El juez del escándalo en el híper logró otra vez suspender la audiencia

Esta vez fue porque recusó al fiscal. Piedrabuena estuvo presente, a diferencia de la semana pasada.

1/2
El juez del escándalo en el hipermercado pidió la palabra varias veces. (Imagen Zoom)

El juez del escándalo en el hipermercado pidió la palabra varias veces. (Imagen Zoom)

2/2
En determinado momento, Piedrabuena amenazó con abandonar la audiencia del lunes.

En determinado momento, Piedrabuena amenazó con abandonar la audiencia del lunes.

El juez Diego Piedrabuena se presentó hoy a la audiencia en la que Patricia Lupica Cristo fue ratificada como la jueza de Garantías en el caso del escándalo del hipermercado de Neuquén. Pero logró que no se realice la formulación de cargos, porque ahora recusó al fiscal jefe Maximiliano Breide Obeid. La jueza envió la videograbación de la audiencia al fiscal general José Gerez, quien debe resolver.

Además, Piedrabuena denunció a Breide Obeid por presunto prevaricato.

"Si no se trata la recusación no me voy a prestar a esta audiencia, y si van a pedir mi captura, que lo hagan", amenazó Piedrabuena. "Estoy denunciando la manipulación de la causa para perjudicarme. Estoy sentado frente a una injusticia terrible, esto es un atentado contra mi persona", añadió.

El fiscal jefe rechazó las acusaciones en su contra, dijo que durante su investigación había descubierto en base a testigos que Piedrabuena mentía e intentó una vez más formularle cargos al juez.

Pero fue constantemente interrumpido por el imputado, por su esposa que también está acusada, por el abogado defensor Facundo Oneto (todos conectados vía Zoom) quienes intentaron convertir la audiencia en un griterío en la cual nadie pudiera hacerse entender.

Una vez más sin perder la calma, la jueza Lupica Cristo ordenó la audiencia, les fue dando la palabra a todos de manera ordenada, y a pesar de que pidió que no hubiera agravios se dijeron cosas fuertes.

Pero no cumplió con su objetivo inicial: que se realizara la formulación de cargos. Para eso había sido convocada la audiencia, y el primero que tenía que hablar era el fiscal.

Al final, cuando dispuso la suspensión para pasarle todo al fiscal jefe José Gerez, Piedrabuena se lo agradeció al borde del llanto. "Usted no sabe por lo que estoy pasando", dijo. Argumentó que estaba dolido porque habían involucrado en el caso a su esposa.


La ratificación de la jueza


La ratificación de Lupica Cristo estuvo a cargo de otro juez, Leandro Nieves, de Chos Malal, en una audiencia que comenzó a las 11 y terminó a las 13:15.

A diferencia de la semana pasada, cuando se ausentó y causó malestar en el Poder Judicial neuquino, el imputado se presentó en la sala de Zoom y participó activamente.

Piedrabuena había recusado a la magistrada a través de uno de sus defensores por "temor de parcialidad". El abogado Facundo Oneto todo el tiempo se refirió a la jueza como "Lupita" en vez de "Lupica". Hizo recordar al fiscal Santiago Terán, quien cambió el nombre de la periodista Lucila Trujillo en la entrevista que le valió el jury.

A propósito, el juez Piedrabuena presentó una nueva recusación contra Lupica Cristo porque dijo que mantenía con ella "diferencias que tienen que ver con ideologías de género", una terminología inaceptable en un integrante del Poder Judicial que debe utilizar la perspectiva de género como herramienta cotidiana de trabajo.

También anticipó que recusará al fiscal Maximiliano Breide Obeid, porque en un momento de su alegato mencionó que "tengo una buena relación con Piedrabuena, o tenía".

La audiencia continuará dirigida por la jueza, y se intentará llegar a la formulación de cargos.

Piedrabuena y su esposa están imputados por incidentes ocurridos en el híper La Anónima el sábado 12 de diciembre pasado.


Fuentealba II


Varios de los protagonistas de este caso vienen de verse las caras en una audiencia por Fuentealba II, la causa en la que se investigan responsabilidades políticas y de jefes policiales en el asesinato del maestro Carlos Fuentealba, ocurrida el 4 de abril de 2007.

En ese expediente, que llegó hasta la Corte Suprema y volvió con una orden de acelerar el proceso, Piedrabuena es el juez, Breide Obeid el fiscal, y Nahuel Urra es defensor de policías imputados.

En la causa del híper, Urra es querellante en nombre de policías presuntamente lesionados por Piedrabuena.

Breide Obeid aclaró ayer que él nunca recusó a Piedrabuena en esa causa, como sí lo hizo Urra. Así lo había informado Río Negro en su momento.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El juez del escándalo en el híper logró otra vez suspender la audiencia