El difícil camino para conseguir una garrafa social

Cien familias de Cuenca XV fueron a cambiar el bono, pero muchas se quedaron con las manos vacías por falta de stock.



#

En los barrios el costo por unidad es más elevado.(Foto: archivo )

Con el invierno llega un problema que se repite año a año y que deja desprotegidas a las familias más vulnerables. Es el día de cambiar el bono de gas por una garrafa. Largas filas se forman desde muy temprano en el barrio Cuenca XV a la espera del camión que distribuye el preciado bien. Pero no siempre alcanza para satisfacer toda la demanda.

Esta situación se repitió una vez más esta semana. Unas cien familias hicieron fila desde las 8 para poder intercambiar el bono de la garrafa social que debía entregarse a las 11. Pero solo 80 pudieron recibirla ya que el camión “se quedó sin la cantidad que necesitaba entregar”.

Como solución les ofrecieron a los vecinos ir a buscarlas el día siguiente a unas 20 cuadras de allí. Según informaron, tres de los que pudieron ir a retirarlas fueron con carretilla para trasladar el envase. “Ante la fuerte necesidad de la garrafa, el gobierno se burla de la necesidad de los más humildes” dijo Natalí, vecina del barrio, quien no pudo continuar con sus rutinas ya que se atrasó esperando durante horas la llegada del camión. “Yo pude cambiar mi bono porque era la número 30 en la fila, fui a las ocho de la mañana. Pero ya era muy tarde cuando volví, no pude hacerle la comida a mis hijos y no pude llevarlos a la escuela”, afirmó.

Además comentó que por mes se usan unas cuatro garrafas para abastecerse. Y muchas veces deben ir a buscar el rejunte de podas de árboles para poder usarla como leña y calefaccionar sus hogares.

En este contexto, desde el municipio anunciaron que no será implementada la ordenanza que creó la garrafa social porque el intendente de Neuquén Horacio Quiroga la vetará.

La ordenanza busca que haya una garrafa social a 150 pesos y que se regularicen tanto la distribución de éstas como los precios en general.

Según Gladys Alballay, referente de Barrios de Pie, cada vez hay más familias que necesitan de este beneficio, porque las personas “priorizan sus gastos y no les alcanza el dinero para comprar una garrafa. La decisión del municipio atenta contra la paz social”.

Población

4

garrafas por mes es el promedio que consume una familia en invierno. Cada una cuesta entre 350 y 400 pesos.

leelo en www.rionegro.com.ar

Datos

2.000
familias aproximadamente utilizan en la ciudad gas en garrafa para calefaccionar sus hogares y cocinar.
leelo en www.rionegro.com.ar

Temas

Gas Neuquén

Comentarios


El difícil camino para conseguir una garrafa social