Empresa neuquina insistirá con su iniciativa privada por el skate park de Bariloche

La propuesta para iluminar con tecnología led el skate park, el pum track y el velódromo municipal a cambio de espacios de publicidad aún no obtuvo el aval del municipio, que pidió replanteos.

El proyecto empresario para iluminar con tecnología led el skate park, el pum track y el velódromo municipal a cambio de espacios de publicidad no obtuvo todavía el visto bueno del municipio, que pidió replanteos y aclaraciones antes de decidir si acepta la “iniciativa privada” y avanza con un llamado a licitación.

La empresa neuquina Arcuva SAS fue la que manifestó hace varios meses su interés en ese negocio, que incluiría un “parador” gastronómico y de venta de “merchandising” en el predio del skate park, donde se congregan cientos de jóvenes todos los días. Su titular, Martín Arcucci, aseguró que en breve van a presentar los ajustes sobre el proyecto que les pidió el municipio.

Dijo que si los tiempos se dilataron hasta hoy (la idea original data de fines de 2020) fue porque cuando se hizo pública la iniciativa privada las primeras reacciones no fueron favorables. “Hubo algún problema en la comunicación, empezó a decirse en las redes que se iba a privatizar el skate park y nada que ver -sostuvo Arcucci-. Nosotros somos simplemente iniciadores. Tiene que ser aprobado por el Concejo y después el municipio tiene que llamar a una licitación nacional, donde se pueden presentar otras empresas”.

Señaló que el skate park, al igual que el vecino pump track y el velódromo “seguirán como espacios públicos, de acceso libre, como una plaza, y nadie propone algo distinto”.

Explicó que la pretensión de su empresa es “recuperar la inversión” de la infraestructura de iluminación mediante el aprovechamiento de carteleras publicitarias “solo en un sector, no en todo el skate park”, sumado esto a la venta de comestibles y otros artículos en un local del tipo “food truck” de 70 metros cuadrados.

El presupuesto que presentó Arcuva para iluminar ambos predios fue de 8 millones de pesos hace algo más de ocho meses. Según Arcucci los insumos necesarios se actualizan a valor dólar y hoy la obra costaría no menos de 10 millones. La pretensión de la empresa es hacerse de la concesión por 10 años.

En diciembre último el municipio declaró la “admisibilidad” de la iniciativa privada presentada por Arcuva y convocó a la comisión evaluadora. El secretario de Ambiente y Desarrollo Urbano, Pablo Bullaude, dijo hace unos días que determinaron que “faltaba información” y devolvieron el material con varios pedidos. “Todavía no contestaron”, confirmó el funcionario.

Dijo que propiciaron además una reunión de los inversores con representantes de Skunba (skaters unidos de Bariloche) y de otra entidad que agrupa los bikers que utilizan el pump track, y que habría contribuido a reimpulsar el proyecto.

Arcucci dijo que ese encuentro realizado hace dos semanas fue importante porque los jóvenes se mostraron a favor de la propuesta y aseguró que de allí “surgieron otras ideas, como la colocación de videocámaras y ver cómo se puede resolver el vandalismo que se da en el sector de baños públicos”.

Dijo que ese aval de los skaters y ciclistas es clave porque no estarían dispuestos a continuar con la iniciativa si genera rechazo social. “En la comunidad no había caído bien y por eso no avanzamos, pero ahora aparecieron otras miradas y estamos en plena evaluación para aportar lo que pidió el municipio -señaló Arcucci-. El skate park es un espacio que tiene un potencial infernal y no se puede privatizar, es de sentido común”.

Presencia en Bariloche

Luego de ganar la respectiva licitación, la empresa Arcuva se adjudicó en junio de 2020 la explotación de la publicidad callejera en Bariloche, con la obligación agregada de emplazar nuevos paradores de transporte urbano. Por ese negocio, que incluye los nomencladores de calles y dos pantallas led en la vía pública, abona al municipio un canon de 540.000 pesos mensuales.

Arcucci dijo que ese contrato está en pleno desarrollo, pero sugirió que no el rinde el esperado rédito económico. Dijo que de los 90 paradores comprometidos ya colocaron 70, pero “hay poca venta de publicidad” y el empuje que esperaban con la alta temporada turística “nunca llega”.

En la propuesta para el skate park/pump track no existiría en principio un canon para el municipio, sino que solo contemplaría una compensación directa entre el costo de iluminar y el beneficio para la empresa de explotar la publicidad y el parador.

Aunque Arcucci insistió en que la firma Arcuva “sólo es iniciadora” y de la posterior licitación podría surgir otra ecuación económica.


Comentarios


Empresa neuquina insistirá con su iniciativa privada por el skate park de Bariloche