El socialismo, en contra



NEUQUÉN (AN) – Tras un raconto del proceso de recuperación económica luego de la crisis de 2001, que atribuyen a un contexto internacional favorable que le permitió a los países emergentes como la Argentina obtener altos precios de los productos que exporta, el Partido Socialista, en un documento que analiza también detenidamente el desarrollo de la actividad agropecuaria, se manifestó en contra del proyecto que la presidenta Cristina Fernández envió al Congreso para la implementación de las retenciones móviles.

En un documento, elaborado en la Capital Federal, las autoridades del partido destacaron que “las retenciones se convirtieron en una importante herramienta coyuntural de política económica, que permitió no sólo capturar una significativa masa de recursos para paliar los efectos sociales de la crisis, sino también de mantener un alto ritmo de crecimiento económico”.

Indicaron que “el complejo conflicto planteado en razón de la implementación del sistema de retenciones móviles ha dejado de ser ya exclusivamente un problema entre el gobierno nacional y el campo.

Lo que está en juego en este sentido no es sólo la definición de una política para el sector agropecuario, sino el presente y el futuro de la sociedad”.

Propuso que se debe “avanzar hacia un esquema de retenciones diferenciales y progresivas que reconozca las asimetrías existentes entre los grandes 'pooles' de siembra y los pequeños y medianos productores”.


Comentarios


El socialismo, en contra