Logo Rio Negro

El presidente de Haití fue asesinado por intentar enviar a EE.UU una lista de personas vinculadas al narcotráfico

Así lo reveló el diario estadounidense The New York Times.





El presidente de Haití Jovenel Moise preparaba una lista de políticos y empresarios implicados en el narcotráfico en su país cuando fue asesinado en julio de este año, reveló el diario estadounidense The New York Times.

Moise tenía el propósito de entregar esa nómina al Gobierno de Estados Unidos, según cuatro funcionarios haitianos que participaron de su redacción, dijo el periódico, que aseguró que entrevistó a más de 70 personas para investigar este asunto.

La pista pareció confirmada por las declaraciones de algunas de las personas arrestadas por ser sospechosas de haber participado del magnicidio.

Algunos de esos sospechosos confesaron que recuperar la lista era la prioridad absoluta de quienes encargaron el ataque al entonces mandatario, según tres altos funcionarios haitianos con acceso a la investigación oficial del crimen.

Una figura central en la lista de Moise era Charles Saint-Rémy, conocido como Kiko, dijeron dos de los funcionarios haitianos encargados de ayudar a redactar el expediente, según la investigación del diario estadounidense, citada por la radio chilena Biobío.

Para la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA, en inglés), Saint-Rémy, un hombre de negocios haitiano, es sospechoso desde hace tiempo de estar involucrado en el tráfico de drogas.

Además, es cuñado del expresidente Michel Martelly, quien sacó a Moise de la oscuridad política y lo eligió como su sucesor.

Martelly, que está contemplando la posibilidad de volver a presentarse a la Presidencia, y Saint-Rémy tenían una enorme influencia en el gobierno de Moise.

Ambos incluso decidían desde quién obtenía contratos públicos hasta qué ministros del gabinete eran nombrados, según funcionarios haitianos citados en la investigación periodística.

Moise murió baleado en su residencia el 7 de julio último, sin que intervinieran los guardias presidenciales, a manos de un comando integrado por militares y policías locales y extranjeros.

Por el caso, una veintena de exmilitares colombianos se encuentran en prisión, y a mediados de noviembre autoridades de Turquía arrestaron al empresario Samir Handal, acusado de ser uno de los cabecillas del magnicidio.

Por su parte, la policía de Jamaica mantiene arrestado al exmilitar colombiano Marco Antonio Palacios, quien presuntamente formó parte del comando armado que ultimó a Moise.

Agencia Télam

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El presidente de Haití fue asesinado por intentar enviar a EE.UU una lista de personas vinculadas al narcotráfico