En Río Negro, los salarios de Salud entre la inflación y el contexto nacional

El 67% del personal de Salud tiene y cobra carga laboral, que mejora sus ingresos. Su depreciación inflacionaria aunque la Provincia subió en la escala del país.

La masa salarial del 2020 en Salud se distanció del incremento general del Ejecutivo, que estuvo en el 35%. Foto : Marcelo Ochoa

La masa salarial del 2020 en Salud se distanció del incremento general del Ejecutivo, que estuvo en el 35%. Foto : Marcelo Ochoa

El aumento medio en el personal de Salud de Río Negro en el 2020 estuvo entre el 30 y 32 %, según registros de los desembolsos estatales. Se prevé un 13% de incremento para el primer semestre, que ya quedó relegado por la inflación.

El parámetro inflacionario es demoledor en su cotejo con los salarios. Así, el gobierno insiste en su vinculación con el contexto nacional donde Río Negro se reposicionó frente a las provincias que el año pasado fueron más restrictivas con sus incrementos.

Para el 2021, el acuerdo fijado inicialmente para el Ejecutivo indica un 29% aunque quedó ya relegado por la inflación. La pauta para el semestre del 13% ya fue igualada en el primer trimestre por la evolución de los precios, según el último dato del Indec para el período de enero-marzo.

Argumento para el reclamo de los hospitalarios, que se agrupan en el flamante Asspur, además de la representación de los gremios tradicionales, como UPCN y ATE. Este último fue el único que firmó el acuerdo con el gobierno de Arabela Carreras, enfocado que en julio se repasará el impacto de la inflación y habrá revisión de las alzas acordadas. UPCN no aceptó mientras los autoconvocados se quejaron del aumento públicamente, pues no participan de la paritaria al carecer de personería gremial.

Disputa despareja

13%
es la inflación nacional del trimestre enero-marzo. El dato provincial llega al 16% con la evolución de precios.
8%
Suba salarial aplicada en el primer trimestre, según el acuerdo del semestre. Llegará al 13% con un 5% en mayo.

El incremento del 2020 ya había quedado igualmente por debajo de la inflación, que estuvo en el 36%. Algunos escalafones -puntualmente, los menores- lograron zafar de la depreciación de sus haberes porque sus subas superaron el 40%.

Aún así, los aumentos rionegrinos del año pasado en Salud fueron suficiente para reposicionar a Río Negro en la escala nacional frente a alzas más reducidas de otras provincias.

Los sueldos rionegrinos del sistema sanitario promediaron -en diciembre pasado- los 80.022 pesos, considerando los cuatro casos testigos evaluados por el Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, con aportes de los distintos distritos.

Esa evaluación pondera el gobierno de Arabela Carreras y, además, introduce el contexto nacional para potenciar la mejora en su sector sanitario.

La masa salarial del 2020 en Salud se distanció del incremento general del Ejecutivo, que estuvo en el 35%. Aquella partida subió el 39,5%.

Ese crecimiento estuvo un fuerte empuje por la suba de la planta de personal, con casi 800 ingresos al sistema sanitario. Esa incorporación determinó que los desembolsos por remuneraciones llegarán a los 9.925 millones.

La representación hospitalaria siempre aclara que sus ingresos actuales responden al esfuerzo personal por las guardias y horas extras.

Casi siete de cada diez agentes -67%- del sistema de Salud cobra por una carga laboral adicional. Supera el 70% en los médicos, enfermeros y técnicos de la ley 1904 y llega al 64% en los agentes encuadrados en la ley 1844, como choferes, servicio de apoyo, administrativos, entre otros.


El ingreso total del 53% del personal de Salud no llega a 100 mil pesos


El plantel del sistema sanitario se divide en mitades -en líneas generales- entre médicos, enfermeros y otros profesionales (ley 1904), y agentes de servicios generales, choferes, informáticos y administrativos (ley 1844).

Cada uno presenta su diseño laboral y remunerativo. Su sobrecarga se diferencia entre guardia y horas extras.

Un reparto similar se advierte en lo salarial si se observa un corte en los 100 mil pesos netos. Un 53% de los 7.507 estatales del sistema no llega a ese monto.

Esa conformación se modifica entre los distintos escalafones.

Cuatro de cada diez profesionales de Salud perciben menos de 100 mil pesos netos mientras un 50% del sistema están en la franja superior, pero con haberes por debajo de los 200 mil pesos. El restante 10% concentra haberes mayores, incluso superando los 300 mil pesos.

Un informe de la Función Pública de febrero consigna que algo más del 2% del personal profesional (ley 1904) percibe menos de 50 mil pesos y el 38% cobró entre esa suma y 99 mil pesos. Allí, esa relación que cuatro de cada diez tienen haberes inferiores a los 100 mil pesos.

En cambio, cinco de cada diez perciben entre 100 y 200 mil pesos. El rango remunerativo de 100 mil a 149 mil pesos concentra el 33% del plantel profesional mientras un poco más del 17% está en la franja de 150 mil a 199 mil.

El resto, que es casi el 10% del total, tiene -mayormente- sueldos de 200 mil a 300 mil aunque un 1% supera este último monto. Se incluye ingresos por guardias.

La otra mitad de Salud se corresponde al personal de la ley 1844 (agentes de servicios, choferes, informativos y administrativos). En este grupo, casi siete de cada diez haberes cobran menos de los 100 mil pesos.

Un 15% tiene sueldos inferiores a los 50 mil pesos y 53% percibe sumas entre ese monto y los 99 mil pesos. Un 28% está en la franja de 100 mil a 149 mil pesos. El resto -que no llega al 5%- tiene sueldos de más de 150 mil pesos, concentrado en quienes no superan los 200 mil pesos (4,3%) y los que pasan ( 0,5%).


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


En Río Negro, los salarios de Salud entre la inflación y el contexto nacional