El lado B de la eficiencia petrolera lograda en el 2020

Fue un año difícil que a pesar de que se lograron importantes avances en materia de competitividad, toda la cadena de valor de la industria recibió un duro golpe. Producción, regalías, actividad y trabajo fue lo más afectado en la pandemia.




La pandemia golpeó fuertemente los ingresos por regalías, la producción, y el nivel de trabajo en la industria petrolera. (Foto: archivo)

La pandemia golpeó fuertemente los ingresos por regalías, la producción, y el nivel de trabajo en la industria petrolera. (Foto: archivo)

No fue fueron todas noticias para celebrar en el 2020 y así como las petroleras lograron un mayor nivel de competitividad, por otro lado la cadena de valor recibió un fuerte cimbronazo del que todavía quedan secuelas. La producción cayó, el trabajo se debilitó y la provincia sintió el impacto en las regalías. Repasemos algunos números:

La producción petrolera en el país pasó de los 548.900 barriles por día aproximadamente en marzo a los 448.900 en mayo y fue su punto más bajo del año. Gran parte de esos barriles que se perdieron eran de Vaca Muerta y el cierre de pozos bajó las extracciones de Neuquén de 169.800 a 130.900 barriles por día. Los últimos datos mostraron que la producción de octubre igualó a los valores de julio.

En gas la situación fue similar y la caída a nivel país supera el 11% interanual mientras que la de Neuquén cerró sobre el 15% respecto al mismo mes del año anterior. El Plan Gas llega con el compromiso de revertir este declino.

Esto significa que en materia productiva fue un año perdido para la industria que no solo impactó en los ingresos de las petroleras sino también de las arcas provinciales. A pesar del barril criollo, que rigió entre mayo y agosto, las regalías se vieron fuertemente impactadas que, según los últimos datos oficiales, acumulan una caída cercana al 33% respecto a lo que se había proyectado y en mayo se registró un desplome en la recaudación de más de 1.700 millones de pesos.

En el medio estuvo plagado de contingencias entre las refinerías, los operadores y los gobiernos provinciales. Algunas refinadoras no respetaron el barril criollo y las petroleras, por no incinerar su relación de años, accedieron a vender más barato e incluso algunas facturaron por 45 dólares a pesar de que vendieron por menos.

Conflicto gremial

La negociación con el sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa también escribió su propio relato. Si bien hubo diferencias con el sector empresarial durante todo el año, el conflicto se agudizó entre julio y octubre cuando, en representación de toda la industria, YPF presentó el Acuerdo para la Sustentabilidad y el Empleo.

La pandemia dejó cerca de 20.000 trabajadores en sus casas con sueldos recortados al 60% de lo que habían percibido en febrero, mes previo a la pandemia. Hoy un gran porcentaje del sector no convencional ya retornó a sus tareas, pero con nuevas condiciones laborales que significaron un ajuste que, por ahora, solo durará hasta marzo. 

La mayoría de las rispideces quedaron saldadas cuando se firmó el acuerdo, pero algunas siguen hasta ahora. El miércoles el secretario general del gremio, Guillermo Pereyra, se plantó afuera de Loma Campana, el principal yacimiento de YPF en Vaca Muerta, y le reclamó a todo el sector la apertura de las paritarias 2020. Aseguró que la pérdida salarial de los trabajadores registrará en marzo del 2021 un acumulado del 40%, sin dudas uno de los eslabones de la cadena más golpeado junto con el sector pyme.

Salto productivo

Esta semana se conocieron los datos de producción de octubre en Neuquén y la buena noticia fue que aumentó 1,95% respecto a septiembre. A pesar de que ya comenzaron a reactivarse pozos y a fracturar otros en el cortisimo plazo no se verá un repunte de producción y esto se explica por algunos factores:

Para realizar mantenimientos, fracturar pozos e incluso otros procesos del upstream las petroleras cierran pozos aledaños para evitar interferencias y posibles contigencias. Muchas veces toca cerrar pozos muy productivos y otras no tanto, y por esto, a pesar de que la actividad está en alza, es probable que en el cortisimo plazo no se va un repunte sustancial.

Lo que si indica es aunque todavía la demanda no se recuperó las petroleras de Vaca Muerta, lideradas por YPF, comenzaron el salto productivo de petróleo y no sería raro que en mediano plazo las extracciones continúen el camino que dejaron en marzo del 2019.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


El lado B de la eficiencia petrolera lograda en el 2020