-Chaco y la de Neuquén-Río Negro, en las que le dimos una vuelta a la campaña y buscamos salir a recaudar horas. Lo que queremos hacer es posicionar el voluntariado en la zona y poder ampliar nuestra llegada al público objetivo, que son jóvenes entre 18 y 30 años. Queremos llegar a mucha gente que no hemos llegado anteriormente a través de redes, medios y demás. Dos, tres, cuatro o seis horas, las que crean necesarias, servirán para realizar alguna actividad en el año. A través de un formulario captamos todos los datos, y una vez finalizada la campaña nos contactamos con un mail donde les proponemos actividades”. A eso, claro, se suman diversas charlas informativas.

La convocatoria tiene una razón de ser: si bien las diversas actividades suelen contar con una buena asistencia, los equipos fijos no cuentan con tanta gente. Es el caso en la región, donde según relata Maxi, “en el equipo fijo somos cerca de 20 personas, que llevamos adelante actividades o tareas concretas dentro del voluntariado en las tres comunidades donde estamos trabajando, que son 2 de Mayo (Neuquén capital), Martín Fierro y 2 de Agosto (ambas en Cipolletti). Por fuera de ese equipo fijo generalmente en las actividades se movilizan muchas más personas”. ¿Cuál es la diferencia? “Consideramos equipo fijo a una persona que toma las responsabilidades con tareas concretas. El objetivo de la colecta es poder llegar a 800 personas que estén dispuestas a realizar una acción voluntaria durante el año, así luego tenemos la tarea de que esas personas se comprometan en el equipo fijo”.

Las mesas de trabajo se realizan quincenalmente y duran dos horas. Allí se definen las cuestiones a trabajar en los próximos proyectos.


Así como son fundamentales los proyectos que TECHO lleva adelante, también es importante comprender cómo trabajan. Según asegura Muñoz, el espacio de trabajo suele ir acompañado por un voluntario y lleva unas dos horas cada quince días. Luego de eso, llega el momento de las actividades. Por ejemplo, “la construcción de una vivienda puede durar un fin de semana, alrededor de 16 horas”.

En este momento, TECHO Neuquén y Río Negro se encuentra abocado a tres proyectos. “Además de lo que hacemos en Martín Fierro; en 2 de Agosto estamos acompañando una cuadrilla social que está realizando un trabajo de relevamiento en el barrio, más la ejecución de una posta sanitaria, para que la gente se pueda higienizar, clave en este contexto de pandemia. En 2 de Mayo acompañamos el mejoramiento de una plaza. Todos estos proyectos se organizan en estas mesas de trabajo”.

Con poco tiempo, se puede hacer mucho. Y por eso es fundamental que los voluntarios se acerquen. “Hay que pensar que quincenalmente, con dos horas, podemos acompañar con la gestión y ejecución de estos proyectos. La idea es sumar a las personas a que donen un fin de semana para acompañar un espacio y luego tratar de motivarlos para que quieran seguir aportando el trabajo codo a codo con los vecinos y vecinas. Tratamos de que sea lo menos asistencialista posible, y sea más de la formación y el trabajo en conjunto, autogestión y asociación”, explica Muñoz.

Para quienes quieran sumarse o estén interesados en hacer consultas, pueden ingresar AQUÍ para completar el formulario.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


“Donar tiempo”, el pedido de TECHO en su colecta anual