El simulacro de juicio por jurados en Roca culminó con un veredicto unánime



Fotos: César Izza

Fotos: César Izza

Con un veredicto unánime de no culpabilidad por legítima defensa, finalizó en Roca el simulacro de juicio por jurados.

La presentación de la actividad estuvo a cargo de la jueza del Superior Tribunal de Justicia Liliana Piccinini.

“Este ha sido un muy buen ejercicio, nos permitirá ajustar por supuesto algunos detalles, pero se llenaron las expectativas. Más allá de la teoría, esto de poner en la práctica lo que estudiamos y lo que se nos enseña es el mejor método de aprendizaje; es con la práctica como uno realmente va asentando los conocimientos y va entrenando sus destrezas”, sostuvo la jueza Piccinini al finalizar el simulacro.

Sistema vigente

Todos los delitos cometidos a partir del 1 de marzo de 2019 para los cuales la Fiscalía anticipe que pedirá una condena superior a los 12 años de prisión serán juzgados por tribunales populares.

Los ciudadanos que serán convocados con carga pública para esa tarea ya fueron sorteados y están siendo notificados.

El simulacro se realizó sobre la base de un caso ficticio pero con características totalmente realistas.

Al frente de la audiencia, como juez profesional, estuvo el juez de juicio de Roca Oscar Gatti, en tanto que la acusación fue sostenida por el Fiscal Jefe de Cipolletti Santiago Márquez Gauna y la defensa estuvo a cargo de la Defensora Oficial de Villa Regina Celia Delgado.

El jurado escuchó los alegatos de apertura de la fiscalía y la defensa, luego a los testigos y peritos, posteriormente el relato de la imputada y por último los alegatos de clausura de las partes y las instrucciones para deliberar que les dio el juez. Así pasaron a discutir en una sesión totalmente secreta y 80 minutos más tarde alcanzaron el consenso unánime.

El caso

En la simulación la fiscalía le atribuyó a una mujer ser autora del delito de “homicidio calificado por el vínculo, agravado por el uso de arma de fuego”, en tanto que la defensa reclamó la absolución por legítima defensa, sosteniendo evidencia de una riesgosa situación de violencia doméstica que atravesaba la acusada y que la llevó esa noche, en medio de una agresión, a disparar contra su esposo, que era policía, utilizando el arma reglamentaria del mismo.


Comentarios


El simulacro de juicio por jurados en Roca culminó con un veredicto unánime