El intenso temporal complica a toda la cordillera y anuncian más nevadas

En Bariloche hubo escuelas sin clases y barrios anegados. En San Martín hasta se quedaron sin celulares.

#

En Bariloche hubo barrios que quedaron prácticamente aislados por el intenso temporal de las últimas horas. Numerosos vecinos trabajaron para despejar los techos de las casas y también abrir los accesos vehiculares a las viviendas. En La Angostura hubo cortes de luz y problemas en toda la ciudad por la caída de árboles, ramas y postes.

El rostro pintoresco de la nieve se trastocó en múltiples trastornos en toda la Cordillera, con clases suspendidas, cortes de energía, telefonía móvil interrumpida, calles anegadas, rutas heladas y tránsito demorado.

En Bariloche, durante la noche nevó copiosamente y en la zona alta de la ciudad se acumularon 30 centímetros de manto blanco. La nieve cayó muy húmeda y ello originó caída de ramas y árboles en la zona alta de Melipal, en la avenida Bustillo y en Los Coihues. El temporal provocó innumerables problemas en las líneas eléctricas y telefónicas. La mayoría de los barrios ubicados al oeste y sur quedaron sin luz. Las clases fueron suspendidas y el transporte público operó en forma condicional. Encima, para los próximos días anuncian más nieve (ver aparte).

Por la mañana estaban cortadas las rutas a El Bolsón y Esquel y los caminos a Pampa Linda, Cerro Otto y aledaños. También fue difícil subir al Catedral, en cuya base se acumuló cerca de un metro de nieve. No obstante, la lluvia despejó la Bustillo y todo el centro de la ciudad.

Desde la CEB informaron que al intensificarse el temporal cerca de la medianoche del martes, el abastecimiento se interrumpió en las zonas oeste y sur al quedar fuera de servicio las líneas troncales de media tensión. La cantidad de nieve impidió en muchos casos el acceso a los lugares donde se detectaron daños causados por la intensa precipitación. Una rápida evaluación en las primeras horas de la mañana permitió constatar que entre 8 y 10 mil usuarios resultaron afectados. Numerosos vecinos trabajaron para despejar los techos de las casas y también abrir los accesos vehiculares a las viviendas. Y otros para convertirlo en una buena changa: por un par de pesos, se ofrecían a remover la nieve de la puerta de las casas.

En San Martín, varias de las calles céntricas se convirtieron en virtuales lagunas, cuando la nieve comenzó a remitir después de haber precipitado desde el martes y a lo largo de todo el miércoles y el día de ayer, en el que la nevada se combinó con lluvias y vientos, por momentos. La Supervisión Escolar Primaria recomendó a los padres que no enviaran a sus hijos a las escuelas, aunque algunas pudieran permanecer abiertas.

Es que, en efecto, hubo escuelas que funcionaron y otras que suspendieron toda actividad. También fue parcial la actividad en los establecimientos del nivel medio. A las cuatro de la madrugada, los sectores altos de la ciudad desde la Cuesta de los Andes al este, sufrieron cortes de energía debido a que la acumulación de nieve en las copas de los árboles terminó por hacer ceder a las ramas y, a su vez, llevarse en su caída a un alimentador de la línea de 13,2 Kv.

Si bien el EPEN, semanas atrás, había realizado tareas de poda y control de riesgo por arboledas, la acumulación de nieve fue tal que incluso las plantas sometidas a recortes sufrieron con el embate de la tormenta.

Al mismo tiempo, la interrupción de la energía afectó el funcionamiento de la antena de telefonía móvil, cuyo servicio también sufrió cortes.

En La Angostura, en la madrugada de ayer, las fuertes ráfagas, sumado a la nieve acumulada, provocaron la caída de árboles en distintos barrios y cortes temporales de energía. Por orden de Defensa Civil, ayer se suspendieron las clases y se preveía continuar con la medida durante toda la jornada de hoy.

La Dirección Municipal de Desarrollo Humano montó una guardia permanente para auxiliar a las familias, pero no se registraron casos de emergencia.

La nieve acumulada más la recientemente caída ya suman entre 40 y 60 cm en algunas zonas. Las tres máquinas viales del Municipio no dieron abasto y muchas calles permanecieron intransitables, por lo cual, algunos vecinos debieron bajar al pueblo caminando o quedarse en sus casas. Durante todo el día, el paisaje estuvo signado por los autos varados en subidas, a los costados del camino y las filas de camiones en la estación de servicio preparándose para cruzar la frontera. También, hubo varios accidentes de tránsito pero ninguno de consideración. Durante el martes se registraron 9 despistes de camiones y autos sobre la ruta 231, y por la mañana un vehículo volcó en la ruta 40. (Agencias)


Comentarios


El intenso temporal complica a toda la cordillera y anuncian más nevadas