El reclamo de los padres de Verónica



VIEDMA (AV)- Los padres de Verónica Díaz se reunieron ayer con jueces del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro. La joven viedmense murió el 23 de diciembre de 2004 tras recibir una inyección de hierro Yectafer adulterada. La familia acompañada por el abogado Miguel Cardella reiteró el pedido de justicia ante dos de los tres jueces del máximo tribunal rionegrino, Luis Lutz y Víctor Sodero Nievas.

Además del esclarecimiento de este caso que provocó una pérdida irreparable a una familia, los padres reiteraron el pedido incluido en un petitorio distribuido al cumplirse el primer año de la muerte de Verónica en el que reclamaron no sólo llegar a la verdad sino un mayor control de los medicamentos para que nadie más pague con la vida esa falta. En esa presentación que fue entregada al gobernador Saiz, a la ministra de Salud, Adriana Gutiérrez, a distintos organismos provinciales y a la Justicia también se pidió el desplazamiento del director del hospital Zatti, según lo recordado ayer por los padres.

Los jueces del STJ escucharon a los padres y explicaron que tienen para resolver si esta causa continúa en los tribunales rionegrinos o pasa al juzgado federal en Buenos Aires.


Comentarios


El reclamo de los padres de Verónica