El judo nacional se hizo fuerte en Bariloche

Unos 1.200 luchadores de varios puntos del país compitieron el fin de semana en el torneo, que se disputó en esta ciudad. Destacaron el récord de participación.



Judocas de varias ciudades del país compitieron el fin de semana en el gimnasio municipal 3 de Bariloche, que lució a pleno. Foto: archivo

Judocas de varias ciudades del país compitieron el fin de semana en el gimnasio municipal 3 de Bariloche, que lució a pleno. Foto: archivo

Con una participación récord finalizó el domingo el Torneo Nacional de Judo, que se disputó en Bariloche. Hubo unos 1.2000 judocas de todas las federaciones del país.

Organizar un evento de esa magnitud demandó semanas de trabajo. Diego Rosati fue uno de los responsables de la organización y valoró lo que se logró. Dijo que la provincia se instaló en la vidriera nacional tras ganar el título.

Recordó que desde 2002 que Río Negro no era sede de un torneo nacional. Explicó que fueron designados sede en el campeonato, que se disputó en octubre pasado, en San Juan. Allí, los representantes de las 25 federaciones eligieron a la provincia para que organizara el evento.

Y las miradas apuntaron hacia esta ciudad. “Bariloche es una plaza que les gusta a todos”, afirmó.

“Quedamos conformes, primero, porque fue un récord en la participación. Es la primera vez que hay mil doscientos judocas en un nacional. Así que estamos muy contentos con esa participación masiva”, sostuvo Rosati, que además vivió el torneo de manera especial. Es técnico de la selección argentina de yudo.

Indicó que en el nacional de San Juan hubo unos 850 deportistas, entre todas las categorías.

Señaló que desde diciembre comenzaron con los preparativos. Había que coordinar la seguridad, el alojamiento, traslados, comidas y toda la logística de un campeonato nacional. Destacó el apoyo de las diferentes áreas del gobierno provincial. Comentó que si falla algo en la organización, repercute de manera inmediata en todo el evento.

Rosati dijo que tener un torneo nacional fue fundamental para los deportistas de la provincia. Sostuvo que históricamente viaja una delegación, en representación de Río Negro, a los torneos nacionales, pero son grupos reducidos.

La relevancia de haber organizado en Bariloche el campeonato es que le abrió la puerta a 178 judocas de varias ciudades y localidades de la provincia, que no pueden viajar para competir. Recordó que al nacional que se disputó en octubre último en San Juan fueron 55 luchadores de Río Negro.

Valoró, sobre todos, que el evento se desarrolló sin problemas. Y enfatizó que un torneo nacional como el que se vivió el fin de semana en esta ciudad contribuye a la promoción de un deporte como el yudo, que tiene una filosofía muy particular en comparación con otras disciplinas.

La Unicef lo declaró como el mejor deporte de iniciación de los niños”, sostuvo Rosati. “En el yudo el chico más popular no es el que gambetea a todos y hace el gol, o el que simula una falta, el más popular es el que cuida al compañero, el que respeta”, explicó.

“Es uno de los pocos deportes donde vas a ver que se gane o se pierda siempre se saluda y eso implícitamente hace que se traslade a los entrenamientos”, enfatizó.

Dijo que la visita de la medallista olímpica Paula Pareto fue importante, porque aunque no vino a competir, “su presencia es un incentivo para los chicos”. Rosati dijo que es amigo de Pareto y compartieron en 2008 un juego Olímpico en Beijing, China.

Aseguró que la frutilla del postre fue que Río Negro ganara el torneo “después de todo el trabajo que se hizo”. Sostuvo que hay posibilidades de que se incorpore un judoca rionegrino a la selección nacional adulta tras el campeonato. Si se concreta, serán dos rionegrinos en ese equipo.

Medallas en todas las categorías

El responsable del deporte federado de la provincia y referente del judo rionegrino, Diego Rosati, valoró lo que se logró en el torneo nacional.

“Río Negro salió campeón y ganando medallas en todas las categorías”, destacó. Hubo unos 1.200 luchadores, de entre 8 y 18 años, de numerosos puntos del país. Y si bien la selección rionegrina tuvo la representación más numerosa, el esfuerzo de los chicos valió la pena.

“En categoría seniors, ganamos tres de las catorce medallas en disputa. Parece poco, pero las once restantes se las repartieron entre las 24 federaciones. El logro es muy valioso”, sostuvo.

“Hace ocho años, RíoNegro tenía un solo representante en la selección mayor, que era yo”, recordó Rosati.


Comentarios


El judo nacional se hizo fuerte en Bariloche