Dos trágicos antecedentes



NEUQUÉN (AN). Los crímenes de dos profesionales en la región han dejado sensibilizado al sistema sanitario de Neuquén y de Río Negro. El 2 de junio de 2011 un adolescente armado ingresó al centro de salud del barrio Aeroparque de Cutral Co y asesinó al médico Manuel Farías Rojas mientras estaba atendiendo. El homicidio golpeó en lo más profundo de la comarca petrolera y todo el pueblo salió a las calles en reclamo de seguridad. Un año después el agresor fue declarado responsable del crimen. En tanto en Cipolletti el 23 de marzo pasado, en la Clínica Radiológica del Sur, la travesti Laila Díaz ingresó al área de internación ubicada en el segundo piso con un arma. Exigió hablar con el médico Walter Núñez, a quien responsabiliza por el supuesto caso de mala praxis que tuvo como víctima a su madre de 81 años, que falleció recientemente. Díaz no soportó la espera, sacó un revólver y efectuó 27 disparos, uno de los cuales acabó con la vida de la laboratorista Carla Milla, que murió detrás de una mesada.


Comentarios


Dos trágicos antecedentes