Los números que el gobierno de Gutiérrez oculta antes de la aprobación de nueva deuda

Mientras el gobierno tiene todo acordado para que avance un nuevo endeudamiento, los ingresos de enero a mayo muestran un fuerte salto interanual. Recaudará $69.700 millones, un 75% más que el año pasado. El gabinete se niega a dar información.

Gutiérrez le encomendó las finanzas provinciales a su ministro de Economía, Guillermo Pons. Foto: archivo.

Gutiérrez le encomendó las finanzas provinciales a su ministro de Economía, Guillermo Pons. Foto: archivo.

En los primeros cinco meses de 2021, según estimaciones públicas y privadas, Neuquén recaudó $29.900 millones más que en el mismo período del año pasado. El dato, nominal, supera en más de $8.000 millones la pérdida de ingresos por la pandemia confirmada por el gobernador Omar Gutiérrez. Quizá ese sea el motivo por el cual hace dos meses no hay datos oficiales -ni segundas líneas tienen acceso- de ingresos en la provincia. O tal vez la demora en el trámite legislativo para la aprobación de un nuevo endeudamiento, por $12.800 millones, sea otro de los aditivos.

Los tres ingresos principales, que representan el 80% de los fondos de la administración, regalías, recaudación propia y coparticipación, tuvieron saltos por encima de la inflación. Sin embargo, las regalías mostraron un rendimiento exponencial, como era de esperarse, contra los meses más duro de la cuarentena del año pasado.

Los ingresos hidrocarburíferos proyectan -el cierre se hace todos los 15 de cada mes- un acumulado de $24.800 millones contra los $11.547 millones del año pasado. El salto de 114% deja en evidencia la cuarentena estricta de abril y mayo de 2020, pero también muestra el envión de Vaca Muerta con récord de producción de petróleo y buenos precios internacionales para el barril.

Si se compensa la inflación anualizada, del 43%, la mejora de los ingresos por esta vía se vuelven un dato sensible, por lo menos para el gobierno, porque la suba real es del 71%. El dato mensual de mayo, que rondará los $5.300 millones, se asemeja a la proyección que reconoció el ministro de Economía, Guillermo Pons, ante los legisladores neuquinos cuando fue a defender el proyecto de endeudamiento, impulsado tras el acuerdo salarial con los autoconvocados de Salud.

Pons reconoció una mejora en los ingresos presupuestados, no tan abultada como lo muestran los números a los que accedió Río Negro, pero dejó en claro que el global de regalías para el año pasaría de $54.530 millones a $60.587 millones. Sin embargo, la cadena de datos se cortó ahí. Nadie en la provincia sabe oficialmente los números de abril y mayo, meses atravesados por los reclamos salariales que fueron interpretados por el gobierno como un intento de desestabilización.

La coparticipación nacional, la vía de ingresos que mantuvo a flote a Neuquén durante el año pasado, continuó la senda de la generosidad y acumuló en los primeros cinco meses de 2021 $20.400 millones, un 67% nominal más que el año pasado cuando fueron $12.200 millones.

La recaudación propia, que incluye Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario y otros tributos de menor cuantía, también mostró signos de buena salud pasando de $15.900 millones a $24.500 millones, en el mismo periodo de este año. En este ítem el crecimiento interanual fue del 53% y de un 10% si se deflecta la inflación, dato que también fue anticipado por Pons en la Legislatura.

La recaudación enero-mayo del gobierno provincial, que ya parecen números de pospandemia, indica que totalizará en unos $69.700 millones; contra los $39.717 millones del año pasado, cuando la cuarentena estricta tenía en vilo a todas las actividades económicas.


Luz verde en la Legislatura


La comisión de Presupuesto aprobó ayer, por mayoría de nueve contra cinco, el despacho que autoriza al Poder Ejecutivo a tomar un nuevo endeudamiento por $12.800 millones para afrontar los aumentos salariales de los trabajadores estatales.

El trámite le allana el camino al proyecto para que el próximo martes llegue a Asuntos Constitucionales y, el miércoles, a un posible tratamiento en la sesión.

Obtuvo nueve votos: tres del MPN, cuatro de los aliados Siempre, FRIN, Juntos y Unión Popular y dos de opositores, Raúl Muñoz de la Democracia Cristiana y Mariano Mansilla del Frente de Todos. En contra: Leticia Esteves y Lucas Castelli de Juntos por el Cambio, Patricia Jure del FIT y Lorena Parrilli y Darío Peralta del Frente de Todos.


El Gobierno se niega a dar información

Opinión de Javier Lojo

Pese a los innumerables pedidos al Gobierno neuquino para que comparta la documentación con la ejecución presupuestaria del cierre de los primeros cinco meses de este año, los números nunca llegaron para su análisis.

Y este tipo de conducta muestra la falta de empatía que tiene la administración Gutiérrez con la transparencia de sus actos relacionados a las finanzas públicas.

El tema no es menor. Por un lado, porque es clara la Constitución Nacional en su artículo sobre el derecho al acceso de la información. Es el derecho de toda persona de solicitar gratuitamente la información generada, administrada o en posesión de las autoridades públicas, quienes tienen la obligación de entregarla sin que la persona necesite acreditar interés alguno ni justificar su uso.

En segundo término, porque Neuquén es una de las Provincias más endeudadas del país y el Gobierno insiste en tomar más compromisos en un año electoral donde, tradicionalmente, los fondos se repartes sin ningún tipo de control. Hoy el stock de deuda pública supera los 116.000 millones de pesos, más que duplica la deuda per cápita que tiene Río Negro, por dar un ejemplo cualquiera que refleja la dimensión de los pasivos de los que estamos hablando.

El Gobierno neuquino busca la aprobación para un mayor endeudamiento, pero dando la espalda a la ciudadanía al no transparentar sus cuentas públicas. Uno de los pilares fundamentales de toda República.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Los números que el gobierno de Gutiérrez oculta antes de la aprobación de nueva deuda