Encerraron a empleados para que no los vean los inspectores de Trabajo

Tuvo que intervenir la policía. Ocurrió esta semana en Villa la Angostura. Desde el gremio denuncian que en la región predomina el trabajo en negro por la falta de controles.




Trabajadores que encerrados en un cuarto u obligados a escapar por una puerta trasera fueron algunas de las situaciones que se vivieron en Villa la Angostura durante un control de la subsecretaría de Trabajo.

Según la Unión de Trabajadores de la Hotelería y la Gastronomía (UTHGRA) esta clase de hechos ocurren porque las delegaciones locales del organismo no cuentan con personal favoreciendo a que la mayor parte de quienes se desempeñan en estos rubros en las localidades de la cordillera neuquina no estén registrados.

La delegada del gremio en la Angostura, Paola Bordón, contó que una de las peores situaciones se detectó en un restaurante céntrico, donde solamente dos de los 21 empleados estaban registrados. Durante la inspección de la mañana, varios trabajadores fueron obligados a escapar por una puerta trasera, pero cuando regresaron a la tarde, quienes se desempeñan en la cocina fueron encerrados en un cuarto y tuvo que intervenir la policía para que les permitieran salir.

Este hecho ocurrido en la Villa fue una muestra de lo que ocurre también en San Martín y Junín de los Andes, según definió el responsable regional de UTHGRA, Ovidio Zúñiga. El dirigente responsabilizó de la situación al gobierno provincial, afirmando que desde hace más de un año las delegaciones locales de la Subsecretaría de Trabajo cuentan con un responsable.

Te puede interesar | Ingenieros salen a la caza de los extranjeros en Vaca Muerta

Según Zúñiga, Junín es la única sede que funciona y que han tenido que viajar a las otras ciudades para intervenir en mediaciones y controles. Sin embargo, la buena voluntad no alcanza para regularizar la situación, resaltó, que empeora durante la temporada de verano, cuando los comercios suman personal.

“En la cordillera neuquina predomina el trabajo en negro y precarizado”, afirmó el dirigente y explicó que hace ocho meses le plantearon su reclamo al ministro de Trabajo, Mariano Gaido, además de hacer pedidos formales, pero no hay solución.

Entre los mayores problemas registrados se detectó personal no registrado o registrado parcialmente, con jornadas laborales extendidas, sin días de descanso ni ropa de trabajo y que no cobran los montos correspondientes. Se recordó a los trabajadores que pueden informar de estas situaciones en forma anónima para que el gremio pueda intervenir.


Comentarios


Encerraron a empleados para que no los vean los inspectores de Trabajo