“Mostrar negocios de manera real es lo que gana terreno en las redes”

31 ago 2018 - 00:00

La Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA), reunió el pasado 22 de agosto a más de 250 mujeres en una edición especial de su ciclo “Mujeres Emprendedoras”. En este encuentro se pudo conocer y entender, de la mano de referentes del mundo digital, experiencias y visiones sobre el emprendedurismo en las redes sociales.

Alejandra Leguizamón (@mamaemprendearg), Florencia Fernández (@thehealthyblogger) y Belu Barrague (@belubarrague) compartieron durante la jornada los desafíos y el camino recorrido para ser hoy parte de la comunidad emprendedora de Argentina. El panel estuvo moderado por Victoria Arrieta (@vikarrieta) emprendedora y fundadora de la marca Monoblock.

Ver para creer

Y en este punto coincidieron las expertas. Un escritorio perfectamente ordenado, con sus elementos distribuidos por gama de colores, cual el mejor arco iris nunca visto. Una ventana con un paisaje de belleza extrema, que capta el deseo de viajar de cualquier persona que la mira; aunque no es posible para cualquiera. Este tipo de posteos son tan atrapantes y atractivos por lo que muestran, que muchas veces se termina perdiendo el mensaje que se quiere transmitir o lo que es peor, son mensajes no creíbles.

“En el último tiempo comprobé que los posteos que hago y que tienen más interacción, son los que fueron más reales, más auténticos. Cuanto más generás intuitivamente, más ganás. Mismo los videos en vivo que hago están teniendo cada vez más repercusiones. Ser bondadosos con los conocimientos que uno tiene, compartirlos, trae muchos beneficios”, comentó Alejandra.

Si bien Instagram como red social por excelencia en el universo de las imágenes, nació para captar la atención de la gente a través de fotografías lindas, perfectas, deseables y aspiracionales; en el mundo emprendedor y sobre todo de la mano de mujeres, madres y profesionales, este tipo de contenido está mutando con mucha fuerza y cada vez más.

Cuánto más real, natural y espontáneo es lo que se muestra, más credibilidad y confianza se gana. Emprender no es simplemente abrir un bar, un local de ropa, un startup. Emprender es una actitud. Y mostrar esta actitud en todas sus facetas es lo que hace a los emprendedores y sus proyectos más reales y cercanos. Mostrar errores, el paso a paso, cómo se llega a una idea, reuniones, charlas, forma parte del compartir con la comunidad.

“El espíritu emprendedor es interminable. Por eso la creación de contenido para un emprendedor requiere de mucha observación, identificación de momentos y el entender que la gente quiere ver lo mismo que les pasa a ellos. Si no comunicás algo que le aporte a tu seguidor, no sirve. En mi caso, me fui dando cuenta que los videos que más engagement tienen, son los más reales, los que muestran un momento tal cual es. O cuando muestro cosas que no son sólo de cocina, mis seguidoras están chochas”, comentó Florencia.

Crear una audiencia que preste atención a las publicaciones en las redes sociales, es un desafío que pocos consiguen conquistar. Supone esfuerzo, consistencia y un plan de acción. Las expertas coinciden que más allá de la espontaneidad y naturalidad como clave de su éxito, es importante tener objetivos y estrategias claros, con una hoja de ruta que vaya en línea, para brindarle a los seguidores la calidad de contenido que están esperando.

“Cuando comunico siento mucha responsabilidad, porque la gente ya no compra más marcas o cosas imposibles, compra a las ‘personas’, a uno como ellos. Los usuarios quieren saber quiénes están atrás de una marca o un negocio. Por eso cuando comunico algo lo pienso mucho, para lograr compartir lo que están esperando de mí. Antes de postear leo 3 veces lo que estoy publicando”, comparte Belu Barrague, cofundadora de Sofía de Grecia.

Victoria Arrieta, quien moderó la conversación, es fundadora de la marca de cuadernos Monoblock, con un largo recorrido en el camino del emprendedurismo y quién también compartió parte de su experiencia y visión al respecto. “Ser fiel a uno mismo y no querer satisfacer a todos con lo que hacemos. Para emprender y recorrer esta aventura, siempre es bueno sumar gente nueva y no quedarnos solo con nuestro entorno”, comentó.

Mujeres emprendedoras: ¿por qué invertir en ellas?
“Mostrar negocios de manera real es lo que gana terreno en las redes”
De a poco, las mujeres comienzan a ganar un importante terreno en los emprendimientos.
El movimiento feminista es uno de los hitos de 2018. Las mujeres han salido a la calle y han afectado al modo de pensar, relacionarse y diseñar la política. Es una iniciativa que no tiene marcha atrás y que está cimentado sobre años de acción colectiva. Sin embargo, el terreno del emprendimiento y la innovación siguen siendo de mayoría masculina.
Los datos del anuario de GEM 2017 Women’s Entrepreneurship Report señalan las tendencias: se reduce la brecha de género salarial en solo el 5%, crece el emprendimiento femenino en el 10% anual y crece el 8% el número de negocios consolidados liderados por mujeres. Son buenas noticias, pero hay espacio para mejorar.
Muchas de las grandes iniciativas de mujeres en Silicon Valley están relacionadas con la salud, la fertilidad o el propio desarrollo tecnológico (machine learning, Internet of Things).
La pregunta clave aquí consiste en saber cómo contribuir a que la tendencia se consolide y las mujeres emprendedoras puedan avanzar más rápidamente en el territorio de la innovación, la tecnología y las start-ups.
Con esta finalidad, se registran cinco ideas para aminorar la brecha, incrementar el número de proyectos tecnológicos liderados por mujeres, aumentar las vocaciones STEM y ofrecer mejores oportunidades.
Diversidad
La diversidad enriquece la compañía y genera un entorno propicio para la innovación. No se hace referencia al ambiente social, la empatía o la calidad del trabajo, que pueden ser cuestiones importantes, sino que se apunta a la cuenta de resultados a través de la innovación activa. Las empresas con mujeres en puestos directivos ofrecen mejores números en el largo plazo porque éstas suelen valorar otros elementos que no se limitan al comportamiento financiero. Esta visión más amplia del comportamiento de una organización ofrece información cualitativa sobre el bienestar de los empleados, la reputación en el sector, la veracidad de las cifras proyectadas en el plan de negocios y otros intangibles convertibles en cash.
Apuntar a la comunicación
La comunicación oral y la presentación ante públicos es parte del negocio. A menudo, en las presentaciones, las directivas ceden su puesto en asuntos relacionados con asuntos técnicos, operaciones y funcionamiento real del negocio. Es una mala idea porque hace creer al inversor que no está en el corazón de la actividad empresarial. Quien pide dinero en una ronda de inversiones tiene que explicar a su audiencia la parte blanda (estrategia, visión, misión), pero sobre todo la parte dura de la industria (dónde están los clientes, cómo se gana dinero, cómo se opera).
El valor de la autoestima se puede calcular. No es malo tener una visión optimista de vida y pensar que los proyectos se ejecutarán de acuerdo con lo establecido.
Sin embargo, el hombre tiende a sobreestimar sus propias predicciones, basadas en su experiencia previa o conocimiento. Por eso, se rompen las expectativas depositadas ante “la nueva empresa que revolucionará el sector XYZ”. Las mujeres tienden a ser más conservadoras en el sentido de que valoran mejor los activos, son más responsables con las decisiones que impulsan y toman riesgos más calculados. Son operaciones financieras más moderadas, pero más seguras.
Hay que fomentar la presencia femenina en las actividades que rodean el emprendimiento. Se aprende por copia de modelos y roles, porque las redes profesionales e informales contribuyen a la mejora de las posibilidades de diseñar tu propio futuro profesional. Esto se refiere a las inversionistas de capital, las mentoras, las aceleradoras y otras posiciones ocupadas, en su mayoría, por hombres.
Se trata de perseguir un objetivo de mayor equilibrio, representación y diversidad en la toma de decisiones y no solamente en la presentación de proyectos. Sin capital social que apueste por la diversidad en la actividad económica y empresarial, es más difícil avanzar.
En síntesis, se trata de aprovechar la visión femenina en la empresa. A menudo, la masculina se centra en la compensación y otros atributos sensibles que operan en el corto plazo. Esto no es problema, si bien conviene acentuarlo con la parte intangible que valora actividades y actitudes dentro de la organización. Como enseñan los clásicos, en el medio está la virtud.
“El espíritu emprendedor es interminable. Por eso la creación de contenido para un emprendedor requiere de mucha observación”,
dice Florencia Fernández.
“Cuando comunico siento mucha responsabilidad, porque la gente ya no compra cosas imposibles, compra a las ‘personas’, a uno como ellos”,
comentó Belu Barrague.
Una asociación joven
“Mostrar negocios de manera real es lo que gana terreno en las redes”
ASEA hoy suma más de 15.000 miembros que conforman su comunidad y dentro de la cual más de 5.700 son mujeres. Con un promedio de edad de 30 años, según su especialización se las puede segmentar en los siguientes rubros:
• Marketing y publicidad (30%)
• Diseño gráfico /indumentaria (28%)
• Coaching (22%)
• Consultoría (20%)
La diversidad enriquece la compañía y genera un entorno propicio para la innovación. No se hace referencia al ambiente social, la empatía o la calidad del trabajo.
Empresas con mujeres en puestos directivos ofrecen mejores números a largo plazo porque valoran otros elementos, no sólo lo financiero.
Agencias

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.