El clásico estuvo cerca de teñirse de rojo

Independiente fue más, pero empató 2-2 con River. Polémica por dos supuestos penales no cobrados por Pitana.



#

Ponzio fue lo mejor de River, mientras que Farías, si bien no marcó, subió mucho su nivel con respecto a los últimos partidos.

FBaires

Independiente mereció más y dispuso de chances para lograr un triunfo que se vislumbraba clave en la pelea por salir de la zona de descenso, pero no supo definirlo, River aprovechó las que tuvo y el clásico jugado en el Libertadores de América terminó 2-2.

El partido fue emotivo y con alternativas cambiantes en el resultado. Independiente tomó la iniciativa desde el comienzo y, rápidamente, beneficiado por las indisimulables falencias defensivas de River, se encontró en ventaja. A los 3’ Osmar Ferreyra envió un centro rasante desde la izquierda, la pelota cruzó el área y Hernán Fredes, ingresando por el segundo palo, la empujó al gol.

A partir de entonces fue todo del local que pudo ampliar a los 12, cuando Paulo Rosales le robó el balón a Gabriel Mercado y habilitó a Fredes, cuyo remate fue desviado por Daniel Vega. El balón le cayó a Ernesto Farías, pero el envío rozó en un hombre de River.

El equipo dirigido por Américo Gallego tuvo otra oportunidad a los 15. Farías controló la pelota de pecho ante la mirada de los centrales de River y sacó un disparo que fue mandado al córner por Vega.

River era apenas una sombra, repetía una y otra vez errores en defensa y no lograba dar tres pases consecutivos de mitad de cancha hacia adelante.

Cuando menos lo merecía y a través de una acción originada con pelota parada consiguió la igualdad. A los 21 Leo Ponzio ejecutó un preciso tiro libre desde la derecha que Bottinelli, llamativamente solo frente al arco, cabeceó al gol.

El empate pareció cambiarle la mentalidad a River, pero eso fue apenas un espejismo, ya que el equipo de Almeyda no tardó en caer nuevamente en la intrascendencia del comienzo.

El principio de la segunda etapa mostró nuevamente a Independiente decidido a buscar el arco Millonario. A los 14’ se repitió la jugada del gol. Ferreyra envió otro centro desde la izquierda, pero esta vez Fredes no tuvo puntería y a dos metros del arco envió la pelota por encima del travesaño.

Tan esquiva parece ser la suerte para Independiente que un minuto más tarde, y pese a que no había hecho nada, River se puso en ventaja. Ponzio jugó rápido un tiro libre con Daniel Villalba, éste envió un centro desde la derecha, el colombiano Fabián Vargas rechazó de cabeza y la pelota le cayó al uruguayo Carlos Sánchez, quien de volea ubicó el balón junto al palo derecho de Navarro.

Pese al golpe que significó el gol de River, Independiente fue en busca de la igualdad, y la consiguió a los 25. Cáceres tomó un rebote sobre el sector derecho, envió un centro largo que Roberto Battión bajó sobre el segundo palo, Daniel Vega, quien fue figura a pesar del error, falló en la salida y Galeano, sobre la línea, empujó la pelota al gol.

Hasta el epílogo, el local buscó el triunfo y mereció mejor suerte, pero algunas falencias a la hora de definir le impidieron quedarse con el ansiado triunfo.


Comentarios


El clásico estuvo cerca de teñirse de rojo