El camping ya no es una opción gasolera

Hasta 1.200 pesos por día puede salirle a una familia acampar en Bariloche. Los precios no distan tanto del costo de un hostel. A pesar de eso, un público fiel los elige cada año.

#

El contacto directo con la naturaleza, en especial durante la temporada de verano, es uno de los atractivos más valorados por quienes viajan a Bariloche y al parque nacional, donde abundan las áreas de acampe que permiten experimentar esa cercanía tan buscada.

Pero el plan que entusiasma cada año a miles de visitantes puede no resultar tan conveniente desde lo económico. Para una familia compuesta por dos adultos y dos niños de menos de 12 años, el costo de alojarse en un camping esta temporada, va de los 1.000 a los 1.200 pesos diarios.

Los precios no están tan lejos de lo que cuesta un hostel, que en algunos casos -ampliación mediante- pasaron a integrar la oferta de los propios campings.

Pero el público de estos complejos es fiel y no duda en invertir lo ahorrado para las vacaciones en unos días de descanso cerca del lago, con sombra abundante y otros insumos intangibles que cotizan alto, como el silencio y el aire puro.

Una buena parte de los turistas que llegan por estos días son “reincidentes”, al punto de que algunos administradores y propietarios de camping aseguran que hasta un 50% de sus huéspedes ya estuvieron con anterioridad y deciden volver.

Hay modalidades y perfiles muy distintos en este tipo de turismo. Están los que viajan en familia y buscan un ambiente de tranquilidad que contraste con el ruido de la ciudad y la estrechez del departamento céntrico.

También están los mochileros -adolescentes y jóvenes en su mayoría- que se mueven en grupos, con guitarras y otros instrumentos, que disfrutan de alargar las noches y detestan “la regla de las 24”, que obliga a suspender a esa hora cualquier fogón o fiesta.

Clara Vereertbrugghen, del camping Los Baqueanos dijo que la demanda se mantiene estable año tras año y no hay grades cambios. Señaló que en su caso trabajan con clientes fijos, residentes de Bariloche, y también con “gente que se instala todo el verano”.

Los Baqueanos está ubicado en la cabecera sur del lago Gutiérrez y es uno de los más grandes de Bariloche. El predio cuenta con 10 hectáreas y ofrece actividades como kayak y cabalgatas.

Colonia Suiza es un clásico del campamentismo desde los años 60. La pequeña aldea ubicada al pie del cerro López, a 25 kilómetros de Bariloche, tiene ofertas de distinto tipo. Entre los más cercanos a la ciudad está el Selva Negra al que concurren mochileros, que suelen llegar a pie desde el centro. La tarifa es de 400 pesos por persona y 370 pesos para estadías prolongadas.

Uno de los pioneros

Algo más allá, a la altura del kilómetro 5,8, está el camping El Yeti. Juan Carlos Gerez, está a cargo desde hace 33 años y asegura que El Yeti nació en 1963 como “el primer camping organizado de Bariloche”.

“La gente quiere bosque, y quiere también buenos servicios -afirmó-. Nosotros tenemos turistas que vienen todos los años. Diría que el 50% es público que repite”, dijo Gerez.

Pero Gerez reconoció que el sector está lejos de sus mejores momentos. Señaló que “hubo crisis graves como el hantavirus, en 1997, la erupción volcánica de 2011, la crisis económica de 2001, y esta crisis de ahora que también se siente. Años atrás el camping se llenaba, ahora siempre hay lugar”.

En El Yeti, además de espacios para carpas o casas rodantes hay cabañas y dormis, monoambientes y bungalows para 4 personas. Una originalidad son las parcelas para acampar con baño privado, que no tiene costo extra para quienes se alojen seis o más días.

Además, cuenta con quinchos, pileta, tobogán de agua, jacuzzi y cancha de paddle. Según Gerez, los camping siempre tuvieron gran atractivo, “pero todo cambia y aparecieron los hostels, que son una competencia fuerte”. En El Yeti acampar cuesta 350 pesos por día y por persona.

Servicios y tranquilidad

Otra opción con mucha tradición es el camping Petunia, que cuenta con una idílica playa de arena sobre el lago Nahuel Huapi, en el kilómetro 13,5 de Bustillo. Su titular es Valeria Warokuiers, quien explicó que la oferta se diversificó con el tiempo para satisfacer a todos los públicos.

“Para mejorar y agregar servicios yo me fijo mucho en lo que escriben en las redes”, dijo la mujer y agregó que la gente pedía Wi Fi y hoy hay en casi todos los campings, aunque con pocos megas.

Allí, además de colocar la carpa propia es posible arrendar una “carreta” con cobertura de lona y cuatro camas, al modo de un dormi. También hay cabañas para cuatro personas y un hostel, a un costo de 450 pesos la habitación compartida. Acampar cuesta 380 pesos para los mayores.

A Petunia llega mucha gente de grandes ciudades, de Buenos Aires y del interior y saben lo que necesita el acampante. “Buscan privacidad, silencio y mejoras en los baños. La seguridad es muy importante. Hay sereno toda la noche y pueden dejar sus cosas sin riesgo”, dijo Warokuiers.

El 50% de los turistas que llegan a los campings ya estuvo allí y decidió volver.
Marcelo Martinez

En los campings, los turistas tienen la posibilidad de relacionarse con gente de otros lugares.

Marcelo Martínez

Una combinación de paisajes y buenos servicios es lo que busca la gente.
Marcelo Martinez

Comparar precios | Los más y los menos

Los Baqueanos. El precio es de 400 pesos para los adultos y de 200 pesos los niños de 4 a 12 años. Pasar el día cuesta 250 pesos ( y 125 los menores).

Goye cobra 250 pesos y los menores no pagan. También cuenta con cabañas equipadas para cuatro por 2.200 pesos.

Camping sin servicios. El costo varía entre los 200 y 300 pesos. Hay algunas quejas por la precaria contraprestación.

En algunos campings creen que este año será mejor a los anteriores y que la actividad va a repuntar porque “la devaluación beneficia mucho a Bariloche”.

Las playas exclusivas suelen ser lugares tranquilos.
Marcelo Martinez

Dato

Datos

En algunos campings creen que este año será mejor a los anteriores y que la actividad va a repuntar porque “la devaluación beneficia mucho a Bariloche”.
50
opciones para acampar suma Bariloche si se agregan los campings de los alrededores del Parque Nahuel Huapi.

Comentarios


El camping ya no es una opción gasolera