En 2008, hubo otra muerte en una comisaría de Roca

Fue el caso de Matías Molina que este año llegó a juicio y por el que hay cuatro policías imputados.



#

Matías Molina fue un adolescente que murió el 31 de octubre de 2008 en la antigua Comisaría Tercera de Roca.

Ese día, cerca de las 16:30, lo habían detenido en el predio del hipermercado ubicado en Ruta 22 y Viterbory, en aparente estado de ebriedad o bajo efectos de alguna sustancia. Molina fue trasladado a la antigua Comisaría Tercera y quedó alojado en soledad en un calabozo.

El médico policial fue convocado en tres oportunidades y cuando se hizo presente para que examinar al detenido, alrededor de las 21, el cuartelero encontró al joven ahorcado con su propia camisa en una reja del calabozo.

Más información: Investigan la muerte de un hombre en una comisaría de Roca

Por el caso hay cuatro policías imputados Roberto García, jefe de la Comisaría Tercera al momento del hecho; Luis Neguimán, subjefe de la unidad; Héctor Fernández, oficial de servicio, y Hugo Paillalef, cuartelero.

Están acusados de “haber contribuido” a la ocurrencia de la muerte por haber incumplido sus respectivas obligaciones funcionales y reglamentarias en materia de conducción de la unidad, directivas, trato y resguardo de detenidos, tratamiento de menores de edad en unidades policiales, entre otros deberes asociados con la “posición de garantes” que les correspondía por su función.

Hace poco más de un mes, la muerte de Molina llegó a juicio. A poco de comenzar, se suspendió porque recusaron a uno de los jueces que había actuado como defensor oficial en la etapa inicial del proceso. Tras la designación de un nuevo magistrado se retomaban las audiencias.


Comentarios


En 2008, hubo otra muerte en una comisaría de Roca