El petróleo de Vaca Muerta duplicó sus destinos de exportación

El 2022 cerró con un récord en el nivel de envíos de crudo al exterior, pero también con más del doble de países compradores. El petróleo liviano argentino se consolida como una opción. Uno por uno, quiénes y cuánto compraron.

Un buen balance de las exportaciones de un producto, como es el caso del petróleo liviano de Argentina que impulsa Vaca Muerta, requiere de varios factores como son un buen volumen de ventas, un precio rentable, pero también un buen abanico de compradores para no caer en una suerte de dependencia. Todo eso sucedió durante el año pasado.

El balance provisorio de las exportaciones del 2022 -ya que los registros oficiales no solo no están completos sino que registran atrasos en los datos cargados- es llevado adelante por la provincia de Neuquén, después de todo el 12% del valor de las exportaciones debe ser liquidado a la provincia como regalías.

Este cálculo marca que el año que acaba de cerrar fue todo un récord, con la exportación de cerca de 20 millones de barriles de petróleo, el doble que lo registrado en el 2021.

Para poner en dimensión la importancia de estas exportaciones desde Vaca Muerta que superaron los 2.200 millones de dólares, basta con decir que equivalen a un nivel de envíos de casi 55.000 barriles por día, un volumen que es superior a las extracciones de Mendoza, la tercera provincia productora de petróleo del país.

Y claro está en esta duplicación del volumen exportado hubo también otros dos puntos clave que crecieron: la cantidad de buques cargados y los destinos a los que el crudo liviano de Argentina llegó.


Los destinos para el shale de Vaca Muerta


En 2021 los 10 millones de barriles exportados -que incluyen además el crudo de las cuencas del sur- fueron trasladados en 20 buques cargueros y llegaron a 3 destinos. Estados Unidos fue el gran comprador, pues demandó 965.032 toneladas, sobre el total de 1.081.660 exportadas.

En segundo lugar en el podio de compradores se ubicó Países Bajos con 68.252 toneladas y en tercer puesto Brasil con 48.373 toneladas. En este año hubo además un envío menor, de prueba, con destino a Chile.

Pero en el 2022 el crudo de Vaca Muerta y de las cuencas del sur del país llegó a un total de 8 destinos.
Según marca la información oficial brindada a Energía On por el Consorcio de Gestión del Puerto Coronel Rosales, hasta noviembre las exportaciones de petróleo de todo el país sumaron un total de 3.104.773 toneladas, lo cual representa cerca de 28 millones de barriles.

En la lista de países compradores de ese volumen del 2022, se anotaron ahora Estados Unidos, Países Bajos y Brasil, al igual que el año anterior, pero también hubo buques que partieron hacia nuevos destinos como es el caso de Italia, Reino Unido, Perú, Chile y Uruguay.

En números

52
buques cargueros operaron hasta noviembre en las exportaciones.

Nuevamente Estados Unidos lideró las compras, como buenos conocedores del shale oil, con un total de 2.120.010 toneladas de crudo demandadas hasta noviembre. En términos porcentuales, la meca del petróleo no convencional del mundo compró hasta noviembre el 68,28% del crudo exportado por Argentina.

Brasil redobló también la apuesta con un nivel de compras de 490.907 toneladas de petróleo, un poco más del 15,8%.

Italia, que no tuvo despachos en 2021, sí demandó en 2022 128.917 toneladas de petróleo, el 4,15% del volumen total.

Le siguieron Chile con un nivel de compras de 120.565 toneladas (3,88%); Países Bajos con 63.761 (2,1%); Uruguay con 62.380 (2%); Perú con 61.146 toneladas; y Reino Unido con 57.083 toneladas de petróleo, el 1,8%.


Muchos más buques


El mayor volumen de petróleo exportado marcó que la actividad en Puerto Coronel Rosales tuviera un fuerte incremento durante el año pasado, pues el paso de buques cargueros se incrementó nada menos que un 160%.

Los registros del complejo portuario indican que mientras en 2021 el crudo argentino demandó de 20 buques para su traslado, durante el año pasado esa cantidad subió hasta los 52 navíos.

El presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Coronel Rosales, Rodrigo Aristimuño, destacó este un fuerte crecimiento, ya que señaló que “se pasó de un promedio de unos 14 ó 15 buques por mes de 2019 a entre 19 y 20 buques por mes en este año”.

De cara al año que acaba de comenzar, el sector de los hidrocarburos se prepara para que los envíos al exterior dejen de estar concentrados en Puerto Rosales, pues se espera que entre febrero y marzo se reanuden las exportaciones terrestres, a través del Oleoducto Trasandino, que permitirán sumar al cálculo de envíos otros 48.000 barriles diarios.

Pero los complejos portuarios no se quedarán atrás ya que mientras desde la concesionaria del punto de exportación Oiltanking Ebytem se acaba de lanzar un plan de ampliación por más por más de 310 millones de dólares, desde YPF también se avanza en el proyecto para crear un nuevo puerto petrolero de aguas profundas en la zona de Punta Colorada, al sur de Río Negro.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora