El apagón histórico encendió las alarmas en la red eléctrica argentina

El gobierno nacional no supo explicar por qué una falla arrastró a todo el sistema y provocó que millones de personas quedaran sin luz durante casi todo el domingo. En las ciudades de la región el servicio tardó demasiado es ser restituido.



Congestión y corte de calle en el centro de Roca. En San Juan y Tucumán se interrumpió el tránsito para evitar problemas con los que iban a cargar combustible. (Andrés Maripe)

Congestión y corte de calle en el centro de Roca. En San Juan y Tucumán se interrumpió el tránsito para evitar problemas con los que iban a cargar combustible. (Andrés Maripe)

La falla en la red interconectada argentina, en un tendido del Litoral, que ocurrió a las 7 de la mañana de un domingo y bajo una lluvia que llevaba horas cayendo sobre la zona central del país, provocó un apagón nunca antes registrado en la historia eléctrica argentina y puso en evidencia la fragilidad del sistema. El gobierno nacional dijo ayer por la tarde que investigaban el origen del problema y aunque advirtió que el mayor empeño estaría en restituir el servicio antes que en buscar culpables, lo cierto es que entrada la noche buena parte del país y toda la región, a excepción de Bariloche que tiene generación propia y de la costa atlántica, seguían sin suministro.

Es prematuro asegurar que la falla ocurrió por una sobrecarga en la importación de electricidad desde Brasil, aunque fuentes del sector eléctrico atentas a los datos dijeron que ese es el punto en el que se inició el efecto cascada en todo el país. De hecho, en la noche del sábado, en el pico diario del consumo nacional, 400 de los 19.000 megavatios (MW) de la demanda se cubrió con electricidad brasileña.

El transporte de electricidad en alta tensión tiene dos redes en nuestro país, la de 500 kilovoltios (kV, equivalen a 500.000 voltios) y la de 132 kV, que son las que distribuyen luego local o regionalmente la energía.

Una red de electricidad trabaja con parámetros que hacen armoniosa la relación entre la demanda y la oferta: no puede tener la red más potencia que la que se demanda, dentro de rangos aceptables, ni mayor demanda de la que se genera.

Sin electricidad todo se complica, incluso para este almacenero que no oculta su desazón. (AP)

Desde el norte hasta Santa Cruz la red eléctrica funciona como un solo sistema. Al ser una isla, Tierra del Fuego es la única que queda afuera.

La falla fue en la red de 500 kV. Hubo una sobrecarga en la importación desde Brasil que estaba dentro de los rangos tolerables por el sistema, pero al parecer “desenganchó” y arrastró, en cascada, todo el sistema: tendidos de 500 y 132 kV, estaciones transformadoras y generadoras, desde las térmicas hasta las hidráulicas. Y el efecto dominó cruzó a Uruguay, cuya red está vinculada a la argentina.

Es muy raro un colapso de este tipo y aunque en nuestro país nunca había ocurrido, hay casos similares en todo el mundo, como en Nueva York y la costa oeste estadounidense en 2003.

Operadores del mercado eléctrico se mostraron ayer sorprendidos de la falta de respuesta de los funcionarios nacionales, especialmente de los que manejan Cammesa, para disponer las maniobras de restitución del servicio.

Explicaciones

El secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, dijo, 8 horas después de iniciado el apagón, que se trató de algo “anormal y extraordinario”. Sabrá qué pasó recién dentro de 10 o 15 días.

“Lamentamos los inconvenientes que están sufriendo los argentinos desde las 7 de la mañana por falta de suministro eléctrico”, dijo Lopetegui al comienzo de la rueda de prensa que compartió junto a Carlos García Pereira, director general de Transener, y Jorge Luis Soto, subgerente general de Cammesa, la autoridad del despacho eléctrico nacional.

“Lo que sabemos a este momento es que a las 7.07 se produjo una falla en el Sistema de Transporte del Litoral, fallas que ocurren con asiduidad tanto en el sistema argentino como en cualquier otro, no es algo anormal. Lo que sí es anormal o extraordinario y lo que no puede suceder es la cadena de acontecimientos posteriores que causaron la desconexión total”, dijo el secretario.

Lopetegui explicó que la “desconexión total se produce de manera automática. Son las computadoras que rigen el sistema las que lo hacen”. Eso pasa “cuando detectan desequilibrios que pudieran causar un daño mayor y en milisegundos se desconecta el sistema para protegerlo”.

“Es decir que acá no hubo ninguna alerta”, reconoció el secretario de Energía y adelantó que ahora las empresas “tendrán entre 10 y 15 días para dar un informe completo de los motivos” que generaron este gigantesco apagón.

A partir de esos informes “vamos a tomar las medidas que se deban tomar para que no se repita y adoptar sanciones”, dijo.

Yacyretá negó que la falla se hubiera originado en la central.

La región padeció el corte de energía por más de 13 horas

Después de más de 13 horas sin electricidad, el servicio comenzó a normalizarse en Neuquén y en el Alto Valle de Río Negro alrededor de las 20.15. Algunos barrios de la capital neuquina, Piedra del Águila, Junín de los Andes y San Martín de los Andes fueron los primeros centros urbanos de la Provincia en reconectarse. Después de las 21 la prestación del servicio volvió en Centenario y Plottier.

Fuentes del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) informaron que tras varios intentos fallidos de conectarse a la red de 500 kV, comenzó la conexión a 132kV que paulatinamente iba restableciendo el sistema anoche.

“Dadas la sucesivas maniobras infructuosas por parte de Cammesa y Transener que se llevaron a cabo para poner en marcha el sistema de 500 kV, nuestro esfuerzo se centra en generar en isla sobre nuestro sistema de 132kV”, indicaron desde el EPEN.

Los gobiernos provinciales criticaron la demora y las políticas para restablecer el servicio.

El más duro fue el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck, quien a través de la redes sociales mostró su disconformidad. “En lugar de preocuparse por sus amigos de la empresa distribuidora, las autoridades de Cammesa deberían estar ocupados en que no padezcamos estos apagones. Río Negro y Neuquén producimos el 25% de la energía del país ¿seremos los últimos a los que nos devuelvan la electricidad?”, tuiteó a las 18.

“El gobernador Omar Gutiérrez se ha comunicado personalmente con el Secretario de Estado de Energía, Gustavo Lopetegui, para exigir una pronta solución”, posteó Sebastián González, ministro de Gabinete de la Provincia de Neuquén.

El blackout de Nueva York en 2003

El 14 de agosto de 2003, casi dos años después del atentado a las Torres Gemelas, hubo un apagón en el noroeste de Estados Unidos y el este de Canadá. Desde las cuatro de la tarde, un importante corte eléctrico dejó sin luz alrededor de 50.000.000 de personas. El suministro eléctrico no se restableció completamente hasta cuatro días después.

La región no tiene reserva fría

Villa La Angostura, Bariloche y El Bolsón son casos raros en la región porque, como tienen centrales a gasoil instaladas en sus ejidos, ayer tuvieron luz, aunque fuera parcialmente.

En Bariloche hay una central de 20 MW que le dio energía al centro. En El Bolsón Edersa mantiene su usina y Villa La Angostura no está interconectada.


Comentarios


El apagón histórico encendió las alarmas en la red eléctrica argentina