El coronavirus impulsa cambios en Vaca Muerta

Desde el home office, a la prohibición de viajar o compartir el mate, las empresas con eje en la formación buscan blindarse del avance de la pandemia. Las operaciones en el campo no se suspenden pero se evalúa la disminución de equipos.

Redacción

Por Redacción





El avance del coronavirus cambió en cuestión de días la forma en la que se trabaja en prácticamente todas las empresas del país y las firmas que operan en Vaca Muerta no son la excepción. Desde las operadoras se elaboraron detallados protocolos de actuación con cambios que van desde el trabajo desde el hogar en forma obligatoria, hasta la prohibición de viajar en avión o incluso la de compartir el mate.

Ante este escenario, las firmas que operan en Vaca Muerta se encontraron con algunos avances que representaron una ventaja a la hora de tomar estas medidas, como son la cantidad de controles y monitoreos que se realizan de forma remota, y la extensión para ello de las redes de fibra óptica aún en medio de los campos petroleros.

La geonavegación es una de las tareas que desde hace años es monitoreada a distancia, no sólo desde las salas de control que a veces están en las oficinas centrales de las áreas y otras veces en Neuquén capital o Buenos Aires, sino incluso desde las oficinas centrales de las petroleras en Estados Unidos.

Es por esto que la ampliación del home office fue más sencilla, incluso para aquellos empleados que, por ser parte de los grupos de riesgo, tuvieron que obligatoriamente quedarse en sus casas desde antes de la orden nacional de licencias.

Es que la mayoría de las operadoras de Vaca Muerta tomaron estas medidas con anticipación, y las aplican desde hace más de una semana.

Entre las recomendaciones que muchas firmas incluyeron en sus protocolos se encuentran las de evitar las reuniones personales, utilizando para ello sistemas de teleconferencia. Y en caso de no poder hacerlo, se fijó como parámentro que en los encuentros no haya más de diez personas o de una persona por metro.

Algunas compañías instrumentaron horarios flexibles de trabajo para evitar que sus empleados usen el transporte público en hora pico.

A su vez, se aplicaron en varias firmas horarios flexibles de ingreso y egreso para evitar que los empleados usen el sistema público de transporte en las horas pico. Y algunas firmas llegaron a limitar la cantidad de personas que por cada vez pueden subir a sus ascensores.

Los viajes, tan usuales en las firmas petroleras, fueron reducidos a su mínima expresión, y la mayoría de las firmas anunció que sólo se autorización aquellos viajes dentro del país que sean autorizados por los supervisores correspondientes, dado que se busca evitar el paso de los trabajadores por los aeropuertos. Aunque ahora la medida quedó diluida por la prohibición de los vuelos.

En los yacimientos, donde hay tareas que deben ser realizadas en persona, se recomendó extremar los cuidados, en especial en lo que hace al lavado de manos. Y para ello varias firmas remarcaron que el alcohol en gel sólo debe ser usado si el trabajador tiene las manos limpias.

Otras recomendaciones generales se aplican también en los campos petroleros, siempre siguiendo los parámetros dispuestos por Nación y la Organización Mundial de la Salud. Entre ellos se pide a los trabajadores que eviten saludarse con contacto físico, que no compartan el mate e incluso que no circulen por las locaciones y oficinas más allá de lo estrictamente necesario.

En tanto que los mismos recaudos están siendo pedidos a las empresas contratistas.

En lo que hace al funcionamiento de los equipos de perforación, pulling y workover, el gobierno de Neuquén informó que a la fecha ninguna compañía informó que se reducirán sus trabajos programados. Sin embargo varias firmas ya anticiparon que, por precaución, cuando un equipo termine el trabajo que está haciendo no iniciará el siguiente.

En las estaciones de servicio también se extremaron los cuidados.

Gestiones online para los consumidores

Con el objetivo de reducir al mínimo el contacto interpersonal otras empresas del rubro energético también lanzaron campañas por medio de las cuales instan a sus usuarios a utilizar sistemas de gestión online.

Uno de los casos son las estaciones de servicio en donde firmas como YPF propusieron a los conductores que usen la aplicación para comprar anticipadamente la carga y evitar así abonar en efectivo.

Pero también otras empresas como son Camuzzi y en general las enroladas en Adigas, la cámara del sector, convocaron a los clientes que compran garrafas a realizar el trámite por medios electrónicos para reducir también la atención a grandes masas de público.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El coronavirus impulsa cambios en Vaca Muerta