La fantasía vuelve a la pantalla con dragones, y espadas para contar el comienzo de todo

HBO tomó la delantera con el estreno de House of Dragon”, una serie nacida en la exitosa “Games of Thrones”. En septiembre llega “El señor de los anillos: los anillos del poder” a Amazon Prime. Una competencia llena de dragones y fantasía.





A veces no hay nada para ver. A veces pasan años antes de que haya una de esas series de las que vale la pena hablar. Pienso en Breaking Bad, pienso en Los Soprano, o en The Wire, o en Big Little Lies, o en Peaky Blinders, o en la magnífica Better call Saul. Pero también en “Game of Thrones”, que nos entretuvo en ese lejano tiempo pre pandemia, cuando hablábamos de otras cosas que no eran virus, (aunque sí hablábamos de inflación y de dólar, porque nosotros siempre estamos hablando de eso). En aquel tiempo esperábamos cada temporada y cuando empezaba, esperábamos cada capítulo. Así fue al menos hasta la octava y última, que fue una desilusión completa. Pero esa es otra historia (de la que no vale la pena hablar).


Este año, después de la pandemia y de haber vivido en un mundo cuasi distópico, la fantasía regresa a las pantallas de streaming con apuestas fuertes y presupuestos altísimos, que parecen ajenos a cualquier crisis mundial y restricciones energéticas.

De un lado HBO, que decidió revolver al alhajero de la abuela y rescatar las joyas valiosas de “Game of Thrones”, buceando en su prehistoria. Y del otro Amazon prime, cuyo dueño Jeff Bezos, es un fanático de la creación de J.R.R. Tolkien, “El señor de los anillos”, y se zambulló en los inicios de la Tierra media, con sus enanos, elfos, hobbits, y magos.


Llamas de fuego



HBO dio el primer golpe. Con un presupuesto de 20 millones de dólares por capítulo, el domingo pasado salió a dar pelear con “House of Dragon”, la serie salida del árbol genealógico de “Games of Thrones”, que cuenta los inicios, hechos de sangre y fuego, de la casa Targaryen, la más emblemática, la más conflictiva, la que engendró después de varias generaciones a Daenerys.

El primer golpe fue un éxito: fue el estreno más visto de cualquier serie en la historia de HBO Max en América Latina. Según informó la plataforma, superó el récord anterior, que ostentaba la segunda temporada de “Euphoria”. Y ya se anunció que habrá segunda temporada.

Basada en “Fuego y sangre”, el libro de George R.R. Martin, la serie de diez episodios, está ambientada 174 años antes de los acontecimientos de “Game of Thrones”, allí donde comienza todo. Porque, como dijo el periodista Jorge Carrión, “después de narrar la épica que evitó el apocalipsis, ahora corresponde contar la mitología de un posible origen profético”. El primer golpe no sólo fue un buen golpe por la cantidad de espectadores. También por la elección del capítulo. Dirigido por el mismo director que nos maravilló con “La batalla de los Bastardos”, el primer capítulo de “House of Dragon” , “Los herederos del dragón”, fue una muy buena primera muestra de lo que viene.

Esta es la historia de cuando los Targaryen llegaron a la cima y es la historia que nos permitirá comprender por qué 200 años después, todo se fue al diablo y hubo un Targaryen mendigando una corona y vendiendo a su hermana (nuestra querida Daenerys, antes de malograrse, también ella).


En clave Shakespeariana, el primer capítulo cuenta una historia de sucesión monárquica y una lucha en la familia que pone en jaque no sólo la gobernabilidad, sino el equilibrio del mundo conocido. Todo se narra en un contrapunto entre un torneo y el parto de la reina. La esposa del rey le recuerda a Rhaenyra que “nuestro campo de batalla es el parto”. La secuencia, algo aterradora, entremezcla escenas del torneo que celebra la llegada del heredero con la carnicería que sufre la reina al parir y que termina con su vida.

Como en “Game of Thrones” y hasta entrar por completo en elmundo de Westeros, hay que andar atento porque los nombres son raros y las intrigas demasiadas. Pero esa es la maravilla de la fantasía bien hecha. Al cabo de unos minutos, nos aprendemos esos nombres imposibles y entendemos a la perfección los cruces.

¿Logrará, además de golpear, golpear dos veces y convertirse en un éxito como “Game of Thrones? Hay que dejarla volar un poco más y ver cómo nos llevan por esas historias.


En mundo no tan lejano…



Mientras tanto, no muy lejos en el horizonte, los dragones y sobre todo HBO tienen otra preocupación. Se llama “El señor de los anillos: Los anillos del poder” y se llama, también, Amazon Prime . Esa pelea, por ver quién es el dueño de la audiencia de la fantasía se librará a partir del 2 de septiembre.

La pelea será con las mismas armas, porque la serie que s eviene será una épica, y también habrá espadas y dragones. Pero en este caso sobrevolarán la Tierra Media de J.R.R. Tolkien.

Se dice que “Los anillos del poder” es un proyecto germinado en la admiración del fundador de Amazon, Jeff Bezos, por la obra de J.R.R. Tolkien. Bezos, uno de los hombres más ricos del mundo, se dio el gusto: ya encargó cinco temporadas, que ya fueron calificadas como el programa más caro jamás realizado. Su presupuesto ronda los 1.000 millones de dólares frente a los 150 millones gastados hasta el momento en “La casa del dragón”.

La serie viajará hacia atrás en el tiempo, miles de años atrás, para contar lo que ocurrió mucho antes de que se formara la Comunidad del Anillo, mucho antes de que el hobbit se quedara con uno de los anillos del poder.


La serie narrará las leyendas heroicas de la Segunda Edad de la historia de la Tierra Media y llevará a los espectadores de regreso a una era en la que fueron forjados los grandes poderes, en la que hubo reinos que ascendieron a la gloria y otros cayeron a la ruina, en la que héroes improbables fueron puestos a prueba, la esperanza pendió del hilo más fino, y uno de los villanos más grandes surgidos de la pluma de Tolkien amenazaron con cubrir de oscuridad el mundo.

Comenzando en un tiempo de paz relativa, la serie sigue a un ensamble de personajes tanto familiares como nuevos, mientras enfrentan el temido resurgimiento del mal en la Tierra Media.

Desde las oscuras profundidades de las Montañas Nubladas, hasta los majestuosos bosques de la capital élfica de Lindon, el impresionante reino insular de Númenor y los confines más lejanos del mapa, estos reinos y personajes forjarán legados que vivirán mucho después de que se hayan ido. Lo que ya se vio en los trailers promete mucho.


Más es más



Aunque se ha planteado como un enfrentamiento y muchos piensen que quizá sea un exceso de dragones y espadas, lo cierto es que los creadores y ejecutivos de ambos bandos (HBO y Amazon) han sido cuidadosos, y restaron importancia a la rivalidad.

Los fans de la fantasía, incluido George R.R. Martin -autor de los libros en los que se basan tanto “Game of Thrones” como “La casa del dragón”- han expresado su esperanza de que ambas puedan ser un éxito. “Quiero que ambas series encuentren un público que las aprecie y les ofrezca una gran televisión. Gran fantasía”, escribió Martin en una reciente entrada de blog. “Cuantos más éxitos de fantasía tengamos, más fantasía genial tendremos”.

Más allá de si quiso ser elegante y cortés, lo que dijo es una excelente manera de ver el asunto. Más historias de fantasía y bien hechas, nunca puede ser malo. Que la televisión, o el streaming en este caso, apueste por proyectos buenos, de autor, con historias que no buscan sólo atrapar al televidente con envases vacíos, y que respetan su capacidad de maravillarse, se agradece siempre. Siempre.


Apuestas pasadas y futuras por las precuelas de ciencia ficción



El diario británico Daily Mail informó esta semana que J. K. Rowling, autora de la saga de “Harry Potter”, llegó a un acuerdo con Warner Bros Discovery para producir una serie precuela sobre este mundo mágico que rompió todos los récords.

Si bien no hubo palabra oficial de la autora, y desde la plataforma que hoy posee HBO Max esquivaron la responsabilidad, es un secreto a voces que desde hace meses se venía planeando sacar nuevo contenido de este universo en forma de serie.

Esto responde a varios factores: el aún perdurable éxito del mundo Harry Potter, en primer lugar. Incluso estaba planificado lanzar un videojuego (“Hogwarts Legacy”) para este año, que generó una gran expectativa y se terminó postergando para 2023. En segundo lugar, el éxito que están teniendo las precuelas o spin off de otras grandes producciones de ciencia ficción. Y, en tercer lugar (y quizás más importante), a modo de revancha de los irregulares números de la saga “Animales Fantásticos”, que también pertenece a J. K. Rowling y tiene vinculación con Potter, pero que en sus tres entregas no logró conmover al público de la manera que se esperaba.


Esta apuesta por una potencial serie también sirve como estrategia para Warner Bros Discovery, que se prepara para sacar su plataforma combinada con HBO Max en el curso de este año y el próximo, por lo que sería un as bajo la manga presentarse con este esperado contenido.

Esta apuesta por las precuelas sigue la línea, por ejemplo, de la franquicia Star Wars, que en los últimos años comenzó a explotar el formato serie y publicó auténticas joyas como “The Mandalorian” y, más recientemente, “Obi-Wan Kenobi”, donde Ewan Mc Gregor volvió a interpretar su característico personaje. A diferencia de lo ocurrido con “Animales Fantásticos”, estas producciones recibieron los elogios de la crítica y tuvieron un gran éxito, demostrando que el mundo Star Wars no solo continúa vigente, sino que es una mina de oro.

Habrá que ver si el universo Harry Potter, que ya supo recaudar más de 8.000 millones de dólares, lo sigue siendo.


Primeras impresiones sobre la serie “El señor de los anillos”



Desde varios medios que han tenido acceso a los primeros episodios, ya se conocen las primeras impresiones sobre la serie que podrá verse desde el 2 de septiembre por la plataforma Amazon Prime.

“Los dos primeros episodios de son un espectáculo para la vista. La escala, el alcance, la ambición y la grandiosidad no tienen rival en la televisión. También tiene la laboriosa tarea de introducir tanta construcción del mundo necesaria que tarda un poco en tomar vuelo”, aseguran desde The Wrap.

“Se siente hecha especialmente para los fans de Tolkien y es tan épica como debe ser El Señor de los Anillos”, apuntan desde Discussing Film.“ ‘Los anillos de poder’ es una experiencia cinematográfica que en un mundo perfecto, la veríamos en pantalla grande. Es puro Tolkien “, escribió Folha.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La fantasía vuelve a la pantalla con dragones, y espadas para contar el comienzo de todo