Impuestazo en Río Negro: ¿a quiénes alcanza?

Casi tres de cada diez parcelas tienen costos fiscales modificados por mejoras incluidas o por recategorizaciones, que generaron altos incrementos.

Para la determinación del impuesto Inmobiliario del 2021, la Agencia de Recaudación rionegrina actualizó valores fiscales de unas 62 mil parcelas, que significa un 28 % del total.

El basamento técnico de las modificaciones se corresponden a mejoras detectadas por la Provincia, vía fotografías aéreas; a la actualización de los valores por cruzamiento de registros y, también, a la recategorización de inmuebles, pasando -esencialmente- de rurales o subrurales  a urbanas.

Uno o más de esos componentes fueron determinantes en los incrementos excepcionales liquidados, que incluso superan un 100% del tributo del año pasado. El aumento promedio restante promedia del 45% al 50%.

La histórica desactualización de los valores fiscales se acentuó en los últimos años, por lo cual, un 35% de las parcelas integran el grupo menor, con montos de esas propiedades de hasta 750 mil pesos, es decir, menos de unos 5.000 dólares.

El 4 de diciembre, la Legislatura aprobó el paquete fiscal del 2021 pero, como siempre, su efectiva existencia se advirtió con la confección y la recepción de las boletas por parte de los contribuyentes. Sorpresa en los valores de Patentes y de Inmobiliario, a pesar de que el diseño gubernamental no tenía modificaciones de sus alícuotas.

El origen de los aumentos está en las valuaciones, a partir que esas cargan se trasladan directamente en los tributos por la aplicación de un porcentaje fijo en Automotor (3,5%) o una tabla en el Inmobiliario (del 5,65 al 13%) sobre el valor de la unidad (base imponible).

Las reacciones públicas determinaron que el gobierno provincial respondiera rápidamente con un tope del 36% en Patentes mientras ratificó la liquidación de carga impositiva sobre los inmuebles. Hay defensa de las modificaciones de este tributo porque, ciertamente, existe un trabajo técnico para esa conclusión.

Tres cada diez parcelas presentan subas medias del 80% al 90%, originadas en un fuerte aumento de su valuación. En Automotores, esa base surge de una base nacional de precios de los vehículos (ACARA), pero la provincia define la cotización de los inmuebles, cuya marcada desactualización con los valores de mercados es innegable.

Esta situación explica -en gran medida- que este tributo tenga paradójicamente un monto inferior a las Patentes.

En concreto, la cartera impositiva admite que 62 mil parcelas -un 28% del total- tuvo modificación estructural en su costo fiscal, a partir de tres componentes.

Primero, la Agencia modificó los metros construidos en unas 12 mil parcelas -casi un 5% del total- al detectar que esos inmuebles presentaban mejoras no declaradas y, obviamente, no liquidadas. La carga adicional fue producto de un trabajo provincial, a partir de adquirir fotografías aéreas que sirvió para visibilidad esa irregularidad en el registro de los contribuyentes.

Segundo, miles de parcelas -como barrios privados- fueron recategorizadas, pasándolas de rurales o de sub urbanas -directamente- a urbanas. Esta reformulación del predio implica un cambio en el costo del lote y del inmueble y, además, una alícuota totalmente distinta.

Tercera, una actualización de montos ya que la provincia concretó un cruzamiento de información de sus registros fiscales con valores de mercado, utilizando incluso escrituras  o inmuebles de referencias en la misma zona.

Cualquiera esta modificación o su conjunción originaron esas subas extraordinarias, que derivaron en los reclamos que se potenciaron con sus similares de Automotor, ahora neutralizados por el tope anunciado por el gobierno.

En la provincia se admite que -en general-  los valores fiscales están en un 10% al 20% del precio de mercado. Este desfasaje es histórico aunque nunca tan marcado.

Esa brecha no existe en los vehículos entonces, curiosamente, se abona más por Patente que por una vivienda.

Otra muestra de esa distorsión: la participación de Automotores en la recaudación tributaria duplica al aporte del Inmobiliario. Del total, el pago de Patentes significó el 12% (unos 2.300 millones en el 2020) y el tributo a los inmuebles llegó ajustadamente al 6% (algo más de 1.100 millones).

 Según el costo fiscal, el 35% de los inmuebles no llegan a 5.000 dólares

Siete de cada diez inmuebles -un 73%- se incluye en las cuatro categorías más bajas del impuesto Inmobilario, con tributos entre los 458 pesos a 1.226 pesos.

El promedio del tributo en esas franjas menores equivale a unos 800 pesos bimestrales. La Agencia de Recaudación alude a montos inferiores, pues especula con las bonificaciones por su pago al día o por su cancelación anual.

Estas cargas tributarias de parte del Estado se explican en franjas de valuaciones irreales, que van desde los 715.000 pesos (la menor) hasta el 1,6 millón en la cuarta, siempre revisando las categorías inferiores y con más cantidad de parcelas incluidas.

En concreto, la valuación fiscal del 35% de los inmuebles en Río Negro no llega a los 5.000 dólares.

Ampliando los rangos fiscales, hasta la cuarta, se incluiría al 73% de las parcelas con costos fiscales de hasta los 10.000 dólares.

Carreras ratificó el aumento y análisis de “casos puntuales”

La gobernadora Arabela Carreras adelantó encuentros del gobierno con entidades, pero “será con los equipos técnicos” porque los análisis en Inmobiliario serán “puntuales”.

“Pueden existir errores, pero se verá caso por caso. Si corresponde se modificará y si no  lo pueden pagar, veremos cómo lo podemos acompañar”, explicó la mandataria. Así, ratificó el esquema del Inmobiliario y lo diferenció con Automotor, pues “se hizo una corrección” porque “nos excedía” ya que “la forma de calcular es nacional”.

“El impacto” y la “distorsión” en Inmobiliario está dado por “las mejoras no declaradas”, y los cambios de categorías, como inmuebles que tributaban como “chacras productivas” y “son country. Eso no puedo ocurrir”, aludió.

En unas 12 mil parcelas se incorporaron mejores que no habían declarados sus propietarios, a partir de fotografías aéreas del 2019 y 2020. Este material adquirido sirvió para estimar y cargar nuevos metros cubiertos en la valuación. La Agencia de Recaudación se admite posibles errores y se propone cualquier reclamo por la Web.

“Una media sombra puede confundir y, por eso, en el reclamo se solicita los planos”, explican en la cartera impositiva, que conduce Leandro Sferco.

Además de las mejoras, la Agenda modificó categorías y valores fiscales de unas 50 mil parcelas, con cruzamiento de registros. Es decir, inmuebles que figuraban como subrurales pasaron a suburbanos o, directamente, urbanos.

Las reacciones en las redes sociales

Fuerte protagonismo tuvo el reclamo en las redes sociales, que se inició en Roca.

Alejandro Pellegrini, retirado roquense del Servicio Penitenciario Federal, armó un grupo de Facebook, que ya sumó más de 11 mil miembros mientras que otra contribuyente, Telma, también vecina de Roca, escribió la petición en la plataforma change.org, que sumó más de 27 mil firmas.

Ella contó que el domingo comencé para mostrarles a mis amigos, pero empezó a replicar en toda la provincia. Hay también puntos para firmar en papel el petitorio”, contó.

Pelligrini contó que “la gente quiere pagar, pero no puede” y adelantó que el lunes -por hoy- recibo “todas las planillas de la provincia” y lo logrado en change.org para entregar el miércoles 27 a las 11.30 el petitorio en la delegación roquense de la Defensoría del Pueblo y las 12.30 se realizará un bocinazo con banderas respetando los protocolos”, anticipó.

El contribuyente opinió que el tope de 36% en Automotores es un parche, entendemos que al ser una bonificación después van a querer cobrar el impuesto con el aumento completo”.

Entre sus quejas, la roquense Telma remarcó que “Argentina es uno de los países con mayor carga tributaria y esto es inviable en medio de una pandemia”.

Las boletas y las quejas de los vecinos

El Alto Valle fue centro de las reacciones críticas. Algunos ejemplos aportados. Un departamento en un edificio céntrico roquense pasó de 1.000 a 3.000 pesos bimestrales.

Su propietaria se queja con las autoridades porque “no tienen sensibilidad de que estamos en una pandemia y que la mayoría de la gente el año pasado no ha podido trabajar y mucho menos pagar sus impuestos. A la gente no le sobra la plata”.

Olivia, una vecina con un inmueble en la calle Tucumán de Roca, comentó a Río Negro que “el año pasado pagaba por bimestre $21.549 y este año le llegó $29.313”.

En Cipolletti también otra contribuyente recibió una boleta con un alza del 109 %. En 2020, el tributo Inmobiliario que le llegaba era de $10.800 y ahora le llegó una boleta con $22.620.

En la última semana, el gobierno estableció un tope del 36% en el incremento en las Patentes, después de las quejas vecinales por su evolución tributaria.

Nicolás vive en Cervantes. Abonaba $ 3.700 por su Fiat Argo y el impuesto anual le llegó por $ 6.100. El aumento en este ejemplo es de un 65%.

“Tengo un comercio y todavía no termino de pagar las deudas que me dejó la pandemia, ahora tengo que trabajar para pagar impuestos, es una locura”, dijo.

Diego vive en Cipolletti y tiene una camioneta Fíat Palio Adventure modelo 2005. Abonaba $872 y la nueva boleta mensual es de $1968. Un 126% más.

Mabel, una roquense, pagó en el 2020 por su Fiat 500 modelo 2013 algo más de $8.064 y su carga actual llega a los $19.656. “El aumento fue del 145%”, resaltó. Una bariloche acusó una suba del 173% por su Gol, pasando de $ 2.835$ a un tributo del $7.745.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Impuestazo en Río Negro: ¿a quiénes alcanza?