“¿Dónde está la plata?”



El lunes 19/1/2015, por un problema de salud, mi esposo me tuvo que llevar a la guardia del Hospital Castro Rendón en una ambulancia privada (porque se cansó de llamar a los teléfonos de urgencia del mismo y ninguno respondía). Ingresé a las 15:30 y después de unas horas, cuando ya me sentía mejor, empecé a mirar a mi alrededor. Veía médicos, enfermeras, personal de limpieza, sin los insumos básicos para su protección, sin guantes, ni barbijos, atendiendo a todos los que estábamos ahí, poniendo en riesgo su propia seguridad. En un momento escuché que no tenían más diclofenac, arreglándose con lo poco que les iba quedando, para atender a pacientes con toda la buena voluntad y rapidez; entrar a la guardia en segundos es tener un grupo de gente alrededor tuyo. Realmente la dedicación con que atienden a los pacientes es sorprendente. Ellos tratan todo tipo de pacientes lastimados, en mayor o menor grado, en el mejor de los casos estando en contacto con sangre, infecciones contagiosas, que ponen en riesgo su propia salud. Yo me pregunto: ¿dónde está la plata para cuidar a los que nos cuidan cuando los necesitamos, para los insumos que necesitan? Pedir un cubrecamilla, ¿es un lujo? Señor gobernador, señores del Ministerio de Seguridad Pública: se dijo que un porcentaje importante del presupuesto para el 2015 estaba destinado para Salud y Educación. Seguramente no se han tenido que hacer atender en un hospital o tener que usar un ascensor que con tanto uso son pura chapa; si alguna vez los hubiesen necesitado se preocuparían y ocuparían de esta situación. A nuestros hospitales vienen de todas partes a operarse, hacerse atender y después se vuelven a su país porque acá tienen todo gratis, no es ninguna novedad. Y esta gente, estos profesionales los atienden con la misma dedicación, no hacen ninguna discriminación, es una vergüenza para otras personas que ni siquiera pagan los materiales descartables. Todas estas personas tienen que trabajar para que les paguen el sueldo y, si les pagan, se tienen que sentir agradecidos y rendirle pleitesía por algo que tienen más que ganado y mal pago. Agradezco a todo el personal del hospital por su atención y dedicación. Fabiana Belli, DNI 20.654.937 – Neuquén

Fabiana Belli, DNI 20.654.937 – Neuquén


Comentarios


“¿Dónde está la plata?”