Se trabó el congelamiento de precios por desacuerdo entre el Gobierno y los empresarios

Feletti y los empresarios productores no se pusieron de acuerdo. El Gobierno quiere extender la lista a 1.650 productos. Las negociaciones seguirán este martes.





El congelamiento de precios de productos alimenticios, bebidas y artículos de limpieza e higiene personal por 90 días que pretende el Gobierno de Alberto Fernández sufrió este lunes un duro traspié por la oposición de las empresas productoras a retrotraer valores al 1 de octubre y no tener ningún tipo de actualización hasta el 7 de enero, por lo que la contienda seguirá hoy.

Tras cien minutos de un acalorado debate en oficinas de la secretaría de Comercio Interior el diálogo naufragó. Los empresarios se mostraron sorprendidos cuando el titular del área, Roberto Feletti, les dijo que la lista de 1.247 productos de la que habían hablado la semana pasada debía extenderse hasta los 1.650 artículos, para que haya un impacto más representativo en el consumo masivo.

Este martes por la mañana volverán a reunirse dado que las empresas tendrán que acercar contrapropuestas. Pero Feletti anticipó en el encuentro que, si no se alcanza un acuerdo, el Gobierno está decidido a establecer nuevamente –como en 2020 durante la pandemia- un esquema de precios máximo vía una Resolución, un hecho que las compañías quieren evitar.

Al terminar el encuentro, Feletti dijo en declaraciones a la prensa que el Gobierno detectó aumentos de “entre el 10% y el 25%” desde que se inició octubre. Esto va en línea con la queja del presidente Fernández en el Coloquio de Idea el viernes pasado, cuando les dijo a los hombres y mujeres de negocios que estaban allí que la aceleración inflacionaria registrada en septiembre se había mantenido en la primera quincena de este mes.

“Cuando yo planteo (a los empresarios) la aceleración de precios que se dio en la primera quincena de octubre es incontrastable. Tenemos subas de precios de entre 10% y 25% en la primera quincena en latas de conserva (tomates y arvejas), en café, en higiene personal y artículos de limpieza”, se quejó Feletti después de que no se alcanzara un entendimiento. Y agregó: “Esto tiene que retrotraerse y estabilizarse por 90 días”.

El miércoles de la semana pasada, tras la primera reunión, todo indicaba que el acuerdo estaba cerrado y sólo faltaban los detalles acerca de cuándo arrancaría y de qué forma se implementaría. Así lo había anunciado Comercio Interior indicando, incluso, que la lista de precios sería de unos 1.247 productos.

Pero las empresas decidieron plantarse ante la negativa oficial de conceder algún tipo de ajuste al largo del entendimiento. Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina y referente sectorial de las alimenticias, ingresó al encuentro con los dientes apretados.

El empresario dijo minutos antes de la reunión que a ninguna empresa le gusta “ni los controles de precios ni los congelamientos”, porque estas medidas ponen en “tensión” las estructuras de ingresos respecto de las de costos, que siguen subiendo día a día. “Todo esto, lamentablemente, forma parte de una deformación que es la inflación, un problema que no beneficia a nadie”, dijo el empresario y señaló que la solución para los precios vendrá de la mano de la “estabilidad macroeconómica” del país.

Para Feletti, en cambio, las compañías con las que él está negociando tienen espaldas suficientes como para aguantar un congelamiento, aunque reconoce que no sabe cómo sería la salida el 7 de enero. “Es un acuerdo por solo noventa días! Y en enero tendríamos que volver a discutir las condiciones”, dijo el funcionario al salir de su oficia.

Según Feletti, “no se trata de pensar siempre que en materia de alimentos hay consumos suntuarios. ¡No! Es el derecho de los trabajadores y de los sectores humildes de poder consumir tranquilamente los últimos tres meses del año, por eso hablamos de una canasta diversa y amplia de 1.650 productos”.

El secretario de Comercio Interior agregó que en la reunión de este lunes hubo “muchas declaraciones en favor de un acuerdo” por parte de las empresas, por lo que se decidió abrir “un compás de espera de unas doce horas más”. “Yo creo que tiene que haber una vocación de acuerdo porque de la lista de productos que mandamos, 47 empresas tienen el 72%. Estamos hablando del universo de empresas de las más poderosas”, dijo.

Y evaluó que no tendría que haber motivos para un desabastecimiento de productos porque el uso de la capacidad instalada de la industria está en torno al 64% y no debería haber estrangulamiento hasta alcanzar un nivel el 80%. “Tienen la posibilidad de aprovechar el mercado de consumo sin mucho esfuerzo”, expresó el funcionario sobre la situación de las compañías.


Comentarios


Seguí Leyendo

Se trabó el congelamiento de precios por desacuerdo entre el Gobierno y los empresarios