“El rol de Vaca Muerta es clave para que Argentina vuelva a generar divisas”

Entrevista con Marcos Koopmann (Presidente del BPN)



El Presidente del Banco Provincia de Neuquén (BPN), Marcos Koopman, dialogó con PULSO e hizo un profundo análisis de los últimos años de gestión al frente de la entidad, destacando el rol de contención que ha llevado a cabo la institución en medio de la crisis económica.

PREGUNTA: ¿Cómo es la dinámica de crédito productivo en época de crisis financiera?
RESPUESTA: En medio de una macroeconomía muy compleja, donde el sector pyme ha sido el más afectado por la crisis, y en medio de un esquema de altas tasas de interés, la decisión estratégica que tomamos como entidad fue apostar al desarrollo y fortalecimiento de distintos sectores de la Provincia. Probamos durante un tiempo con líneas de crédito a tasa fija subsidiada, dirigidas a todos los sectores y a todos los clientes. Lo que sucedía era que esos créditos se concentraban en la Confluencia y en sectores puntuales. Por ese motivo desde el año pasado comenzamos a segmentar los cupos de crédito, llevándolos al interior en la zona centro, zona norte y en la zona lagos. Desde ese momento nos focalizamos en créditos específicos por industria. Así por ejemplo, sacamos una línea para Vaca Muerta, una para fomento del turismo, una línea para el uso racional de la energía, una para comercio y otra para el sector ganadero.

P: ¿Qué montos y tasas tuvieron esas líneas?
R: Las líneas están dirigidas a empresas que ya están en funcionamiento y que necesitan invertir, incorporar vehículos, o ampliar el capital de trabajo. En los casos de Vaca Muerta o comercio fueron líneas de $500 millones cada una. Todas las líneas son con tasa fija al 25%, excepto la de ganadería que es al 20%. En las líneas de comercio y servicios, turismo y ganadería, queda aun una cuota importante de cupo disponible. En el conjunto de las líneas, existe disponibilidad de unos $500 millones hasta fin de año.

P: ¿Cómo se distribuye el cupo dentro de cada línea?
R: El máximo por cada proyecto a financiar es de $10 millones, pero en general el promedio por cada crédito otorgado es menor a ese monto. Eso permite que el crédito no se concentre en solo dos o tres proyectos. Lo que buscamos es una relación de largo plazo con las Pymes, que son las que generan producción y trabajo. Por ese motivo también hemos extendido las líneas a la Provincia de Río Negro en las ciudades en las que tenemos sucursal, y a la vez los cupos de cada línea se distribuyen geográficamente para alcanzar a todos los rincones de la Provincia de Neuquén.

P: ¿Hay crédito para emprendedores?
R: En el caso de los emprendedores, el banco cuenta con una línea de hasta $1 millón con el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca, y tasas al 25%. Es una muy buena opción para quien desea iniciar su empresa.

P: ¿Cómo cubre el banco esa diferencia de tasa en relación a la inflación y a la tasa de mercado?
R: Se cubre con resultados propios. El BPN tiene en este momento muy buenos resultados a raíz de los excedentes financieros que genera una tasa muy alta, y ello nos permite sostener este tipo de líneas de crédito con tasa subsidiada. Aun así, estamos convencidos de que la relación con los productores debe ser a largo plazo, y que dentro de 5 años por ejemplo, una tasa del 25% será muy razonable. El banco gana con esa relación en el tiempo, y gana también con la reciprocidad. Es decir con poder tener en el banco el pago de haberes, lo seguros, la acreditación de las tarjetas, o el pago a proveedores.

Las tasas van a comenzar a bajar al ritmo del desarme de las Leliq. Eso va a generar un reordenamiento de toda la estructura de tasas.

P: ¿Qué porcentaje ocupan estas líneas en la cartera total de clientes del banco?
R: Las líneas dirigidas a empresas representan un 25% del total y el otro 75% está enfocado en individuos. Para individuos lo más fuerte son los programas de financiación en 12 cuotas sin interés. Actualmente estas líneas financian más de $3.000 millones mensuales, de los cuales hay $2.000 millones a tasa cero.

P: ¿Es negocio el plazo fijo?
R: Nosotros en este momento manejamos una tasa del 52% anual. La verdad es que en este momento no queda alternativa que invertir en plazo fijo. Dólares no se puede comprar. Y para el que tiene la posibilidad, optar por un bien durable como un vehículo, ladrillos o un terreno, es la mejor opción. Es lo más barato en relación a lo que puede llegar a venir.

P: ¿Qué puede llegar a venir?
R: El cepo cambiario se va a mantener porque hoy no hay dólares en el sistema. Argentina tiene un gran problema con la generación de dólares. Por eso es tan importante Vaca Muerta. Además, creo que las tasas van a comenzar a bajar al ritmo del desarme de las Leliq. Eso va a generar un reordenamiento de toda la estructura de tasas. Lo que aun no sabemos es cuál será el sendero de la baja de las tasas. Ese es el temor de las Pymes, que pese a propuestas como las de BPN, todavía son reticentes para tomar crédito.

P: Más allá de la ecuación económica ¿Cómo se proyecta BPN hacia el futuro?
R: Es clave la cuestión tecnológica. Este año hemos avanzado en implementación de plataformas de evaluación automática de riesgo. Hemos puesto en marcha la vinculación sin papel. Somos de los cinco bancos a nivel nacional, que permiten al cliente abrir un legajo en la sucursal sin papel. Ello reduce tiempos, espacios físicos, y eficientiza la gestión. Los hábitos de uso de los clientes cambian aceleradamente. Por ejemplo el pago a través de códigos QR. Por ello el desarrollo de los canales electrónicos, es clave.


Comentarios


“El rol de Vaca Muerta es clave para que Argentina vuelva a generar divisas”