El Curi Leuvú recupera su caudal y lleva alivio a Chos Malal

La bajante del río durante el verano impidió el normal abastecimiento de agua potable y para riego. Se mantendrá para casos de emergencia el sistema alternativo del río Neuquén.



#

El curso de agua que nace en el volcán Tromen se utiliza para irrigar la zona productiva de la localidad.(Foto: juan carlos parada )

Paulatinamente el río Curi Leuvú, desde donde se abastece de agua a la planta potabilizadora de Chos Malal recupera su caudal. La lluvia y las neviscas que se registraron en las últimas semanas hizo que el río comenzara a recuperarse de la sequía extrema que obligó a realizar una captación del río Neuquén para garantizar el agua para consumo y riego de zonas productivas.

Ambos brazos del curso de agua habían quedado desprovistos de agua debido a la sequía que afectó a principios de año a la región y que complicó a Chos Malal y a la que otras localidades del interior.

La zona fue azotada por una de las peores sequías de las últimas décadas y los problemas con el abastecimiento de agua potable para la comunidad se hicieron sentir de inmediato , afectando también al sector productivo, quienes reclamaban por el agua para riego de sus parcelas.

Esta situación obligo a poner en marcha un plan de emergencia que consistió en la captación de emergencia desde el río Neuquén y aunque ahora nuevamente Chos Malal se abastece desde el río Curi Luevú como históricamente lo ha hecho, la captación desde el Neuquén continuará habilitada para casos de emergencias climáticas.

En Chos Malal, la planta desde donde se distribuye el agua potable a la comunidad se abastece del río Curi Leuvú a través del canal norte y del sistema de bombas situadas en el canal sur.

Para evitar que ante nuevos períodos de sequía los vecinos padezcan las consecuencias por la falta del vital elemento, es que se trabaja en la obra de un nuevo acueducto desde el río Neuquén, que estiman estará finalizada para el próximo verano.

Allí, para paliar la emergencia se realizó la captación y se colocó un sistema de mangas hasta la planta potabilizadora para salir del paso. Además durante un par de meses, los productores de la localidad fueron asistidos con camiones cisternas para el riego de sus plantaciones. La ayuda llegó desde el ministerio de Producción y Turismo, que comanda José Brillo, y alcanzó a unos 100 productores de la localidad. En su momento se prometió también el relevamiento de la red de canales para modernizar la captación de agua.

Aprovechando la obra de emergencia que posibilitó que se abasteciera a la planta desde el río Neuquén se realizara el acueducto de unos 1.700 metros.

Dicha captación está situada a unos 400 metros de la confluencia de ambos ríos y resta definir la traza final del acueducto que será la obra que garantizará, en períodos de bajante de ríos, la provisión de agua cruda para luego ser potabilizada en la planta.

El dato

Datos

1.700
metros lineales tendrá el acueducto de emergencia que estaría finalizado el próximo verano.

Temas

Agua potable

Comentarios


El Curi Leuvú recupera su caudal y lleva alivio a Chos Malal