El MPN no consigue los votos para avanzar con el endeudamiento de Gutiérrez

Tras el aval que obtuvo esta semana en la comisión de Presupuesto, ahora enfrenta un escenario adverso en la de Asuntos Constitucionales. El oficialismo tiene hasta el martes para sumar un diputado más a su conteo. El proyecto busca $12.800 millones para afrontar el aumento salarial.

El oficialismo podrá lograr una mayoría en el recinto, si se habilita el tratamiento. Foto: archivo.

El oficialismo podrá lograr una mayoría en el recinto, si se habilita el tratamiento. Foto: archivo.

El Movimiento Popular Neuquino no tiene aún los votos para llevar al recinto el proyecto de endeudamiento que presentó Omar Gutiérrez y solo un gesto de buena voluntad de parte de la oposición podrá salvarlo del naufragio. En la comisión de Asuntos Constitucionales que sesionará el próximo martes, las voluntades están empatadas en un siete contra siete que no le alcanzaría para convertirlo en despacho.

El oficialismo logró un primer aval en la comisión de Presupuesto, con una integración de legisladores que le fue favorable. A los siete votos propios de sus diputados y aliados le sumó uno de la Democracia Cristiana, Raúl Muñoz, y otro del Frente de Todos, aportado por Mariano Mansilla.

Ninguno de estos legisladores participará de la reunión del martes, donde se anticipa una integración más “dura” que podría bloquear el pase al recinto del endeudamiento.

Juntos por el Cambio anticipó que votará una negativa en bloque, por lo que se descarta que César Gass o Karina Montecinos pudiera aportar un positivo. Por otra parte, el representante de la Democracia Cristiana en esta comisión es Carlos Coggiola, quien también ha hecho pública su oposición a una nueva toma de deuda, en coincidencia con lo que viene planteando su líder político, Jorge Sobisch.

La incógnita podría ser, nuevamente, el Frente de Todos. Los diputados que participan de Asuntos Constitucionales son Soledad Martínez, Sergio Fernández Novoa y Darío Peralta. Este último ya votó negativamente el martes, en la de Presupuesto, y los otros dos legisladores harían lo mismo.

El oficialismo tiene cinco días para torcer alguna voluntad o, de lo contrario, verá bloqueado el proyecto que presentó el gobernador para financiar los aumentos salariales otorgados a los estatales. Sería el segundo de este tipo que fracasa en menos de un año: en diciembre, presentó una prórroga de la ley de emergencia sanitaria que contenía un monto de endeudamiento similar y que debió retirar frente a la negativa de la oposición a discutirlo.

Ayer, otra especulación posible era permitir un “enroque” de integrantes del Frente de Todos en la comisión del martes para sentar a un miembro dispuesto a habilitar el pase al recinto. El bloque kirchnerista no tiene una posición unificada frente al proyecto y hay, al menos, tres diputados dispuestos a votarlo si llega el miércoles a la sesión. “Sería ridículo no dejar que llegue el proyecto al plenario”, evaluó ayer un legislador de ese espacio.

Para el kirchnerismo más duro, en cambio, se trata de una oportunidad como pocas de unir fuerzas con los demás sectores de la oposición para bloquear la propuesta de Gutiérrez. “El MPN enfrenta un momento de enorme debilidad política”, fue otro análisis que se escuchó ayer en esa bancada.

Frente de Todos y Juntos por el Cambio coinciden en que el oficialismo no está poniendo todo de sí para presionar. “Si nos quedamos callados un rato, podemos escuchar el ruido de su interna”, ironizó ayer una diputada.

Falta información e ideas, las críticas de la oposición


Los motivos por los cuales la mayoría opositora está en contra de una nueva deuda por 12.800 millones de pesos radican en la falta de información oficial sobre los recursos, las dudas sobre la constitucionalidad del proyecto y la escasa voluntad del oficialismo a pensar otras opciones para financiar los gastos salariales.

Juntos por el Cambio había elaborado una propuesta “intermedia” para reasignar partidas, pero desde el MPN no hubo ningún llamado al diálogo.

El único cambio que habilitó en el proyecto fue a pedido de uno de sus aliados, Andrés Peressini, y permitirá que el dinero de la deuda pueda ser girado a los municipios.

El ministro de Economía, Guillermo Pons, argumentó que el crédito es necesario para afrontar el acuerdo firmado con ATE, aunque la primera cuota de aumento ya se pagó y la provincia todavía cuenta con un cupo de 18.800 millones de pesos para colocar en el mercado.

La oposición también cuestiona que faltan datos: solo recibieron el número de la recaudación de marzo, cinco horas antes de la votación.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El MPN no consigue los votos para avanzar con el endeudamiento de Gutiérrez