En Bariloche piensan contener las tarifas a pesar de la inflación

El sector hotelero estima que el incremento será entre un 25 y 30 por ciento en la próxima temporada de verano. Preocupa cómo será la reacción del turista chileno que habitualmente llega en febrero.



Las tarifas del verano en la hotelería de Bariloche tienen una suba entre 25 y 30%. Foto: Alfredo Leiva

Las tarifas del verano en la hotelería de Bariloche tienen una suba entre 25 y 30%. Foto: Alfredo Leiva

La pesada carga de la inflación acumulada en lo que de este año obliga a los prestadores de servicios turísticos a afinar el lápiz para la próxima temporada estival. “Vamos a tratar de mantener las tarifas lo más planas posibles”, afirmó el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, Claudio Roccatagliata.

Dijo que si se trasladara la inflamación anual acumulada, que supera el 50%, a las tarifas “no tendríamos pasajeros”. Comentó que hay segmentos del sector hotelero donde la inflación golpea más fuerte, como es el caso de los complejos de entre una y tres estrellas.

Roccatagliata estimó que los aumentos en la hotelería de Bariloche se ubicaron -en promedio- “entre el 25 y 30% este año”.

De todos modos, afirmó que en la temporada de verano, “el 70% del turismo que viene a Bariloche es nacional”. Por eso, sostuvo que la clave será aplicar en la próxima temporada estival un cuadro tarifario “con una variación lo más ajustada posible”.

Dijo que en la entidad que preside están a la expectativa “de tener una buena temporada”, pero destacó que una de los principales interrogantes es saber qué pasará con los turistas de Chile.

Este año hubo una importante afluencia de turistas chilenos atraídos por la ventaja cambiaria como consecuencia de la devaluación del peso argentino.

Explicó que el turismo extranjero elige Bariloche, sobre todo, en la temporada de invierno. Es el caso de los brasileños. “Los uruguayos vienen en una determinada época del año y la preocupación es por el turismo de Chile”, puntualizó.

Dijo que la competencia será dura en la temporada de verano con otros destinos del país, como ocurre en todo el año. Consideró que habrá que tener tarifas competitivas, mostrarle los atractivos de la ciudad y una fuerte promoción del destino.

Roccatagliata advirtió que otra clave será el tipo de cambio y se habrá facilidades para viajar y pagar en cuotas. “Ha sido un año con muchos pasajeros, pero el consumo está contenido, es turismo gasolero”, describió.


Comentarios


En Bariloche piensan contener las tarifas a pesar de la inflación