Logo Rio Negro

El trabajo de emprender en tiempos difíciles

Por Comisión Directiva de CAIC

Desde esta edición de LA COMUNA, en forma periódica se publicarán artículos elaborados por la Cámara de Agricultura Industria y Comercio de Roca, relacionados con el pasado, presente y futuro de la ciudad.

Y en este momento de la pandemia, y ante una inminente segunda ola de contagios, quizás sea preciso pensar, reflexionar acerca de algunas prácticas y decisiones. El ejercicio propuesto pareciera no ser tarea sencilla, máxime cuando el ritmo de todos los procesos pareció acelerarse, afectando a un entramado social y regional ya complejo, del que el sector de comercio y empresas locales también es parte.

Y hay un concepto que pareciera haber tomado cierta relevancia durante este tiempo, no sólo en lo discursivo sino también en la práctica, el de Emprendimiento. Así, por ejemplo, desde el Ministerio de Desarrollo y Producción de Nación, desde gobiernos municipales, CREAR, INTA, Cámaras, por citar sólo algunos ámbitos, abunda la oferta de capacitaciones, charlas, foros, incentivos y líneas de crédito, etc. destinados a este sector emprendedor.

¿Qué hay en ese concepto que amerita su rescate? ¿Qué características se asocian a la tarea de emprender? Quizás el propio contexto de crisis actual, determinó que los gobiernos comenzaran a dimensionar la importancia de promover el desarrollo de actividades emprendedoras como manera de dar respuesta o subsanar una deficiente respuesta a la demanda de empleo, ocupación, igualdad de oportunidades, desarrollo social. Por otro lado, el concepto de emprendedor que aún opera en el imaginario popular, pareciera también ir cambiando.

Pensar hoy en quienes emprenden, ya no estaría atado a la idea de personas abocadas sólo a productos artesanales, si no que el escenario se ha nutrido y ampliado hacia otras posibilidades. En tal sentido, una persona que comercializa productos manufacturados también hoy, podría considerarse emprendedor.

De hecho, emprender podría despegarse de la experiencia, ya que son muchos los jóvenes que inician emprendimientos.

De lo transcurrido durante los meses de pandemia y luego de un innecesario y agónico cierre de actividades comerciales quedó evidenciado un sinnúmero de cualidades que llevaron a muchos/as a reconocerse como emprendedores/as: innovación, sentido de la oportunidad, creatividad, persistencia, iniciativa, liderazgo, gestión y negociación, responsabilidad, toma de riesgos, entre otros.

Asimismo, el sector comercio se ha ido adaptando a la virtualidad, a los protocolos vigentes siendo en gran parte un sector que ha contribuido a difundir, controlar y promover las medidas de prevención frente al covid-19. La necesidad de sostener el autoempleo, mantener puestos de trabajo genuinos, dar respuestas a necesidades de subsistencia sin olvidar las demandas socio-culturales, ha generado una postura del sector frente a los gobiernos, demandando que revisen medidas que entran en contradicción con lo que por otro lado buscan promover: el desarrollo de emprendimientos para fortalecer un virtuoso crecimiento económico.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El trabajo de emprender en tiempos difíciles