El Banco Patagonia se quedó con el Sudameris

La entidad regional tomará el control del Sudameris tras el acuerdo que incluye una capitalización de la nueva entidad por 100 millones de dólares. Entre ambas tienen 126 sucursales.



El Banco Patagonia dio ayer un gran paso en la búsqueda de la consolidación como una de las entidades nacionales de mayor importancia en el mercado, al acordar la fusión con el Banco Sudameris Argentina SA.

La entidad patagónica, cuya mayor actividad está desplegada en Río Negro, acordó con el Sudameris una oferta inicial destinada al intercambio de acciones entre las partes y una vez obtenidas las correspondientes aprobaciones normativas y legales, se hará la fusión efectiva de ambas entidades.

Si bien la información oficial sólo habla del acuerdo, lo cierto es que el banco Patagonia tomará el control del Sudameris, por el que estaba en una puja con el Itaú y el Banex.

No se dio ninguna precisión sobre la denominación del nuevo banco, pero trascendió que se llamaría Banco Sudameris Argentina SA.

Se indicó que "para generar las mejores condiciones para el futuro desarrollo de sus negocios, la nueva entidad llevará a cabo en los próximos meses un aumento de capital de 100 millones de dólares y recibirá aportes financieros complementarios".

La entidad continuadora seguirá contando con la participación accionaria y el apoyo técnico de Intesabci.

Entre las dos entidades que se fusionaron cuentan en la actualidad con 126 sucursales en todo el país, de modo que el Patagonia logrará acceder a provincias argentinas en las que estaba ausente. Logrará así dejar la caracterización de entidad regional para alcanzar reconocimiento nacional.

El personal que trabaja para el Patagonia y el Sudameris en la actualidad alcanza a 1.600 personas.

Cuentan en conjunto con 55.000 cuentas corrientes, 830.000 cajas de ahorro, 370.000 tarjetas de crédito y 680.000 tarjetas de débito.

Tal como adelantó "Río Negro" días atrás, la entidad dirigida por Jorge Stuart Milne había mostrado su interés por el Sudameris. "Estamos analizando diversas alternativas, pero no hay nada cerrado", sólo atinó a comentar el presidente del banco Patagonia, ante la consulta de los medios.

Desde el inicio de la crisis financiera, el banco Patagonia busca ampliar su actual espectro de acción. Hace poco participó en la compulsa por el Scotiabank, pero, por una mejor oferta, esta última entidad quedó en manos del banco Macro/Bansud y Comafi.

Con la oficialización de la fusión se acordó que los italianos, a través del grupo Intensa, seguirán participando del capital del banco, pero como accionistas minoritarios.

El Sudameris habría elegido al Patagonia, se dijo, por recomendación de la consultora de origen francés que los asesoró en la operación.

Oportunamente el Sudameris aclaró que, cualquiera fuera el resultado de las negociaciones "está garantizada la continuidad operativa de la entidad. Los clientes del banco no deben preocuparse, sus ahorros no corren ningún tipo de peligro".

La retirada del Sudameris de la Argentina es parte del achique de Intesa BCI en toda América Latina. En la región existen dos sucursales: una en Roca y otra en Neuquén. La retirada había sido anticipada un mes atrás por los italianos. "Estamos redireccionando nuestro foco de atención", había dicho en setiembre un directivo del grupo.

(Redacción central)


Comentarios


El Banco Patagonia se quedó con el Sudameris