Logo Rio Negro

El dirigente de ODEL, Miguel Báez, seguirá en prisión y el juez recomendó adelantar la fecha del juicio

Está acusado de abuso sexual simple y se encuentra detenido desde marzo de este año. Las partes quieren que se adelante el juicio que está fijado para marzo del 2022.




El dirigente de la Organización de Desocupados en Lucha (ODEL), Miguel Báez, quien fue detenido en marzo de este año en el marco de un proceso por abuso sexual simple, deberá permanecer en prisión hasta que se concrete el juicio en su contra.

Esa fue la decisión que adoptó el Juez de Juicio, Oscar Gatti, en una audiencia realizada esta mañana en el edificio de tribunales donde la defensa del referente de esa organización volvió a solicitar que se le dicte la prisión domiciliaria atento a las características del delito que se le imputa.

"Hubo una advertencia del juez tanto para el Ministerio Público Fiscal como para la Oficina Judicial porque entendió que era mucho el tiempo transcurrido para concretar el juicio", advirtió el defensor Oscar Pineda quien aseguró que la audiencia tenía como objetivo renovar el plazo de la prisión preventiva de su cliente ya que se vence el 30 de septiembre.

Por su parte, el abogado querellante Nicolás Suárez Colman-quien representa a la mujer que denunció a Báez- sostuvo que lo importante es destacar que el magistrado ratificó la convicción tanto de la fiscalía como la suya, que las condiciones para el mantenimiento de la medida cautelar no se modificaron.

"El tema es que se prioriza a la víctima en su integridad y libertad para continuar con el proceso", dijo.

El dirigente de ODEL fue detenido en marzo de este año y el juicio -de no existir ninguna modificación- se realizará entre el 2 y el 9 de marzo del 2022.

El caso

Los hechos que se le imputan a Béz habrían ocurrido entre noviembre de 2018 y hasta comienzos de 2020, en dos locales pertenecientes a la organización ODEL y ubicados en Roca. La víctima fue una mujer que formaba parte de ODEL.

Según la acusación, el dirigente habría realizado en reiteradas ocasiones tocamientos y expresiones de contenido sexual sobre la mujer, en contra de su voluntad, “mediando abuso intimidatorio de una relación de dependencia y poder”.

Fue en marzo de este año que le formularon cargos y ese día, su organización llevó adelante un escrache que incluyó la imagen de la denunciante, de su defensor y de un periodista de RIO NEGRO. Para el Ministerio Público Fiscal la protesta -que incluyó un violento ingreso a las instalaciones de este diario- tuvo la intención de entorpecer el proceso y generar temor en la víctima.

"Coincidimos plenamente en la medida aunque también coincidimos con el juez que se debe adelantar la fecha del juicio", señaló Suárez Colman.


Comentarios


El dirigente de ODEL, Miguel Báez, seguirá en prisión y el juez recomendó adelantar la fecha del juicio