El MPN reafirmó el control de la sala juzgadora

Tras las excusaciones presentadas por Sagaseta, Canini y Sánchez, el oficialismo sumó al diputado Della Gáspera. De esta forma, cuenta con ocho de los doce miembros del cuerpo.





NEUQUÉN (AN).- El MPN reafirmó el control del juicio al vocal del Tribunal Superior de Justicia Eduardo Badano, tras la asunción del octavo integrante propio en la sala juzgadora, el diputado Jorge Della Gáspera, sobre un total de doce miembros.

Ya era mayoría por el sorteo inicial, pero para lograr las dos terceras partes del cuerpo, fracción que se requiere para todas las decisiones de importancia en adelante, necesitaba el acuerdo de los dos legisladores aliados, Daniel Baum (Servicio y Comunidad) y Carlos Sánchez (Apertura Popular). Con el ingreso de Della Gáspera, que juró ayer tras las excusaciones de Luis Sagaseta (PJ), Rodolfo Canini (UNE) y Paula Sánchez (Alternativa Neuquina-Libres del Sur), el MPN logró los ocho miembros propios y ya no necesitará acordar con los aliados. Se trata de una libertad de acción que no tuvo en abril, cuando tras un cuarto intermedio en la reunión de comisión logró el apoyo de los aliados, que inicialmente no habían acompañado el despacho que definió el juicio sólo a Badano y a los vocales que luego renunciaron, Jorge Sommariva y Roberto Fernández. Los pedidos de juicio político habían sido promovidos contra todo el TSJ, incluyendo al presidente Ricardo Kohon y al vocal Eduardo Cía.

Della Gáspera juró ayer por la tarde, luego de que Daniel Varessio, presidente de la sala, aceptara las excusaciones de Canini y Sánchez por prejuzgamiento. Sagaseta se había apartado de la sala juzgadora el lunes, por ser primo hermano de Ricardo Mendaña. Justamente es la actuación de Badano durante el jurado de enjuiciamiento que expulsó a Mendaña -que era fiscal de Cámara- del Poder Judicial es la imputación que derivó en el juicio al vocal. La importancia de contar con los dos tercios propios en la sala está dada en que todas las decisiones que se tomen de ahora en más en el juicio a Badano requieren de esa cifra, según el caso, para aprobar o rechazar. Lo inmediato será decidir respecto de las pruebas y testigos que presentará la defensa, que según el artículo 16 de la resolución 165 de la Cámara (el reglamento del juicio político) «no podrán rechazarse sino por los dos tercios de los votos».

Cuando llegue el momento de definir la posición respecto de los cargos que se le hacen a Badano, si sobre ninguno de ellos se consiguen los dos tercios «el acusado será absuelto» y se dará por terminado el juicio. También se requiere ese porcentaje para declarar la incapacidad de ocupar cargos públicos y, también con esa cantidad de votos, que la inhabilitación sea por tiempo indeterminado.


Comentarios


Seguí Leyendo

El MPN reafirmó el control de la sala juzgadora