El nuevo refugio Jakob estará terminado este verano

Utilizan un helicóptero privado para subir el material. Mientras tanto funcionarán dos “domos” en los que podrán alojarse quienes lleguen hasta el lugar.



#

Unos diez viajes en helicóptero permitirán subir gran parte de los materiales para la reconstrucción del refugio.(Foto: alfredo leiva )

El refugio Jakob, que fue destruido en julio pasado por un incendio intencional, ya está en plena reconstrucción y el Club Andino Bariloche espera terminar las obras en el próximo verano. Mientras tanto, los montañistas que lleguen hasta el lugar podrán alojarse en los “domos” que ya fueron subidos para acopiar el material y alojar a los trabajadores.

El refugiero, Claudio Fidani, ya se instaló en el lugar junto a un par de colaboradores, con el fin de iniciar la remoción de los escombros, que hace pocos días fue autorizada por la justicia. El incendio se produjo el 3 de julio y la destrucción fue total. En el lugar fueron encontrados panfletos con reivindicaciones mapuches.

El presidente del Club Andino, Martín Enevoldsen, dijo que el viernes comenzó el transporte de materiales en un helicóptero privado, que realizó diez viajes con cargas de unos 700 kilos.

Señaló que la aeronave fue contratada a una empresa mendocina y que el costo fue asumido con recursos del club y donaciones particulares recibidas en una cuenta bancaria que se abrió después del siniestro. “El gobierno provincial prometió un aporte importante, pero hasta ahora no fue depositado”, aclaró Enevoldsen.

Gestiones ante Nación

Las gestiones para reunir fondos también apuntaron al gobierno nacional, que se comprometió a ayudar con más traslados aéreos y con cuadrillas de Parques Nacionales para sumar mano de obra. Según Enevoldsen, el 9 de octubre llegará a Bariloche un helicóptero de Gendarmería para realizar más vuelos con materiales.

Hasta ahora subieron algunos equipos indispensables, una estufa de hierro y dos domos, con capacidad para 40 y 70 personas, que serán montados en el lugar para servir como alternativa hasta que quede listo el nuevo refugio.

Enevoldsen dijo que Fidani “ya armó una ‘carpa de lata’, que bautizó ‘asentamiento San Martín’ y que funciona como primer obrador”. San Martín es el nombre original del refugio, aunque con los años se impuso la denominación corriente de “Jakob”, ya que así se llama la laguna lindante.

El presidente del CAB dijo que el presupuesto total para la reconstrucción del refugio es de 500 mil dólares, a los que deben sumarse otros 200 mil para el montaje de una turbina que aprovechará la caída de agua del arroyo Casa de Piedra y aportará la energía necesaria para prescindir de la leña.

Según Enevoldsen, la idea es levantar al futuro refugio en el mismo lugar que el anterior, con la posibilidad de aprovechar la antigua platea, si se encuentra en condiciones. Dijo que el tamaño será similar al que fue incendiado, aunque las paredes y el techo ya no serán de madera de lenga sino de paneles “ensamblados” de material ignífugo. En cuanto a los escombros del incendio dijo que “si no sirven para relleno, en algún momento habrá que bajarlos”.

Afirmó también que la pretensión de todos en el club es tener la nueva construcción terminada para el final del verano y que hasta entonces los caminantes podrán alojarse en los domos.

“El gobierno provincial prometió un aporte importante (para construir el refugio), pero hasta ahora no fue depositado”.

Martín Enevoldsen, presidente del Club Andino Bariloche

Los costos

El incendio generó sorpresa y conmoción

El fuego desatado en el refugio el pasado 3 de julio tomó por sorpresa a todos: un par de días después, cuando un turista solitario llegó hasta el lugar y comunicó la mala noticia.

Junto a las ruinas ennegrecidas aparecieron algunas leyendas de agrupaciones mapuches y días después la autoría del incendio fue reivindicada en un comunicado por la organización Resistencia Ancestral Mapuche. El 27 de junio había sido apresado en la zona de Río Villegas el lonko Facundo Jones Huala, lo cual provocó protestas en la puerta del juzgado federal.

El refugio había sido construido 1952 junto a la laguna Jakob y pertenecía al Club Andino. En aquel momento no había helicópteros disponibles y todo lo necesario fue trasladado a mochila y a caballo. Al lugar se llega por una picada que en verano puede ser recorrida en unas cinco horas.

Cientos de montañistas, guías, socios del club y vecinos de Bariloche se reunieron el 9 de julio y realizaron un “abrazo” simbólico al refugio. Aquel día la consigna fue “la reconstrucción ya está en marcha”, pero el refugiero Claudio Fidani dijo que era necesario reconstruir no sólo las cuatro paredes “sino la convivencia con todos, con los que están en todas las luchas, para que podamos encontrarnos y entendernos de una vez por todas”.

El nuevo refugio tendrá dimensiones similares a las que tenía el que fue incendiado en julio. Si los escombros no sirven para relleno tendrán que ser bajados.

Datos

“El gobierno provincial prometió un aporte importante (para construir el refugio), pero hasta ahora no fue depositado”.
700.000
Dólares costará la construcción total del refugio, incluyendo una turbina que utilizará el agua del arroyo.
El nuevo refugio tendrá dimensiones similares a las que tenía el que fue incendiado en julio. Si los escombros no sirven para relleno tendrán que ser bajados.

Comentarios


El nuevo refugio Jakob estará terminado este verano