El doble beneficio del tratamiento de residuos



#

La planta mejoró la calidad de vida y también genera ingresos económicos.

Paula Fava

25 DE MAYO (ACA).– La planta de tratamiento de residuos funciona desde 1998. Nació a raíz de un proyecto municipal impulsado por la ingeniera agrónoma Mónica Gallo con el objetivo de mejorar la calidad de vida basándose en el cuidado del medio ambiente. En el lugar trabajan todos los días, desde las 7 y media hasta las 13:30, siete operarios que estacionan los residuos orgánicos en parvas de 1,5 metros de alto por 3 de diámetro. Las mismas son removidas, aireadas y zarandeadas, antes de volcarse en los canales que sirven de alimento de las codiciadas lombrices rojas californianas. Así los residuos domiciliarios se transforman en camas de compus y lombricompuesto que se reparte entre el jardín botánico y los distintos espacios verdes de la ciudad, mientas que una importante cantidad es vendida a particulares. La planta arroja alrededor de 40 toneladas de lombricompuesto al año, por lo que puede decirse que aporta un doble beneficio a los ciudadanos y el estado municipal. La creación de la planta permitió mejorar la calidad de vida de los veinticinqueños: evitó que siguieran padeciendo las consecuencias de un basural a cielo abierto poblado de animales transmisores de enfermedades y bolsas dispersas que generaban el taponamiento de las cañerías, entre otros problemas. Por otro lado al municipio ingresa un dinero extra que proviene exclusivamente del trabajo de la planta. Además de las bolsas de 20 kilos de lombricompuesto, que tienen un valor de 16 pesos, vende a granel el vidrio, totalmente limpio, plástico, cartones y chatarra, todo prensado y atado. El proyecto ha dado a la comunidad y al municipio varias satisfacciones. A partir de esta realidad, se ha dado consejos a otras localidades abocadas a subsanar el impacto ambiental y quienes conocen el tema en profundidad han participado como expositores en congresos y jornadas nacionales e internacionales en países como Brasil, España, Perú o Francia.


Comentarios


El doble beneficio del tratamiento de residuos