El Depo, cada vez más cerca

<b>El empate ante Alvarado en Mar del Plata lo deja bien posicionado para concretar el ascenso en casa.</b>



MAR DEL PLATA (Walter Rodríguez, enviado especial).- El termómetro de la euforia tuvo su punto máximo en los primeros 10 minutos de partido y todo parecía de Alvarado. Pero Deportivo Roca le puso paños fríos al calor del ‘Torito’, estuvo a la altura de una final por el ascenso y exhibió a tiempo sus virtudes para llevarse un valioso 2-2, que le abre un buen panorama de cara a la revancha a jugarse el domingo a las 15:30 en el Luis Maiolino.

Ante un “José María Minella” que tuvo un marco de más de 15.000 personas, todas de azul y blanco ya que el encuentro fue sin público visitante, el Depo se repuso de un comienzo lleno de dudas y estuvo muy cerca de traerse una victoria, ya que supo dar vuelta un resultado adverso y lo pasarlo a ganar 2-1 después de una nueva aparición de Cristian Taborda.

Reaccionó a tiempo

Roca no pudo tener un peor comienzo. Alvarado asumió el rol protagónico de inmediato y ante sus simpatizantes, que coparon medio estadio (la otra parte no fue habilitada), se fue encima del Depo que evidenció serios problemas defensivos en ese lapso inicial.

Apenas se había jugado tres minutos cuando, en una pelota al área, Gastón Erviti le pegó mordido desde afuera y en el recorrido defectuoso del balón apareció Diego Galeano, quien desde una posición dudosa venció a Darío Sand.

Al Naranja le costó varios minutos salir del pozo. El nerviosismo invadió la última línea y dentro de ese contexto, Alvarado estuvo a punto de aumentar cuando Villalba, de media vuelta y ante un quedo de Mauro Palomeque, remató apenas afuera.

Pasado el temblor, el Naranja puso los pies sobre la tierra y se metió en la final. Alejo Gelatini comenzó a hacerse de la pelota y Fernando Fernández dijo presente por la banda derecha cuando a los 15 minutos asistió a Taborda, quien de espaldas al arco casi iguala las cosas.

De todas maneras, a Roca le costaba mucho encontrar soluciones en el sector derecho de su defensa. Galeano, también apuntalado por Roberto Cornejo, fue una pesadilla para Maxi Acosta, fundamentalmente en el primer tiempo. Por suerte para el equipo de Ricardo Pancaldo, de tres cuartos hacia adelante, el Naranja comenzó a demostrar por qué está en la fina, y estuvo a punto de justificarlo con un disparo que se fue apenas alto por parte de Fernández, después de una gran asistencia de Taborda.

Cinco minutos después de esta jugada, a la media hora de partido, Christovao lo bajó a Colo López y desde ese tiro libre, el Depo llegó a la igualdad: Fernández tomó el tiro, y mientras las parejas forcejeaban por ganar posiciones en le área, detrás de todos apareció Gelatini, quien con una soberbia palomita igualó las cosas. La jugada preparada, el “laboratorio” de la semana, daba sus frutos.

Antes del descanso, Eric Dierckx probó los reflejos de Darío Sand, quien se estiró al máximo para sacar el cabezazo que llevaba destino de red. A esta altura, Roca ya era distinto al que comenzó el partido. Y lo ratificó al comienzo del complemento.

Golpe de autoridad

Apenas se había jugado un minuto cuando Gelatini ingresó solo por la izquierda y remató cruzado apenas afuera. Casi de inmediato, fue López quien se metió en el área por ese sector, aguantó la marca de Colaneri y asistió a Taborda, para el Mono le diera la victoria parcial al Naranja y de paso aumentar su marca personal en la temporada, que ya llega a las 26 conquistas.

Alvarado quedó herido y el Depo casi le da el tiro de gracia, pero Fernández, en una escapada por la derecha, le ganó en el pique a Colanieri pero no al arquero Chiappa, quien le ahogó el grito.

Sin embargo, la alegría del Depo duró muy poco. Del posible 3-1 pasó al 2-2. A los 9’, Ezequiel Dimiro se durmió en un despeje, Galeano le robó el balón y el defensor le cometió penal cuando intentó, tarde, despejar el peligro. El penal lo tomó Christovao, quien remató fuerte y al medio para que Alvarado lo empatara.

La igualdad le puso freno a la levantada del Depo, pero Alvarado tampoco fue el de los primeros minutos del PT. Pancaldo mandó a la cancha a Leandro Puig, quien junto a Gelatini, durmieron el balón lejos del arco de Sand. Maxi Prioreschi ingresó por Fernández para imponer su dinámica, aunque sin mucha fortuna, y Rodrigo Acosta, quien sorpresivamente tomó parte de esta primera final, apuntaló el mediocampo en lugar de Alejo Gelatini.

Roca, sin colgarse del travesaño, hizo su negocio y se va con empate muy valioso. Otro resultado favorable para el Naranja jugando fuera de casa desde que comenzaron los play offs (dos empates y un triunfo).

Ahora es tiempo de ir preparando el partido más importante de la temporada. Es hora de hacer historia, sólo faltan 90’ para verse cara a cara con el ascenso, aquel que ya se le negó el año pasado.

O. Braillard

De “palomita”, Alejo Gelatini empató el partido tras la temprana ventaja de Alvarado en el inicio del partido.

Los goles del partido de ida entre Deportivo Roca y Alvarado de Mar del Plata


Comentarios


El Depo, cada vez más cerca