El Superior Tribunal exigió a jueces redactar mejor sus sentencias



ROCA (AR).- El Superior Tribunal de Río Negro confirmó un cuestionado fallo de la Cámara Criminal Segunda de Bariloche que absolvió a un hombre acusado de violar a su propia hija menor de edad, pero dedicó numerosas fojas a cuestionar la forma en la que dicha sentencia había sido redactada. Por eso en la parte resolutiva del reciente fallo, decidió “recomendar al Tribunal que adopte una clara y precisa comunicación lingüística en los contenidos de fundamentación y resolución de sus pronunciamientos”. En su voto rector, el vocal del STJ Luis Lutz compartió parte de las duras críticas hechas al voto del camarista Miguel Ángel Lara por el Fiscal General, Nelson Echarren. Este último destacó las dificultades que tuvo para comprender “qué era lo que los jueces estaban diciendo”, por defectos de puntuación y otras falencias que hacían parecer la sentencia un apresurado “apunte del juez durante la audiencia” más que un cuidado escrito judicial. Si bien el argumento no bastó para declarar la nulidad del fallo, como habían pedido el fiscal y la defensora de menores que opusieron recursos de casación contra la absolución, sí fue suficiente para que el STJ dispusiera en su sentencia que “debe ser regla que los actos de comunicación, por parte del sistema judicial, sean claros, no necesariamente sin tecnicismos, porque éstos en muchas oportunidades son indispensables, pero se debe proveer en el propio texto, en la propia comunicación, material suficiente para la interpretación”. Sostuvo además el máximo tribunal rionegrino que “es un deber de transparencia del orden democrático” que las sentencias judiciales resulten “claras, precisas y congruentes”.


Comentarios


El Superior Tribunal exigió a jueces redactar mejor sus sentencias