«En manos obreras», un show que homenajea la lucha de la Cooperativa de Trabajo J. J. Gómez

Sergio Nova, uno de los directores del espectáculo de danza que estrenará el viernes en Casa de la Cultura, pasó por "En Eso Estamos" de RN RADIO y comentó de qué trata la obra. Escuchá la nota acá.





La Cooperativa de Trabajo Frigorífico J. J. Gómez es uno de los grandes ejemplos de lucha de nuestra región. Surgida de la fuerza de sus trabajadores, que no aceptaron el cierre de las instalaciones de la empresa que en aquel entonces se conocía como Fricader, la Cooperativa se estableció como referencia en la zona y hoy funciona con un ritmo impresionante.


Semejante ejemplo de resistencia no podía pasar desapercibido. No lo hace, de hecho. Es un caso testigo, como el de Fasinpat (ex Zanón) en Neuquén, de que los derechos se defienden mediante la lucha activa de los trabajadores. De que la calle es territorio de disputa y que cada paso dado es importante. Y es también un ejemplo que se trasmite de generación en generación, por aquellos que lucharon y aquellos que vieron la lucha. Es, por suerte, de esos ejemplos que se mantendrán por mucho tiempo en la región.

En este contexto, el viernes a las 22:30 estrenará en la Sala 2 de Casa de la Cultura un espectáculo homenaje. Se trata de la obra de danza «En manos obreras: Pasado de lucha, futuro de trabajo», que contará con la dirección de Sergio y Yanina Nova. Y no, no es casualidad sino más bien causalidad, que ambos sean hijos de uno de aquellos trabajadores que decidieron torcerle la mano al destino y jugar una mano más, confiando en recuperar lo que les pertenecía por derecho.

Sergio visitó el estudio de RN Radio y charló con el programa «En Eso Estamos», en una emotiva nota, que tuvo el recuerdo constante de aquella lucha y de todo lo bueno que dejó. El espectáculo, claro, fue disparador; pero la charla fluyó por varios ejes y, sobre todo, dejó la confirmación de que estas peleas ganadas son peleas que calan profundo y que a la larga forman carácter en todos los protagonistas, sean directos o indirectos.

Según contó Sergio, la propuesta «es una obra de danza que cuenta la historia de un grupo de obreros que queda sin trabajo en el 2001, cuando presenta quiebra una fábrica muy conocida de J. J. Gómez. Junto con mi hermana Yanina, la otra directora, somos hijos de uno de los obreros que estuvo en la lucha hasta que se creó la cooperativa». Y si bien la influencia de la historia es directa, pues les tocó vivirla en carne propia, está acompañada también de un marco más extenso. «Estuvimos leyendo mucho además de lo que vivimos. También hubo muchos actores que escribieron sobre el tema, y además buscamos testimonios históricos, así que está muy empapado el tema en la obra», explicó el director.

Sergio pasó por el estudio de RN RADIO y dialogó con «En Eso Estamos».


La propuesta tiene una mezcla de disciplinas y géneros. Es, ante todo, un homenaje. Y en este aspecto, Sergio indicó que «tiene algo de teatro, no es todo bailado, hay actuación. Con los intérpretes fuimos trabajando y haciendo una investigación, explorando a ver qué nos podían brindar para ponerlo en escena. No hay diálogo más que con el movimiento y la gestualidad. No hay palabra, por eso hubo una selección de música que iba a contar lo que nosotros queríamos representar». Pero, ¿con qué se va a encontrar la gente que asista? «Hay algo de música contemporánea y libre, pero el fundamento está puesto en lo folklórico porque somos una compañía de danza folklórica. Hay otras herramientas también, como danzas libres», marcó.

El proceso creativo llevó un tiempo más extenso del que hubieran querido, pero a la vista del resultado, valió cada segundo. «Fuimos reconstruyendo las entrevistas, por lo que fuimos seleccionando las partes necesarias para contar ese relato que queríamos mostrar. Además hubo poesías que encontramos sobre el frigorífico, por ejemplo. Tuvimos la suerte y el honor de tener a Liliana Randizzi, una docente increíble de danza folklórica que ha tenido un gran recorrido», comentó Nova.

Hay una pregunta que se impone, si de procesos creativos hablamos. ¿Es posible dejar de lado durante el proceso creativo la emoción de aquella lucha, de aquella experiencia transformadora? Y, en este sentido, ¿necesariamente debe quedar fuera?¿No es, acaso, el arte algo totalmente subjetivo? Para Sergio, «es difícil dejar nuestra historia fuera del proceso creativo, estamos constantemente conmovidos. Y no nos sucede sólo a quiénes vivimos la situación, sino también a los intérpretes, por lo que representó el 2001 para todos». Y, consciente de esto, la emoción incluso aporta un extra, porque «ese movimiento, ese hacer, es mucho más sincero y no queda solo en una coreografía. Está mucho más adentro y viene con sinceridad, y bienvenido para la obra».

El grupo representa cada una de las situaciones que les tocó atravesar a los trabajadores de la ex Fricader. (Foto: Andrés Maripe)


El director comentó que «hace mucho planeábamos hacer la obra pero no teníamos un espacio físico. El año pasado empezamos en Casa de la Cultura con un taller de estilización folklórica, y cuando terminamos la muestra, el director nos propone formar parte de un elenco estable. Ahí fue cuando dijimos ‘es lo que nos hacía falta’, un espacio para concretar la obra; y en mayo de este año empezamos a generar la iniciativa de la compañía».


La emoción de la lucha



«Recordar la lucha conmueve bastante. Mi hermana tenía 6 o 7 años, yo tenía 11 o 12, éramos chicos viviendo esa situación. Es difícil encontrarse un día con que tu papá no tiene trabajo, y no sabe cómo resolverlo porque el dueño de la fábrica desapareció», relató Sergio; al tiempo que explicó que «la imagen de ellos llegando al lugar de trabajo y viendo las puertas cerradas, el no saber qué te espera para mañana, que nadie te de una explicación… Eso está todo planteado en la obra».

Sobre ese recuerdo, señaló que «desde tiempo antes del cierre se venían notando cosas raras en la fábrica, pero estaba la esperanza de que mejorara… Y no ocurrió, se quedaron sin trabajo. Ahí vino la desesperación por otro trabajo, pero también es cierto que no sabían hacer otra cosa que esa labor. Una vez que pudieron entrar a la fábrica y tomarla, estuvieron viviendo bajo los corrales, estuvimos ahí con el fuego y las tortas fritas. Una situación dura, porque llegaron hasta a comer palomas porque no había nada para comer ahí». La emoción lo invade y no es para menos. Estuvo ahí, lo vivió. Sabe lo que representa aquella lucha porque la hizo propia, aún cuando era un niño.

El elenco, que se especializa en danzas folklóricas pero fusiona distintos géneros para este homenaje. (Foto: Andrés Maripe)


No faltó la ayuda, claro. «La fábrica de Zanon, en Neuquén, brindó también cerámicos para vender y que quedara algo para seguir tirando. Nosotros acompañábamos a mi viejo a vender cerámicos… Y también los vecinos acercaban harina y grasa para hacer comida. Las familias se reunían en las fábricas, se iban turnando, para poder salir y tener otra changa para subsistir. Eran varios obreros los que estaban, pero algunos decidieron no seguir con la lucha. Fueron 12 los obreros que llegaron al final, a conseguir esta cita con Néstor Kirchner, y acordar que les dieran la fábrica», relató.

Hubo final feliz. Y no por suerte, sino por un destino forjado a mano, en comunidad, de forma cooperativa. «El momento de recuperación de la fábrica fue emocionante. Mucha alegría, ver que esto era nuestro, por la lucha, porque estuvimos. Esas frases nos fueron quedando y lo seguimos recordando, esos abrazos, esos llantos dentro de una fábrica desierta», aseguró.


El estreno, este viernes



Nova comentó que «hay 10 intérpretes, son más mujeres que varones. Hubo muchos más que entraron a la compañía pero no pudieron seguir por cuestiones personales, y ellos son los que van a estar en la obra».

Además, realizó la invitación: «Este viernes a las 22:30 horas, en Sala 2 de Casa de la Cultura, será el estreno de la obra. Las anticipadas tendrán un valor de $800 en boletería y de $1.000 en puerta».

Para el cierre, aseguró que «hubo 12 familias que llevaron adelante esta lucha para lograr ser una cooperativa hoy. Y esta obra es para valorar el esfuerzo que hicieron. Es ahí donde pusimos el ojo para crear la historia, el sacrificio para quedarse día y noche instalados ahí».


Escuchá la entrevista a Sergio Nova en «En Eso Estamos»:


Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«En manos obreras», un show que homenajea la lucha de la Cooperativa de Trabajo J. J. Gómez