En Jacobacci combinan tecnologías de distintos siglos para comunicarse con la zona rural

El ingenioso sistema ideado por un grupo de productores rurales  entrelaza la comunicación con los parajes mediante equipos de radio VHF y el uso de la plataforma whatsaap.





El frío se hace sentir en el  Valle Medio (Gentileza Javier La Guara)

El frío se hace sentir en el Valle Medio (Gentileza Javier La Guara)


El ingenioso sistema ideado por un grupo de productores rurales de la zona de Jacobacci combina la comunicación con los parajes mediante equipos de radio VHF y el uso de la plataforma whatsaap para distribuir los mensajes en el pueblo. Eso les permitió, en este crudo invierno y en el contexto de aislamiento por el covid-19, mantenerse comunicados y satisfacer sus necesidades.


El sistema funciona más o menos así: los pequeños crianceros que están en el campo emiten el mensaje por VHF que se recibe en la Central de Comunicaciones que las comunidades mapuches tienen en el predio de la Cooperativa Ganadera Indígena de Jacobacci.

Allí se graba el mensaje y es distribuido por la mensajería whatsaap entre las familias del pueblo. Con este formato, un productor que está en alguno de los parajes puede comunicarse con su entorno y con sus vínculos más directos. El mensaje se emite por VHF pero llega por mensajería instantánea y al revés. La gente (incluso de ciudades como Neuquén) contesta por audio de whatsaap y en la central se reproduce por radio a los campos.


El sistema de comunicación, por ejemplo, fue utilizado por la Casa de Justicia de Jacobacci que tiene muchísima presencia entre las comunidades mapuches.

El área de Comunicación del Poder Judicial informó que Agripina Nahuelcheo, la coordinadora de la institución, recibió en la Central de Comunicaciones el pedido de un productor rural de nombre Fidel. Allí el campesino manifestó la necesidad de entrar al pueblo para abastecerse de alimentos, leña y forraje para los animales. Se destacó en esa información oficial la compatibilización entre “un antiguo sistema de comunicación con plataformas propias del siglo XXI y con aparatos del siglo pasado”.


Desde el Comité de Emergencias, con el aval del Ministerio de Salud, inicialmente se había autorizado el ingreso al pueblo pero solo para “ir y volver en el día” a los campos de la zona.

Los trabajadores rurales indicaron en el mensaje que un solo día no les alcanzaba para abastecerse. Primero porque debido a las heladas y a la intensa nieve acumulada en los caminos no podían “salir ni muy temprano, ni volver muy tarde”. Y segundo porque unas pocas horas no eran suficientes para abastecerse de todo lo que necesitan en el campo.


Desde la Casa de Justicia se envió una nota con el pedido formal al Comité de Emergencia y allí se referenció cómo había sido el canal de comunicación con los productores. Es más, el Poder Judicial difundió un video con el contenido del mensaje de Fidel. Se destacó también que en los parajes no se registraron casos de covid-19.


Finalmente, el Ministerio de Salud autorizó el ingreso de los campesinos a Jacobacci, ciudad que permaneció varios días con un cordón sanitario por la escalada de contagios registrados en las últimas semanas. Se informó que pudieron quedarse “dos o tres días” para asistir a los turnos otorgados por organismos estatales, para comprar mercadería, leña, forraje y para llevar sus vehículos al taller.


“El Tropezón, Chaiful, Quetrequile, Colitoro, Colan Conhue, Lipetrén Grande y Chico, Cerro Mesa y Quili Bandera son algunas de las zonas rurales habitadas por hombres y mujeres de campo que esperan alguna información para saber si van a poder salir de la situación de aislamiento”, se informó desde el área de Comunicación del Poder Judicial.


En la provincia hay cinco Casas de Justicia ubicadas en Sierra Grande, Río Colorado, El Bolsón, Ingeniero Jacobacci y Catriel. Allí se gestionan todas las inquietudes de los ciudadanos y son una vía para resolver los conflictos.


Comentarios


En Jacobacci combinan tecnologías de distintos siglos para comunicarse con la zona rural