El joven de Cipolletti murió luego de “saltar” por un amigo

Hay dos hermanos sospechosos del ataque al muchacho de 18 años que falleció el viernes a la noche en el Anai Mapu. Los vecinos atribuyen la agresión a una “bronca” de los “transas” con la Red Puentes, que ayuda a jóvenes con problemas de adicciones.



Sebastián Sapuri murió de un disparo a corta distancia. Un balazo en el cuello lo hizo desplomar en el sueño empedrado de la calle 17 de Julio del Anai Mapu. Tenía apenas 18 años y había “saltado” a defender a un amigo, quería separarlo de golpes que estaba recibiendo. El homicida sacó una tumbera y le disparó a quemarropa. Murió antes de llegar al hospital. Hay dos hermanos sospechados de ser los autores del hecho.

El hecho ocurrió el viernes por la noche en el Mapu, un barrio con varios antecedentes de enfrentamientos. La Fiscalía no dio detalles, pero testigos aseguran que el disparo fue a un metro de distancia.

Por el homicidio hay dos sospechosos que ayer fueron demoradas y dispuestos a disposición de la Justicia. Se trata de dos hermanos, uno menor de edad que quedó en la órbita de un órgano judicial de protección de Niños y Adolescentes, y otro mayor de edad. Entre hoy y mañana se realizaría la audiencia de formulación de cargos para que el fiscal Martín Pezzetta los impute. El mayor de edad es conocido en el ambiente delictivo, sin embargo no se confirmó si tiene antecedentes penales, es decir condenas firmes.

Algunos vecinos aseguran que la Policía “no hizo nada” para evitar la pelea y que “dejó morir” al joven. Efectivos de la Comisaría 45 realizaban un operativo de custodia a una vivienda a pocos metros donde se produjo el enfrentamiento. Uno de los demorados, el mayor, vive en esa casa que tiene vigilancia desde hace algunos meses.

Ayer por Criminalística desfilaron muchos testigos que declararon ante el fiscal quien debe determinar quién apretó el gatillo. Durante toda la jornada de ayer se realizaron varios allanamientos en búsqueda del arma homicida. Entre los testigos estaba el joven al que fue a defender Sapuri. Tenía varios cortes de arma blanca.

En recuperación

En el barrio todos los que conocían a Sapuri, dicen que era “un pibe alegre” y con un “gran corazón”. Hacía un año que estaba trabajando con la red Puentes, una organización que trabaja en la contención de los jóvenes para sacarlos de la droga y de la calle.

“Sólo fue a separar, a buscar a un amigo que lo estaban golpeando, sacaron el arma y lo mataron como un perro”, dijo una joven.

Los vecinos están convencidos que “la bronca” está relacionada con Puentes. “Muchos chicos dejaron las drogas, se están intentando rescatar y eso no le gusta a los transas”, reveló otra joven que forma parte de la red de contención.

La casa de contención fue atacada en junio

En junio pasado la casa donde funciona la red de contención Puentes, en la que trabajaba Sapuri, fue atacada. “La casita de día” sufrió dos ataques en menos de una semana. Rompieron carteles y amenazaron a quienes trabajan en el centro comunitario para que se vayan del sector. “Los transas quieren que dejemos de rescatar a los pibes;” dijo ayer la dirigente social Lila Calderón, quien estuvo acompañando a los jóvenes amigos de la víctima, a quien conocía muy bien. “Hace un año que estaba con nosotros, era un pibe bárbaro, ayudaba. Es terrible lo que pasó”.

Según los operadores del a “Casita de Día” desde que abrió han sufrido varios ataques y amenazas, por parte de algunas bandas del sector. Pertenece a la Red Puente nacional y se abrió para tratar a jóvenes con problemas de adicciones. Funciona en Río Negro 2345.


Temas

Río Negro

Comentarios


El joven de Cipolletti murió luego de “saltar” por un amigo