En Bariloche se podrá esquiar sólo en Catedral

Limitada a los residentes, la apertura del cerro será la semana que viene. El resto de los parques de nieve no abrirán.





La apertura de Catedral desde la próxima semana con una operatoria limitada a esquiadores locales no se extenderá a otros centros invernales y parques de nieve, entre ellos los ubicados en el cerro Otto.

La razón no es otra que el desinterés de los propios operadores, que no tienen posibilidad alguna de cubrir los costos con público local, ya que dependen casi en un 100% del turismo. Esto a pesar de la abundancia de nieve, que -según afirmaron- tiene muy pocos antecedentes.

En la cota de 1.300 metros sobre el nivel del mar, cerca de la cumbre del Otto, funciona el Centro de Esquí Nórdico. Su titular, Fabián Eiras, dijo que tienen casi dos metros de nieve, cuando otros años tuvieron que palear horas y horas para poder abrir las pistas. Pero aun así aseguró que la falta de turismo es “una realidad inmodificable” y con una probabilidad “del 99%” el centro permanecerá cerrado hasta el próximo año.

Algo más abajo, en el mismo cerro, está ubicado el centro invernal Piedras Blancas, que cuenta con pistas de esquí, trineos, snow tubbing y cables de zipline. El gerente del complejo, Luciano Stella, afirmó también que permanecerán cerrados porque es “inviable” operar sin afluencia turística.

Entre ambos emprendimientos generan más de un centenar de empleos.

Otros cien trabajadores se desempeñan en Teleférico Cerro Otto, que pertenece a la fundación Sara María Furman. Por estos días el Teleférico realiza trabajos de mantenimiento con personal reducido y no tiene definido todavía si abrirán al público esta temporada, según informaron desde su oficina de prensa.

Stella dijo que la situación de Catedral es distinta porque tiene servicios prevendidos (por los más de 5.000 pases de temporada que compraron los residentes), pero Piedras Blancas trabaja principalmente con turismo nacional, extranjero y grupos estudiantiles, de modo que su unidad de negocios es muy distinta.

Dijo que hoy no están habilitados por el municipio, pero tampoco tienen intención de tramitar ningún permiso. “No podemos abrir, es una cuestión de costos”, afirmó Stella, a pesar de que “en términos de nieve es la mejor temporada en más de diez años”.

El mismo criterio adoptaron los prestadores del cerro Campanario y los del complejo ubicado en el valle del Challhuaco, que suele ofrecer travesías en la nieve, con esquíes o raquetas.

Nos parte el alma tomar la decisión de cerrar todo el invierno, pero no se puede poner en riesgo toda la cuestión sanitaria”, dijo el gerente de Piedras Blancas.

Eiras explicó que entre los costos de abrir el centro de Esquí Nórdico está el mantenimiento del camino de acceso, que en estos días está colmado de nieve y sólo transitable para vehículos 4×4 en forma condicional. “No tenemos pases prevendidos, como Catedral”, explicó. El público que reciben es “turismo en un 90%”.

Dijo que lo sanitario resulta un factor clave y una de las preocupaciones es “qué pasa si llueve o nieva”, porque el recinto que oficia de refugio y confitería no podría albergar a muchas personas, con el suficiente distanciamiento. También sería muy complejo cumplir con los protocolos para el alquiler de los equipos, cuando pasen de un usuario a otro.

Eiras dijo que en condiciones normales el Centro de Esquí Nórdico recibe unas 200 personas por día. Refirió que tiene 35 empleados, incluidos los temporarios, y la apertura del centro “sería insostenible en materia de costos”, un condicionante que “va más allá de la voluntad, es algo fáctico”.

Dijo que la mira en su caso ya está puesta en la temporada 2021, porque el 2020 está perdido sin remedio. “No se le puede echar la culpa a nadie, ésto es algo dinámico y golpea a todo el mundo”, aseguró Eiras.

En los últimos días recibió consultas para alquiler de equipos pero se negó, por no tener claros los protocolos. “Por más que abra Catedral, todo Bariloche está en serios problemas mientras siga prohibida la actividad turística, pero yo tengo muchos años en ésto y voy a seguir -aseguró-, no soy de bajar los brazos”.

Los trabajadores permanentes del Esquí Nórdico y también de Piedras Blancas fueron asistidos con el programa ATP del gobierno nacional. Los temporarios están en la misma pelea que el resto de los gastronómicos y empleados de comercio para que el Estado les reconozca un beneficio similar.

Stella dijo que en Piedras Blancas acordaron con el gremio otorgar una ayuda económica a los temporarios durante los meses de agosto y septiembre.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Bariloche se podrá esquiar sólo en Catedral