El clásico de Roca terminó con un chico herido de bala

Un chico de 12 años se encuentra internado en una clínica de esta ciudad tras recibir un disparo de arma de fuego cuando estaba a pocos metros de la cancha de Argentinos del Norte y en inmediaciones a su vivienda particular.



#

Anoche hubo un operativo en el lugar del hecho para buscar evidencias. Foto: Andrés Maripe

Violencia tras un partido

La propia presidenta de la entidad, la legisladora Tania Lastra (Juntos Somos Río Negro), no descartó que el proyectil haya salido de una pistola tumbera de los propios integrantes de la barra brava del club.

Ya habían pasado varios minutos de la finalización del encuentro en el barrio Tiro Federal, donde el local empató 1 a 1 con su clásico rival, Deportivo Roca. Fue cerca de las 17:45, en la intersección de San Luis y Don Bosco, que los efectivos de la Comisaría 21ª tuvieron que intervenir para disipar un enfrentamiento a piedrazos que habían iniciado los barras de los dos clubes.

Ante los incidentes, el papá del menor herido le recomendó que vaya a su casa, pero al cruzar la calle recibió el impacto de bala que le dio de lleno en la parte trasera del muslo izquierdo. El chico cayó al suelo en medio de un charco de sangre.

Su familia rápidamente llamó un taxi y lo trasladó al nosocomio, donde fue asistido en la sala de guardia por la importante hemorragia que estaba sufriendo. La bala le cruzó la pierna y le perforó una arteria, indicó una fuente médica. El chico fue derivado luego en estado delicado aunque estable al sanatorio Juan XXIII, donde se analizaba una posible intervención quirúrgica.

Anoche la legisladora Tania Lastra aseguró que, según la información que recibió, el proyectil salió de una pistola tumbera de una fracción de la hinchada de su propio club “La banda del Norte”. El fiscal Luciano Garrido llegó cerca de las 20 al lugar de la agresión para acompañar las primeras pericias. Aseguró que por el momento son varias las hipótesis que se abrieron en torno al caso.

Agencia Roca


Comentarios


El clásico de Roca terminó con un chico herido de bala