Chubut busca generar energía a través de la biomasa

La provincia propone un proyecto para generar combustible biomásico con residuos forestales. Aseguraron que esta iniciativa les permitirá ahorrar 3.000 millones de dólares anuales.

Redacción

Por Redacción




La provincia de Chubut presentó un proyecto para reutilizar residuos forestales para reemplazar el gasoil y el GLP. Según expresaron desde el gobierno, le permitirá ahorrar 3.000 millones de dólares anuales y avanzar hacia el abastecimiento con fuentes renovables. A su vez, favorecerá la reducción de los incendios y el impacto ambiental.

El proyecto se enfoca en la sustitución del gasoil y el gas licuado de petróleo (GLP) a través del aprovechamiento de la biomasa forestal de especies exóticas. La planta se ubicará en El Maitén, siendo una de las pioneras en el continente. Su pleno funcionamiento posibilitará la generación de biocombustible para tres usinas que operan por fuera del Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

De esta forma, abastecerán de electricidad a Gualjaina, Paso de Indios, partes de Corcovado y Los Altares. El recurso forestal se origina en la fracción biodegradable de los productos, subproductos y residuos que proceden de la gestión de los bosques, actividad conocida como silvicultura.

“En la provincia de Chubut estamos llevando adelante un proceso de transición energética que nos posiciona como pioneros en esta materia. La semana pasada celebramos el 1º Foro de Transición Energética Sostenible, porque Chubut tiene todas las condiciones para encabezar ese cambio de matriz«, expresó el gobernador de la provincia del Chubut, Mariano Arcioni.

«De hecho, somos la primera provincia en tener una planta de hidrógeno, encabezamos el ranking de provincias con potencialidad de energía eólica, inauguramos recientemente un parque de energía solar y además, iniciamos este proyecto de biomasa que es único en Latinoamérica”, aseguró.

Para su desarrollo obtuvieron el acompañamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), el organismo que brinda a las provincias herramientas técnicas y financieras para fortalecer su actividad. Después de cuatro años de trabajo en la materia, la provincia obtuvo un respaldo económico de unos 38 millones de pesos en la etapa previa a la ejecución de obras.

Desde el gobierno aseguraron que los avances se financiarán con ahorros de la sustitución con energías limpias de los 3.5 millones de combustibles fósiles que se utilizan en estas usinas. Indicaron que contratarán mano de obra y recursos locales. «Los pueblos que se conviertan pasarán a ser urbanizaciones abastecidas con energía renovable, un hito sin precedentes en Latinoamérica», señalaron.

Para ello, crearán más de 100 puestos de trabajo «que serán abordados con perspectiva de género», marcaron. Estimaron que la puesta en funcionamiento generará más de 1.1 millones de dólares al año en ingresos.

Al enfocarse en especies exóticas, buscan su eliminación: calculan que se utilizarán unas 25.000 toneladas de residuos. Así, pretenden establecer un plan de reordenamiento a nivel paisaje que contribuirá a disminuir los riesgos de los incendios y del impacto ambiental. Junto con la modernización y formalización del sector forestal fueron los fundamentos principales del proyecto.


La problemática de los incendios forestales


Los incendios se presentan en distintas temporadas afectando a la zona de la Comarca de Chubut y Río Negro. En promedio, hubo unos 60 focos anuales y casi 7.000 hectáreas afectadas en las últimas diez temporadas. En algunos años, el número de focos ha superado los 100.

“Los antecedentes de grandes incendios que sufrimos en Chubut, especialmente en marzo de 2021, fueron determinantes para la definición de la implantación del proyecto de biomasa en la zona de la Comarca. Nos da la posibilidad de reducir drásticamente la acumulación de combustible y es una herramienta ordenadora del paisaje en la zona de interfase urbano forestal”, explicó Arcioni.

Los incendios de principios del año pasado, que dejaron tres víctimas fatales, fueron los más destructivos registrados en el continente por la infraestructura afectada: se consumieron unas 500 viviendas y se quemaron 15.000 hectáreas de forestaciones, matorral y bosque nativo. Los daños ocasionados pisaron los 10.000 millones de pesos, sin contar el ambiental.

“Este proyecto es importante para la provincia y para el país en muchos aspectos. Acorde a las necesidades del mundo, estamos iniciando un camino hacia la transición y diversificación de la matriz energética. En ese sentido, Chubut se adelanta y sienta las bases para el futuro sustentable de la provincia y de la Argentina», indicó el mandatario.

«Esto nos abrirá un mundo de nuevas oportunidades, relacionadas con nuevos avances tecnológicos, con la generación de más puestos de trabajo y de mayor calidad y con el desarrollo de nuevas industrias”, concluyó Arcioni. El proyecto se presentó en el marco de la Cumbre Federal de Bioeconomía que tiene lugar en Rosario.


Comentarios


Logo Rio Negro
Chubut busca generar energía a través de la biomasa