El Balcón del Valle es uno de los escenarios clave para el caso

Allí estuvieron Nicolás y Alejandra en auto la noche que la joven desapareció. ¿Ella se bajó como asegura el detenido o se fue con él, como dice la acusación?

NEUQUEN (AN)- Nicolás Rinaldi, detenido el sábado por el asesinato de María Alejandra Zarza, quedó en el medio de una pulseada judicial que recién comienza. De un lado está la acusación, que trata de acumular pruebas para demostrar que no es inocente; del otro la defensa, que intentará cuestionar esas pruebas. El Balcón del Valle es uno de los escenarios clave en los que se libra esta batalla.

En ese lugar ubicado en el norte de la ciudad estuvieron juntos Nicolás Rinaldi y la víctima la noche del martes 19 de febrero pasado, a bordo de un Volkswagen Polo. Lo que pasó después apenas puede vislumbrarse; la luz recién regresa el martes siguiente, cuando el cuerpo de la joven aparece en una laguna de Valentina Sur sin rastros de su embarazo.

Nicolás brindó, a la justicia y a la prensa, una versión de lo que sucedió en el Balcón: dijo que después de discutir, Alejandra descendió del vehículo y él se fue dejándola sola. Incluso pidió perdón por haber abandonado a una mujer embarazada en ese lugar y cerca de la medianoche. Fue el único error que estuvo dispuesto a reconocer.

Pero la acusación habría reunido elementos suficientes para dar por probado que Alejandra no se bajó del Polo gris.

Ese es uno de los momentos clave en este crimen, y de su resolución depende en buena medida todo lo que se cree que pasó después.

Si Alejandra se bajó del automóvil y Nicolás regresó al cine, como él asegura, el criminal podría ser otro. Alguien que la sorprendió sola en las cercanías del Balcón del Valle y se la llevó consigo, por ejemplo.

Pero si Alejandra no bajó del vehículo y en cambio se fue junto con Nicolás a un lugar que por ahora de desconoce, la situación del joven detenido el sábado queda más comprometida.

La acusación tendría dos elementos para apoyar su hipótesis.

Uno es la declaración de un taxista que esa noche estaba en el Balcón y asegura haber visto a los jóvenes en el Polo. Este testigo declaró hace ya mucho tiempo, señaló el sitio donde estaba estacionado el automóvil con la pareja, dijo que los vio discutir, en determinado momento el varón sacudió por los hombros a la mujer y después observó que se iban juntos.

Su declaración coincidiría con lo que admitió el propio Nicolás respecto del lugar donde estacionó el automóvil para conversar con Alejandra. Ahora, esa testimonial de Nicolás no puede usarse en su contra porque pasó a ser imputado.

Pero los investigadores tendrían otro elemento que, según creen, compromete al joven: es la pericia que realizó Guillermo Polischuk, un experto de la policía bonaerense convocado especialmente para trabajar en este caso.

Polischuk es geólogo, y se especializa en comparar muestras sedimentarias de vegetales y minerales. Como un sabueso rastreador, puede detectar dónde estuvo una persona o un vehículo por las micropartículas que se adhieren a sus ropas o a la carrocería.

Durante semanas, el experto analizó en su laboratorio de La Plata las partículas adheridas a las ropas que vestían esa noche Alejandra y Nicolás. También examinó las alfombras y el tapizado del Polo. Poco tiempo atrás estuvo en Neuquén, recogió más muestras, y por fin llegó a una conclusión.

El trabajo completo de Polischuk todavía no está incorporado al expediente. Pero a través de algunas fuentes pudo saber que sus conclusiones acuden en auxilio de la acusación. De manera científica, estaría demostrado que Alejandra no se bajó del automóvil en el Balcón del Valle.

Los tiempos de la detención del imputado

NEUQUEN (AN).- Nicolás Rinaldi está alojado en una celda especial, al lado de la comisaría Segunda, aislado de otros detenidos y con vigilancia especial para evitar que sufra algún inconveniente de cualquier naturaleza. En ese lugar estará, como mínimo, hasta mediados de junio, y como máximo el resto de su vida porque lo acusan de delitos que se castigan con prisión perpetua.

Según trascendió ayer, el joven está algo deprimido por la situación que atraviesa. "Ni se imaginaba que lo iban a detener, creía que era una pista abandonada por los investigadores. Lo tomó por sorpresa", dijo una de las fuentes consultadas por este diario.

Por disposición judicial, está vigilado día y noche. "Es un diamante, el preso más delicado que tiene en este momento la provincia", admitió otro vocero.

Si Nicolás es indagado esta semana, después deberá esperar diez días hábiles para saber si el juez le dicta falta de mérito (en cuyo caso recuperará la libertad) o lo procesa con prisión preventiva.

En este segundo caso su abogado podrá apelar, el expediente irá a una de las Cámaras Criminales que pueden revocar el procesamiento (en este caso, saldrá libre) o confirmarlo, lo cual habilitará a la defensa para una nueva apelación ante el Tribunal Superior de Justicia.

Siempre en la peor de las hipótesis para el joven, si en todas las instancias le confirman la detención deberá permanecer en su celda hasta la fecha del juicio oral. Por lo complejo de la causa, difícilmente el debate se realice antes de que pase un año.

La indagatoria a Rinaldi podría postergarse

NEUQUEN (AN)- El juez Alfredo Velasco Copello dijo que fijó para mañana la indagatoria de Nicolás Rinaldi, aunque "es posible que el abogado defensor pida una postergación porque el expediente es muy voluminoso".

En cambio el defensor del joven, Julio Maestre Olaciregui, aseguró que "el juez no fijó la fecha de la indagatoria". Recién cuando lo haga decidirá si pide prórroga o no.

En un breve contacto con "Río Negro" cuando salía de su despacho, Velasco Copello dijo que "fijé la fecha de la indagatoria para el miércoles pero el abogado me dijo que posiblemente pida una prórroga. Es razonable porque el expediente es voluminoso".

La causa tiene ya 17 cuerpos -no 13 como se venía informando- es decir 3.400 fojas. Maestre Olaciregui comenzó a leerlas ayer y a sacar fotocopias de los tramos que considera más importantes. Para eso pasó casi todo el día en el Tribunales.

El juez no quiso adelantar cuál es la acusación que formulará contra Nicolás cuando lo cite para tomarle declaración indagatoria. "La intimación es más amplia, el cargo por homicidio que se le notificó fue a los efectos de la detención", explicó.

Hasta donde se sabe, Nicolás será acusado formalmente como partícipe en la desaparición forzada de María Alejandra y su posterior muerte violenta. También le podrían adjudicar responsabilidad sobre el destino del bebé que la joven llevaba en el vientre desde hacía siete meses y tres semanas, y del cual no hay rastros. Ni siquiera se sabe si está vivo o muerto.

Para los investigadores el joven Rinaldi no actuó solo sino que tuvo cómplices, quizá dos. Al menos uno de ellos tiene conocimientos médicos aunque su especialidad no es la ginecología.

Maestre dijo a "Río Negro" que la defensa de Nicolás será encarada por "un equipo de abogados, médicos y psicólogos", pero admitió que sus nombres "todavía no están definidos". El abogado no es especialista en derecho penal, por lo que está buscando a un conocedor de la materia que acepte ayudarlo en el ejercicio de la defensa.

Otras fuentes indicaron que los Rinaldi ya habrían hablado con tres abogados penalistas pero no lograron un acuerdo con ninguno.

El primero que visitaron, fue en la época en que Alejandra aún estaba desaparecida. Al segundo lo vieron semanas atrás; se trata de un experto que incluso llegó a interesarse por el expediente pero finalmente no aceptó ejercer la defensa.

Con el tercero habrían conversado hace poco, y les pasó un presupuesto que los familiares del detenido consideraron demasiado elevado.

Las mismas fuentes indicaron que las cifras de honorarios que se manejan tienen, por ahora, un piso de 50.000 pesos y un techo de 80.000 pesos.


Comentarios


El Balcón del Valle es uno de los escenarios clave para el caso